panorama

Los ecologistas señalan a Portugal, Polonia y España como las tres naciones europeas que más subvencionan las energías sucias

1
España ha resultado "premiada" en los Fossil Fuel Subsidy Awards por subvencionar el carbón. El Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IDMA) y el Grupo Ornitológico Balear (GOB) presentaron la candidatura de España a este certamen "por su política energética en las Islas Baleares, donde el Gobierno está bloqueando la transición energética a energías más limpias, como la energía solar". Y los convocantes del certamen, la oenegé Red de Acción por el Clima han "premiado" al Ejecutivo Rajoy con la medalla de bronce de los Fossil Fuel Susidy Awards. El oro fue a Portugal; la plata, a Polonia.
Los ecologistas señalan a Portugal, Polonia y España como las tres naciones europeas que más subvencionan las energías sucias

La organización no gubernamental convocante de este certamen, Climate Action Network (CAN) Europe publicó en marzo la lista de los ocho finalistas para que los ciudadanos europeos pudieran votar de forma telemática los tres peores casos de apoyo a los combustibles fósiles en Europa. Y España ha obtenido el tercer "premio". Según el ingeniero ambiental del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente, Massimiliano Patierno, "este premio es una llamada de atención al Gobierno de España para que deje de bloquear una transición inevitable hacia las energías limpias. El cambio climático es un problema que nos afecta a todos y es necesario adoptar soluciones urgentes".

En sintonía con Patierno se ha manifestado la portavoz del Grup Balear d'Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB), Margarita Ramis: "para nosotras, el resultado de las votaciones refleja hasta qué punto estas islas necesitan un cambio de paradigma en la producción de energía. No queremos más una central térmica de carbón ni asumir las negativas consecuencias sobre la salud, el clima y el medio ambiente. La sociedad -explica Ramis- lo pide, las instituciones locales también. El Ministerio debería tomar nota y dejar de apoyar el carbón ya”.

El palmarés
Portugal consiguió el primer premio por otorgar un permiso para llevar a cabo prospecciones en la provincia sureña de Alentejo, una zona protegida por su biodiversidad y popular destino turístico. El segundo premio ha sido para Polonia, por su apoyo financiero, a través de mecanismos de capacidad, a la supervivencia de las centrales de carbón. España se alzó con el tercer premio -informa el GOB-, por bloquear el cierre de la central térmica de Es Murterar y dificultar el impulso de las energías renovables en Mallorca y, así mismo, por su bloqueo al desarrollo de energías renovables como la solar, en una zona especialmente favorable para este tipo de energía.

Por último, la propia Unión Europea (UE) recibió un Premio Especial por parte de CAN Europe por su apoyo a las infraestructuras de gas. Durante el trienio 2014-2016, la UE -informa CAN Europe- invirtió una media de 4.000 millones de euros en combustibles fósiles, la mayoría en gas, como los gasoductos del Trans-Adriático y Trans-Anatolia (TAP) y (Tanap).

“Dos años después del Acuerdo de París -ha dicho sobre el particular el director de CAN, Wendel Trio-, es inaceptable estar invirtiendo miles de millones de dinero público en combustibles fósiles. Causan daños a la salud de la población, al clima, y no tienen sentido económicamente. Estos premios -explica Trio- envían una señal clara a los Gobiernos europeos: ahora es el momento de abandonar las ayudas a los combustibles fósiles. Los recursos liberados serán útiles para promover una transición energética limpia y justa en Europa. De igual forma -concluye el director de CAN Europe-, la UE debe demostrar en las negociaciones de su presupuesto que no hay sitio para los combustibles fósiles, y debe mostrar una mayor ambición en las políticas climáticas".

Añadir un comentario
Miguel
Tiene guasa la cosa. Dice el GOB (Grup Balear d\'Ornitología i Defensa de la Naturaleza) que \"España bloquea el cierre de la central térmica de Es Murterar y dificulta el impulso de las energías renovables en Mallorca y, así mismo, por su bloqueo al desarrollo de energías renovables como la solar, en una zona especialmente favorable para este tipo de energía\". Es bien sabido que uno de los que que bloquean el desarrollo de plantas solares en Baleares es el propio GOB, que se opone sistemáticamente a todos los proyectos, como los que hay actualmente en Llucmajor (20MW) y Manacor (50MW), por no decir que se oponen también a la instalación de parques eólicos en las islas, y encima se permiten la licencia de echar la culpa al gobierno central. Por supuesto, si no se instalan plantas solares o parques eólicos en Mallorca, difícilmente van a poder cerrar la central térmica de carbón, luego el GOB, es un claro colaborador para que la central de carbón se perpetúe en Mallorca.