panorama

El cable submarino Vizcaya-Francia costará 1.750 millones de euros

0
Red Eléctrica de España (REE) y Réseau de Transport d’Électricité (RTE) invertirán 1.750 millones de euros en la interconexión por el golfo de Vizcaya, obra para cuya ejecución han constituido la sociedad Inelfe. Según la nota de prensa difundida ayer por REE, "las interconexiones son como autopistas de la electricidad a través de los países y continentes y transforman las renovables en energías nómadas". El cable Vizcaya-Francia ha recibido una subvención europea de 578 millones de euros, "el mayor apoyo financiero europeo jamás
otorgado a una infraestructura energética", según la Comisión Europea. [Amplía la imagen].
El cable submarino Vizcaya-Francia costará 1.750 millones de euros

Las fuentes de energía renovable -el viento, el agua, el Sol- son autóctonas por antonomasia. Sin embargo, las empresas transportistas española -Red Eléctrica- y francesa -Réseau de Transport d’Électricité- quieren convertirlas en nómadas, según reza la nota de prensa difundida ayer por REE. "Según los presidentes de Red Eléctrica de España y RTE, Jordi Sevilla y
François Brottes -dice esa nota-, las interconexiones son como autopistas de la electricidad a través de los países y continentes y transforman las renovables en energías nómadas". La nota recoge las impresiones que ambos manifestaron ayer, durante la celebración del X Aniversario de Inelfe, la sociedad constituida entre ambas empresas "para el impulso y construcción de las interconexiones eléctricas entre ambos países".

Según REE, tras la puesta en servicio, en el año 2015, de la línea subterránea Santa Llogaia-Baixas por los Pirineos orientales, en la actualidad se está trabajando en un enlace submarino a través del golfo de Vizcaya para el año 2025, que supondrá una inversión total de 1.750 millones de euros y que ha contado con una subvención de la Unión Europea de 578 millones. Red Eléctrica de España calcula que la interconexión del golfo de Vizcaya aportará un ahorro en costes variables de generación de 394 millones de euros al año, un ahorro en emisiones de CO2 de 3,2 millones de toneladas anuales y la integración de 4.322 gigavatios-hora de energías renovables en el sistema al año.

El transportista único del sistema eléctrico nacional asegura que "el desarrollo de nuevas interconexiones internacionales es esencial para alcanzar el objetivo vinculante de energías renovables del 32% fijado por la Unión Europea para el 2030". A mayor capacidad de interconexión entre países miembros -sostiene REE-, mayor integración de la generación renovable y, por tanto, mayor descarbonización. Según Red Eléctrica de España, gracias al cable submarino, "se podría, por ejemplo, poner a disposición de todos los ciudadanos europeos la generación eólica procedente del Mar del Norte o la solar del sur de Europa".

Curiosamente, se da la circunstancia de que Euskadi es una de las comunidades autónomas españolas con menos potencia renovable instalada (apenas 153 megavatios eólicos, lo que la sitúan en el vagón de cola de la eólica española, junto a la vecina Cantabria, Extremadura y Baleares). Más aún: según un informe del Centro Económico y Social Vasco (publicado el pasado verano), la dependencia energética de Euskadi está en el 92,9% (el 92,9% de la energía que necesita la importa), siendo este porcentaje bastante superior al del Estado (73,3%) y a la media de la UE28 (54%). En el otro extremo del cable, Francia es la nación más nuclearizada de Europa (en torno al 80% de su electricidad es de origen nuclear).

Según declaraciones de ambos presidentes, recogidas en la nota de prensa que ha publicado REE, las interconexiones internacionales aumentan el tamaño de los sistemas eléctricos nacionales, "otorgándoles estabilidad y seguridad de suministro". Con respecto a la seguridad de suministro, se da la circunstancia de que la propia Comisión Europea publicó hace dos años un informe en el que revelaba que España es "el país con el mayor número de mecanismos de capacidad", mecanismos cuyo objetivo en teoría es asegurar el suministro de electricidad. Es decir, que España no tiene problemas en materia de seguridad de suministro. Antes al contrario, aquí hay mucha más potencia de generación que demanda.

