panorama

¿Por qué no contratas ya electricidad renovable?

18
Greenpeace presentó a finales de mayo “Iberogreen, la empresa energética que no puede existir”. Su campaña empezaba con una pregunta: ¿y si existiera una empresa que suministrase energía 100% renovable a todos los consumidores? Existe. Más de una. Y aunque el sistema que certifica su origen admite mejoras, parece claro que aumentar el consumo de renovables empuja su desarrollo. (Este reportaje se ha publicado en el número de julio de Energías Renovables en papel)
¿Por qué no contratas ya electricidad renovable?

En realidad, Iberogreen era una excusa para denunciar que la grande entre las grandes eléctricas de nuestro país, Iberdrola, “impide el desarrollo de las energías renovables en España y fomenta continuar la actual dependencia de los combustibles fósiles”. Es la conclusión principal del informe Iberdrola: empresa enemiga de las renovables, que Greenpeace presentó el 29 de mayo y en el que se esgrimen tres motivos.

El primero es que “el principal negocio de Iberdrola es el gas, el uranio y el carbón, y no las energías renovables. Desde 2005 a 2012 la eléctrica produjo con renovables únicamente el 14,99% de su electricidad, mientras que el resto, un 85,01%, lo hizo con tecnologías convencionales”. El segundo es que “la eléctrica desprestigia a las energías renovables para defender sus intereses”. Y cae en contradicciones entre la imagen verde de su publicidad y su discurso político, abiertamente hostil hacia las renovables en los últimos años. Y en tercer lugar, Greenpeace cree que “utiliza todo su poder para lograr legislación a favor de sus intereses”.

El 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, Iberdrola respondía diciendo que ha destinado 25.000 millones de euros al desarrollo de las renovables desde hace más de una década. Que dispone de más de 14.000 MW de capacidad renovable en todo el mundo. Y que cuenta con “uno de los mixes energéticos más sostenibles de toda Europa, que hace que su intensidad de emisiones sea un 30% menor a la media del sector”.  

Iberdrola, de hecho, comercializa energía verde. La que producen sus parques eólicos y sus centrales hidroeléctricas. Su oferta de electricidad 100% renovable aparece con la de otras comercializadoras en el comparador (www.comparador.cne.es) de la Comisión Nacional de Energía (CNE). Es más, durante algún tiempo hizo campañas publicitarias masivas con el reclamo de su energía verde. Lo mismo que Endesa. Fue a partir del 1 de enero de 2003, cuando la liberalización del sector eléctrico que preveía la Ley 54/1997 llegó a todos los consumidores, al permitirles elegir la compañía suministradora.

Pero ni Iberdrola ni Endesa fueron las primeras. Una pequeña empresa asturiana, Electra Norte, se adelantó a todos y el 1 de enero de 2003 ya suministraba energía procedente únicamente de fuentes renovables a cualquier cliente de España (ver recuadro).

La primera duda de los consumidores
Por entonces Europa ya había dado pasos con la Directiva 2001/77/CE sobre promoción de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables. Y un nuevo consumidor sensibilizado aparecía en el horizonte de pequeñas y grandes compañías productoras y comercializadoras.

Un consumidor al que le asalta una duda por encima de todas: ¿cómo sé que la electricidad que llega a mi casa es verde? El Observatori de l'Energia a Catalunya (OEC), un grupo de estudio y análisis que promueve un modelo energético basado en renovables, publicó hace justo un año una breve guía titulada ¿Qué es la electricidad verde y cómo utilizarla? En esa guía se explica que, una vez vertidos a la red, todos los kilovatios, renovables o convencionales, son iguales. “Pero sí podemos tener garantías de que se ha generado con energías 100% renovables una cantidad de electricidad equivalente al consumo eléctrico de quien contrata una comercializadora de electricidad verde, ya que las compañías certifican el origen renovable de la energía que comercializan”.

Para determinar qué electricidad es renovable se utiliza el sistema de garantía de origen, recogido en la Directiva 2001/77/CE. En España el sistema se puso en marcha el 1 de diciembre de 2007, tras la Orden Ministerial ITC/1522/2007, y desde entonces es gestionado por la CNE. Cualquier productor puede solicitar gratuitamente a la CNE la emisión de garantías de origen de su electricidad. Y cualquier consumidor puede saber, por tanto, que la electricidad contratada procede de fuentes renovables.

