panorama

La UE quiere seguir a la cabeza de la inversión mundial  contra el cambio climático

0
Werner Hoyer,  presidente del Banco Europeo de Inversiones –la institución financiera de la UE– ha declarado que el BEI mantendrá el objetivo de invertir alrededor de 20.000 millones de dólares al año para luchar contra el cambio climático en los próximos cinco años, enviando así una advertencia a los escépticos sobre el clima.

La UE quiere seguir a la cabeza de la inversión mundial  contra el cambio climático

La inversión para el clima representa alrededor de un cuarto de los préstamos totales del BEI. El año pasado, el banco prestó 83.800 millones de euros, de los que 19.000 millones fueron a proyectos para contrarrestar el cambio climático.

"Nosotros, los europeos, debemos liderar el mundo libre contra los escépticos contra el clima", dijo el presidente del BEI, Werner Hoyer, en la conferencia de prensa ofrecida en Bruselas el martes pasado para informar sobre las actividades del Banco en 2016 y su estrategia en 2017 y de la que informa Yahoo noticias.

"Tenemos como objetivo suministrar 100.000 millones de dólares para la acción climática en los próximos cinco años, la mayor contribución de una única institución multilateral", añadió.

Aunque Hoyer no mencionó a Donald Trump directamente, el nuevo presidente de Estados Unidos ha prometido reforzar los sectores del petróleo, gas y carbón de su país, en parte deshaciendo normativas federales para frenar las emisiones de dióxido de carbono. También ha sugerido que retirará a EEUU del acuerdo global sobre el clima firmado en París en 2015, calificándolo de caro para la industria estadounidense.

El efecto Brexit
La decisión británica de abandonar la UE preocupa al BEI, ya que es uno de los cuatro principales accionistas del banco, con alrededor del 16 por ciento de sus acciones.

Sólo los estados miembros de la UE pueden ser accionistas del BEI. Hoyer dijo que el impacto del Brexit en el banco "es completamente confuso", pero no descartó la posibilidad de cambiar las normas para permitir que Reino unido siga siendo accionista incluso tras el Brexit; una opción que necesitaría la aprobación de Londres y las otras 27 capitales europeas.

Añadir un comentario