Concretamente, en la España peninsular había, a 31 de diciembre de 2017, y según datos de REE, 98.877 megavatios de potencia de generación de electricidad instalados. Pues bien, atentos a los datos: el año pasado, la demanda "máxima instantánea" peninsular fue registrada por REE el 19 de enero y esa demanda (máxima instantánea) se quedó en los 41.381
megavatios, mientras que la demanda "máxima horaria" fue registrada también el 18 de enero (de 20.00 a 21.00 horas): 41.015 MWh. Frente a esa demanda, la oferta española de potencia de generación es extraordinariamente mayor, como apunta REE: 98.877 megavatios, o sea, más del doble que la demanda.

En fin, que no parece que vaya a haber problemas en cuanto a la seguridad de suministro

Red Eléctrica de España presenta al país como una "isla eléctrica"
"Los proyectos de interconexión eléctrica con países vecinos son claves para España", sostiene REE. "Se calcula -continúa Red Eléctrica- que los ahorros generados para España por la interconexión Santa Llogaia (España)-Baixas (Francia) han sido de 327 millones de euros: 157 millones de euros más que el coste asumido por los consumidores españoles (270 millones de euros). Además, esta interconexión, que fue puesta en servicio el 5 de octubre de 2015, "ha permitido incrementar los intercambios físicos de energía eléctrica en un 90%", lo cual -asegura Red Eléctrica de España- incrementa la competencia y la eficiencia, y optimiza "la integración y aprovechamiento de generación renovable y libre de emisiones".

Sin embargo, lo cierto es que, tras su puesta en servicio (a finales de 2015), España incrementó tan extraordinariamente las importaciones de electricidad francesa que, en 2016, por primera vez en trece años, importó más electricidad que la que exportó (desde el año 2003 España había exportado más energía eléctrica que la que había importado, pero en 2016 la tendencia se invirtió y, por primera vez en más de una década, importamos más electricidad que la que vendimos a nuestros vecinos: Francia, Andorra, Portugal y Marruecos). Y el cambio de tendencia ha sido debido concretamente al saldo España-Francia. Según la propia REE, en la interconexión con Francia, las importaciones fueron en 2016 un 43,0% superiores a la de 2015 (véase página 51).

También parece discutible el pretexto del "problema isla energética" y la necesidad de "las interconexiones como solución", solución que además permitiría una mayor integración de las energías renovables. Sobre el particular es revelador un reciente informe del Departamento de Energía de los Estados Unidos, según el cual Dinamarca, Irlanda, España, Portugal y Reino Unido son las naciones con mayor penetración de energía eólica del mundo (abajo incluimos tabla). ¿Y qué son esos cinco países? Pues, curiosamente, se trata de islas o penínsulas. Islas y penínsulas con grados de interconexión con el derredor muy diversos, empezando por el de España, de menos del 10%. ¿Es el presunto aislamiento problema para la integración de las energías renovables?

Diez años de Inelfe
Inelfe (Interconexión Eléctrica Francia-España) se constituyó el 1 de octubre de 2008 como una sociedad conjunta, participada a partes iguales por las empresas gestoras de la red de transporte eléctrico de España y de Francia, Red Eléctrica de España y RTE (Réseau de Transport d’Électricité). Su objetivo inicial era el de poner en marcha el primer proyecto de interconexión subterránea entre ambos países a través de los Pirineos orientales. Ahora su misión se ha ampliado para hacer posible la construcción y puesta en servicio de las interconexiones eléctricas entre los dos países.

Artículos relacionados
 Más interconexiones sin más renovables no harán más competitiva a la industria europea

• Interconexiones eléctricas, un modelo caduco y ruinoso

• Cañete anuncia otros 5,6 millones de euros en subvenciones para el gas

• Las interconexiones no garantizan la seguridad energética, por Javier García Breva

 Greenpeace demuestra que una España 100% renovable en 2050 es posible sin interconexiones

 Red Gas NO es Solución: "La apuesta de la Unión Europea a favor del gas natural es un error climático, energético y económico"

España, Francia y Portugal acuerdan acelerar las interconexiones energéticas

 
Añadir un comentario