Garantía de origen: un sistema que se puede mejorar
Sobre el papel, el sistema parece impecable pero basta escarbar un poco para darse cuenta de que es manifiestamente mejorable. Ana Marco, bloguera de Energías Renovables, presentó en junio de 2012 un trabajo, dirigido por el profesor Jorge Bielsa para el Master de Sociología de Políticas Públicas de la Universidad de Zaragoza, que intenta analizar si el sistema de garantía de origen de la electricidad renovable en España cumple con los objetivos para los que fue diseñado. La conclusión es tajante: no.

Según Ana Marco, “tal y como está configurado el sistema eléctrico español, solo el aumento de instalaciones para la producción de electricidad renovable puede desplazar la producción con fuentes fósiles, al tener prioridad de acceso a las redes y por tanto a la producción. Pero la normativa española sobre garantía de origen (la citada Orden Ministerial ITC/1522/2007) no obliga a reinvertir los ingresos obtenidos en nuevas instalaciones renovables”.

¿Y el tirón de la demanda? ¿No hay cada vez más consumidores dispuestos a contratar electricidad renovable? ¿No podría esta demanda animar el crecimiento de las renovables? Después de analizar los informes anuales que la CNE elabora sobre el sistema de garantía de origen (GdeO), “es fácil ver que la oferta con fuentes renovables es muy superior a la demanda”, explica Marco. “Entre los años 2007 y 2010, de todas las GdeO transferidas desde las productoras a las comercializadoras tan solo entre un 8 y un 12% se redimen, es decir, son compradas por un cliente final.

El resto caducan en la comercializadora. Lo que significa que se han utilizado únicamente para mejorar el mix de las comercializadoras”. Para Ana Marco, el abultado desequilibrio entre oferta y demanda está provocado por la gran hidráulica (Iberdrola, por ejemplo, tiene más de 9.000 MW). “Las GdeO correspondientes a la electricidad producida en grandes hidroeléctricas suponen aproximadamente un 50% del mercado total de GdeO. La consideración de las grandes centrales hidroeléctricas preexistentes dentro del sistema de GdeO distorsiona su funcionamiento. Esta es una de las razones fundamentales por las que, de los dos grandes objetivos iniciales de la ley, certificación y promoción, el segundo, la promoción de las renovables, se ha caído de la lista tras las transposición de la normativa europea”.

José Luis García, responsable de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, es también crítico con el sistema de garantías de origen. “Garantiza de manera fiable cuánta energía se ha producido con fuentes renovables, pero la trazabilidad se pierde por el camino en cuanto se permite que las garantías cambien de mano sin que les acompañe la propia electricidad que garantizan. Es como si al consumidor de tomates ecológicos le vendieran la etiqueta de agricultura ecológica pegada en un tomate como los demás”. Y cree que “la forma de contratar electricidad 100% renovable sería mediante contratos bilaterales directos por parte del consumidor (o de la comercializadora) con productores de esa energía renovable”.

La electricidad renovable no es más cara
Gesternova y Acciona Green Energy Developments son dos comercializadoras que ofrecen exclusivamente electricidad renovable. Ni uno solo de sus kilovatio se ha producido en centrales nucleares, térmicas de carbón o ciclos combinados de gas. Impulsada por la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), Gesternova inició su actividad en 2008, cuando empezó a vender “kilovatios verdes limpios”. Y desde entonces no ha parado de crecer. Pero podría hacerlo más.

“Llevamos siete veces más energía al mercado de la que suministramos a nuestros clientes, así que ahora mismo podríamos abastecer a 125.000 hogares”, explica Jorge González, director comercial de Gesternova. Y esos potenciales nuevos clientes, ¿tendrán que pagar más por la electricidad renovable? “En absoluto. De hecho, nuestro precio es muy competitivo. Además de verdes somos de los más baratos, como se puede comprobar en los distintos comparadores de precios que existen en la red. En las tarifas de baja tensión, que admiten esa comparación por los perfiles similares de los clientes, Gesternova ocupa muchas veces el primer lugar en la clasificación y casi siempre está entre los tres o cuatro primeros”. Además, no obliga a contratar otros productos, la mayor parte de las veces innecesarios, que finalmente encarecen su suministro. “Estamos convencidos –apunta Jorge González– que si no fuéramos más baratos, la introducción de energía verde en el mercado sería más difícil. Pero hemos buscado difundir la energía renovable y la mejor forma de hacerlo es acabar con el mito de que lo renovable es más caro”.

