panorama

1
La Agencia Internacional de la Energía Renovable (International Renewable Energy Agency, Irena) y el secretariado de la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación firmaron ayer un acuerdo mediante el que se comprometen a colaborar conjuntamente en acciones de apoyo a las energías renovables con un doble fin: (1) apoyar la adaptación al cambio climático y reforzar la resiliencia; y (2) facilitar la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, por otra.
La ONU señala las energías renovables como la clave de la adaptación al cambio climático

El director general de Irena, Francesco La Camera, y el secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (United Nations Convention to Combat Desertification), Ibrahim Thiaw, firmaron ayer un Memorando de Entendimiento mediante el que acuerdan (1) incrementar la potencia del parque global de generación de energías renovables (la instalada tanto en los edificios como sobre el suelo), (2) lograr una mejor comprensión de los nexos existentes entre las energías renovables y la Tierra y (3) emprender actividades de divulgación conjunta. El acuerdo fue suscrito en el marco de la décima cuarta Conferencia de las Partes (Conference of Parties, CoP) de la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CoP 14), que tiene lugar estos días en Nueva Delhi (India).

Francesco La Camera, director general de Irena: “hoy en día, la energía renovable es la herramienta de acción climática más efectiva de la que disponemos. Pero las renovables, además, pueden desempeñar también un importante papel en la lucha contra la desertificación y contra la degradación de la Tierra. Con la firma de este Memorando de Entendimiento, queremos fortalecer la colaboración con Naciones Unidas mediante actividades regionales y nacionales que aceleren el despliegue de las energías renovables como componentes de una estrategia más amplia de expansión del acceso a la energía, fomento del desarrollo sostenible, defensa de la biodiversidad y resiliencia climática".

Ibrahim Thiaw, secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas contra la Desertificación: "la energía renovable es una de las soluciones de restauración de la tierra, una solución que puede ayudarnos conservar los alimentos o desarrollar sistemas de irrigación. Hay muchas áreas de cooperación".

La energía sostenible -explican desde Irena- puede estimular la recuperación de terrenos degradados y mejorar la sostenibilidad económica de los proyectos emprendidos. Entre otras soluciones, las energías renovables pueden electrificar centros de salud rurales, proveer de soluciones al sector agroalimentario (bombeo de agua para riego, por ejemplo) y aliviar la pobreza.

Añadir un comentario
internete
Lo descubrieron ayer mismo!!