panorama

Estrategia europea para la Integración del Sistema Energético

El sistema energético, origen del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE

0
El dato es de la Comisión Europea (CE), que adoptó ayer una estrategia -Integración del Sistema Energético- mediante la que pretente "allanar el camino camino hacia un sector energético más eficiente e interconectado, impulsado por el doble objetivo de un planeta más limpio y una economía más fuerte". El objetivo último de la Unión es lograr la neutralidad climática en el horizonte 2050. La estrategia adoptada presenta una "nueva agenda de inversión en energías limpias, en consonancia con el paquete de recuperación Next Generation EU de la Comisión y el Pacto Verde Europeo.
El sistema energético, origen del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE

La integración del sistema energético -explica la Comisión- significa que el sistema se planifica y gestiona en su conjunto, vinculando los diferentes vectores energéticos, infraestructuras y sectores de consumo. Según la CE, este sistema conectado y flexible será más eficiente y reducirá los costes para la sociedad: "por ejemplo, esto significa un sistema en el que la electricidad que alimenta los automóviles de Europa podría proceder de paneles solares en nuestros tejados, mientras que se mantiene la temperatura en nuestros edificios con el calor de una fábrica cercana, y la fábrica se alimenta de hidrógeno limpio producido a partir de energía eólica marina". Ese es el horizonte. Sin embargo, apuntan desde la Comisión, "el modelo actual, en el que el consumo de energía en el transporte, la industria, el gas y los edificios se está produciendo en compartimentos separados (cada uno de ellos con cadenas de valor, normas, infraestructuras, planificación y operaciones separadas) no puede lograr la neutralidad climática de aquí a 2050 de manera rentable". De ahí la necesidad -concluye la CE- de una estrategia de "integración del sistema energético", que deberá además integrar los costes cambiantes de las soluciones innovadoras: "deben crearse nuevos vínculos entre sectores y aprovecharse los avances tecnológicos".

Kadri Simson, comisaria de Energía: "teniendo en cuenta que el 75 % de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE proceden de la energía, necesitamos un cambio de paradigma para alcanzar nuestros objetivos de 2030 y 2050. El sistema energético de la UE tiene que integrarse mejor, ser más flexible y adaptarse a las soluciones más limpias y con mejor relación entre coste y eficacia"

La estrategia se basa en tres pilares principales
En primer lugar -informa la CE-, un sistema energético más circular, centrado en la eficiencia energética. La estrategia identificará acciones concretas para aplicar en la práctica el principio de "la eficiencia energética primero" y utilizar las fuentes de energía locales de manera más eficaz en nuestros edificios o comunidades. Según la Comisión, existe un importante potencial en la reutilización del calor residual procedente de instalaciones industriales, de centros de datos o de otras fuentes, y de energía producida a partir de biorresiduos o de plantas de tratamiento de aguas residuales. La "ola de renovación" será una parte importante de estas reformas, insiste la CE.

En segundo lugar, "una mayor electrificación directa de los sectores de uso final". Dado que el sector de la electricidad tiene el mayor porcentaje de energías renovables, deberíamos utilizar cada vez más la electricidad cuando sea posible: por ejemplo, para las bombas de calor en los edificios, así como los vehículos eléctricos en el transporte o los hornos eléctricos en determinadas industrias. Entre los resultados visibles -concreta la Comisión- se encontrará una red de un millón de puntos de recarga de vehículos eléctricos, junto con la expansión de la energía solar y eólica.

Para aquellos sectores en los que la electrificación resulta difícil, la estrategia promueve combustibles limpios, incluidos el hidrógeno renovable y los biocarburantes y el biogás sostenibles. La Comisión propondrá un nuevo sistema de clasificación y certificación para los combustibles renovables y con bajas emisiones de carbono.

38 opciones
La estrategia establece treinta y ocho acciones para crear un sistema energético más integrado, entre las que se incluyen
• la revisión de la legislación vigente,
• el apoyo financiero,
• la investigación y el despliegue de nuevas tecnologías y herramientas digitales,
• las orientaciones para los Estados miembros sobre medidas fiscales y la eliminación progresiva de las subvenciones a los combustibles fósiles,
• la reforma de la gobernanza del mercado y la planificación de las infraestructuras, y
• una mejor información a los consumidores.

Según la Comisión, el análisis de los obstáculos existentes en estos ámbitos aportará información para nuestras propuestas concretas, por ejemplo la revisión del Reglamento RTE-E a finales de 2020 o la revisión de la Directiva sobre fiscalidad de la energía y del marco regulador del mercado del gas en 2021.

Artículos relacionados
El Parlamento Europeo insta a la UE a estudiar la relación entre contaminación y fallecimientos por Covid-19

Añadir un comentario