Con la misma filosofía de trabajar exclusivamente con energía 100% renovable, Acciona Green Energy Developments opera solo en el segmento de grandes clientes, con los que firma contratos de suministro. Es el caso de compañías de infraestructuras y servicios públicos (ADIF, AENA, Canal de Isabel II Gestión, Museo Nacional del Prado), industriales (Roca, Tetrapak) o de distribución (Grupo Corío), por citar algunos ejemplos. Luis Blanco, director comercial de Acciona Green Energy Developments, recuerda que “por ley, todas las comercializadoras tienen que informar a su cliente del origen de la energía suministrada, lo que se explicita con el mix de generación correspondiente, así como del impacto ambiental tanto en emisión de CO2 como en residuos radiactivos. Nuestra energía tiene la máxima calificación en ambos casos, A, correspondiente al mínimo impacto, cifrado en 0 contenido de CO2 y 0 residuos radiactivos”. Toda la electricidad que vende la comercializadora es la que genera el propio grupo en sus minicentrales hidráulicas, plantas termosolares y fotovoltaicas, instalaciones de biomasa y parques eólicos. No hay que olvidar que Acciona es el segundo productor eólico de España.

Gesternova y Acciona Green Energy Developments (para grandes clientes) son dos buenas opciones para pasarse a las renovables. Pero no son las únicas. En diciembre de 2010 la cooperativa Som Energia comenzaba a vender electricidad verde y a demostrar que este modelo, el cooperativo, tiene mucho que decir en el desarrollo de las energías limpias. De hecho, nuevos proyectos van tomando forma (ver recuadro).

Se le atribuye a Voltaire esa frase de “lo perfecto es enemigo de lo bueno”. La comercialización de electricidad renovable requiere de algunos ajustes que mejoren el sistema, la confianza de los consumidores y la promoción de más instalaciones de energía limpia. Pero estamos perdiendo un tiempo precioso si esperamos a tener un sistema perfecto antes de dar los primeros pasos.

Por cierto, cambiar de comercializadora es muy sencillo. Basta con hacer una llamada o enviar un correo electrónico. Las propias empresas se ocupan de todo. Así que no tienes excusa.

Electra Norte, una hormiga entre elefantes
No perdieron ni un minuto. El 1 de enero de 2003, cuando entraba en vigor la liberalización del sector eléctrico para todos los consumidores, Electra Norte, una pequeña empresa asturiana con una historia que arranca en 1923, comienza a vender electricidad 100% renovable a clientes de toda España. La visión de sus gestores permitió que se adelantaran a los grandes, como Iberdrola o Endesa, que ese año empezaron a hacer campañas de publicidad –de las que solo las grandes eléctricas se pueden permitir– anunciando su energía verde.

El día a día de aquellos años, excitantes sin duda para Electra Norte, está recogido en las noticias de nuestra web (con el buscador se encuentran fácilmente). Por ejemplo, su reivindicación del papel de pioneros en la comercialización de energía verde. El entonces director de Marketing, José Quirós, explicaba en octubre de 2003 que “la especialización en renovables diferencia totalmente la oferta de Electra Norte de las restantes compañías. Otros operadores ven en la energía verde una forma de atender a un segmento de la demanda, pero mantienen su negocio básico articulado alrededor de las energías sucias. Electra Norte, en cambio, juega a una única carta: las energías renovables, las únicas que garantizan un desarrollo sostenible y que no dejan una herencia envenenada a las generaciones venideras”.

En septiembre de 2006 la compañía solicitó la baja voluntaria a todos sus clientes domésticos y abandonó la comercialización de energía verde por la “imposibilidad de que las comercializadoras que venden energía en el mercado libre podamos competir con las grandes empresas que venden a unas tarifas reguladas que no reflejan los costes reales del suministro y están por debajo de los costes reales de producción”. Pero a pesar de que la aventura de Electra Norte duró apenas cuatro años, su nombre ha quedado grabado para siempre en la historia de la energía verde en España.

Cooperativas de energía verde
Las cooperativas de renovables comienzan a ser una realidad. Som Energia marcó el camino el 11 de diciembre de 2010, cuando se constituyó en la Casa de la Cultura de Girona con el objetivo de reunir “a miles de personas con el deseo de cambiar el modelo energético actual y trabajar para alcanzar un modelo 100% renovable”. Las cooperativas están formadas por socios. Y para ser socio de Som Energia basta creer en lo que persigue y aportar 100 euros al capital social, lo que te da derecho a participar en la toma de decisiones.

La cooperativa solo vende electricidad renovable e invierte en nuevas instalaciones para abastecer a los nuevos socios, que ya son 8.500. “Para mi el principal valor de Som Energia es que funciona de forma democrática, con participación real”, dice Ana Marco, que es miembro del Consejo Rector de Som Energia. Lo mismo que otro de nuestros blogueros, Pep Puig. “Un buen ejemplo es la plataforma que se ha creado (http://plataforma.somenergia.coop), una herramienta creada y gestionada por socios voluntarios donde hay casi 1.000 personas aportando lo mucho o poco que saben, aprendiendo sobre temas energéticos, o los casi 50 grupos locales autónomos repartidos por todo el territorio que se han formado a petición propia, sin que nadie fuera a buscarlos. Es empoderamiento de la ciudadanía para construir entre todos el modelo en el que creemos”.

En Euskadi, GoiEner lleva el mismo camino. Celebraron la asamblea constituyente en junio de 2012, consiguieron el alta como cooperativa en diciembre y desde el pasado 31 de mayo un grupo de unos 40 socios está consumiendo ya electricidad 100% renovable. “Es una fase de prueba –explica Santiago Ochoa de Eribe, director de Comercialización–. Tenemos que dejar pasar un par de meses para verificar todos los comunicados y pagos que se van realizando así como chequeos prefactura, la propia factura, etc. Ahora mismo tenemos 400 socios repartidos por Euskadi, algo en Navarra y de forma testimonial en alguna otra provincia. Y creemos que para septiembre la mayoría estarán ya consumiendo la electricidad de la cooperativa”. La aportación para hacerse socio es también de 100 euros.

EKOenergy, una etiqueta ecológica de electricidad
Diferentes ONG europeas están promoviendo una etiqueta ecológica de electricidad. De modo que los consumidores que compren energía con certificado EKOenergy obtendrán la garantía de que su electricidad proviene de fuentes renovables. Pero además, que se ha generado respetando el medio ambiente. Sería como la etiqueta A++ de la electricidad verde.

Paloma Azcuénaga, del Secretariado de EKOenergy, explicaba en abril, en una jornada sobre electricidad renovable organizada por Ecoserveis en Barcelona, que “en Europa hay etiquetas verdes para la electricidad en más de diez países. Etiquetas que surgen cuando se liberaliza el mercado y las compañías quieren diferenciar su producto. Pero el mercado de la electricidad tiende a ser un mercado europeo, no nacional. Por eso nuestra propuesta es crear una etiqueta europea de electricidad verde, en lugar de que cada país utilice las suyas”. En Finlandia y en Italia la etiqueta EKOenergy está ya activa. Incluye información al consumidor sobre localización de la generación, tipo de fuente, huella de carbono, biodiversidad. Además, dispone de un mecanismo de adicionalidad para instalar nuevas plantas renovables en países del sur.

EKOenergía es la única etiqueta de electricidad resultado de un proceso de consulta europeo que trabaja en todo el mercado europeo y es reconocida por las partes interesadas en todos los países europeos.

Añadir un comentario
pascual
Por que no se infoma a nivel de EStado de este beneficio para el Pais No le interesa a los po liticos
Manuel
¿Dónde puedo conseguir una lista con el nombre de las suministradoras, que solo utilizan renovables?. ¿Es fácil el cambio de compañía?. GRACIAS!
David
Yo me fui de Endesa a Som Energía por culpa de la corrupción política y empresarial, además de porque no invierten en energías renovables. Lo explico con más detalle en este artículo: http://vidapersonal.com/empresa/me-voy-de-endesa-a-som-energia-por-culpa-de-la-corrupcion-politica-y-empresarial.html
Agosarat
No se si he leído mal pero en ningún punto se dice que aunque contrates electricidad a partir de renovables, la que vas a consumir en tu vivienda lo más probable es que no sea de fuentes renovables. Y de que resulta igual de económico que lo convencional no me lo creo, conozco el sector y para nada cuesta lo mismo de producir.
juanR
Puedo, como particular residente en Madrid, contratar mi suministro eléctrico con alguna distribuidora de ecoenergia ? Slds.
Ubaldo
¿Se puede contratar energía nuclear?
Además de Som Energia y GoiEner,existe otra cooperativa (esta vez andaluza) comercializadora de energía verde: Zencer.
Eduardo
Muy interesante el artículo. Existen otras comercializadoras que ofrecen electricidad 100% renovable como ENARA Energia. Pasémonos ya al consumo de electricidad 100% renovable!! www.enara-energia.es
1 2