panorama

Cataluña quiere multiplicar por 20 la potencia fotovoltaica

1
El Parlament de Cataluña validó ayer el Decreto ley 16/2019 de medidas urgentes para la emergencia climática y el impulso de las energías renovables, y aprobó además, por unanimidad, la creación de una comisión de seguimiento de la emergencia climática. El Govern ha anunciado así mismo que, al Decreto ley validado le acompañará "en breve" la tramitación de la Ley de Transición Energética y la creación de la Agencia Catalana de Energía, actuaciones ambas orientadas "a alcanzar los objetivos establecidos por la Ley de Cambio Climático y por las bases del Pacto Nacional para la Transición Energética", objetivos (abajo los detallamos) cuyo cumplimiento exigirá la instalación de 4.000 megavatios eólicos y 6.000 fotovoltaicos de aquí a 2030, según el Institut Català d’Energia. Ahora mismo, en Cataluña hay alrededor de 300 megas de potencia solar y 1.271 de eólica.
Cataluña quiere multiplicar por 20 la potencia fotovoltaica

La consellera d'Empresa i Coneixement del Govern de Cataluña, Àngels Chacón, presentó ayer ante el Parlamento el decreto en cuestión, que ha sido validado por 124 votos a favor (Ciudadanos, JxCat, Esquerra Republicana de Catalunya, Partido Socialista y Cataluña En Comú Podem). Solo ha habido 4 votos en contra (CUP) y 4 abstenciones (Partido Popular de Catalunya). El Decreto ley validado deroga uno anterior, el Decret 147/2009, que establecía una serie de limitaciones al desarrollo de parques eólicos y fotovoltaicos que prácticamente han paralizado, de facto, el desarrollo de esas tecnologías (sobre todo la eólica) en territorio catalán durante los últimos diez años. Así pues, el nuevo Decret llei 16 elimina por una parte restricciones para la implantación de instalaciones eólicas y fotovoltaicas y, por otra, recupera además artículos de la Llei del canvi climàtic anulados por el Tribunal Constitucional. Los recupera -informa el Govern- modificando la redacción: por ejemplo, la relativa a la neutralidad de emisiones de CO2 para el año 2050, la electrificación de los puertos de la Generalitat, la limitación de la fracturación hidráulica o la penetración de la movilidad eléctrica en el transporte.

El Decret llei 16/2019 -informa el Govern- facilita y agiliza la instalación de sistemas de autoconsumo en los hogares y en entornos urbanos. Así, para favorecer la implantación de sistemas de autoproducción en los edificios y en el espacio público de las ciudades, estos no contarán a efectos de remonta en los edificios y podrán ubicarse en parcelas no edificadas (siempre y cuando no tengan más de 1 metro de altura). También se facilita su implantación en suelo no urbanizable, siempre que se cumplan unos criterios ambientales y paisajísticos. Todos los proyectos, de cualquier manera, "deberán ajustarse al cumplimiento de las figuras de protección ambiental, urbanística y paisajística vigentes, de manera que se garantice el máximo respeto con el entorno donde se emplacen". El Decreto ley validado implementa además un nuevo modelo de tramitación mediante una "ventanilla única" que el Govern asegura "permitirá reducir hasta los trece meses el procedimiento de autorización de una instalación".

Àngels Chacón, consellera d'Empresa i Coneixement del Govern de Cataluña: "son las energías renovables las que deberán adaptarse al territorio, y no el territorio a las energías renovables"

El Pleno también ha aprobado, en este caso por unanimidad, la "propuesta para crear una comisión de seguimiento de la emergencia climática". El objeto de la comisión, que debe constituirse próximamente, será "hacer un seguimiento de la acción del Govern en relación a la emergencia climática". Esta iniciativa pretende, entre otras cosas, "analizar y revisar la legislación catalana para detectar y modificar" la normativa que dificulte la lucha contra el cambio climático. La propuesta -informa el Parlament- establece que la comisión trabaje mientras persista la emergencia climática y que haga un informe al finalizar cada mandato y uno, final, una vez concluya la situación de emergencia.

El Decret llei 9/2019 propone, entre otras cosas
• Promover las medidas necesarias en el ámbito del ahorro y la eficiencia energética para que el consumo final de energía en 2030 sea un mínimo del 32,5% inferior respecto al tendencial, en el marco de la normativa estatal básica en materia de energía.

• Promover las medidas necesarias en el ámbito de las energías renovables para que el consumo eléctrico de Cataluña provenga -en un 50% en 2030 y un 100% en el año 2050- de estas fuentes renovables, priorizando la proximidad de la producción eléctrica de origen renovable a los centros de consumo.

La consellera d'Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, ha anunciado por otro lado que el Decreto ley validado se acompañará en breve de la tramitación de la Ley de la Transición Energética y de la creación de la Agencia Catalana de Energía. La ley -informa el Govern- tendrá como función sentar las bases de la transición energética y establecer las estrategias a largo plazo, mientras que la Agencia Catalana de la Energía será el órgano que ha de permitir coordinar y ejercer la gobernanza de la transformación del modelo energético del país. Según el Govern de Cataluña, toda esta actuación está orientada a alcanzar los objetivos establecidos por la Ley de Cambio Climático y por las bases del Pacto Nacional para la Transición Energética, el cumplimiento de los cuales exigiría la instalación de 4.000 megavatios eólicos y 6.000 megas fotovoltaicos de aquí a 2030, de acuerdo con las primeras estimaciones del Institut Català d’Energia (Icaen). Según los datos del Govern, el ciclo energético es responsable del 72% de las emisiones de gases de efecto invernadero en Cataluña.

Según el Anuario UNEF 2019, que publicó la Unión Española Fotovoltaica a principios de otoño, en Cataluña había instalados a finales del año pasado 268 megavatios solares fotovoltaicos. Según el Anuario Eólico 2019, que publicó la Asociación Empresarial Eólica hace solo unos días, en Cataluña había a finales del año pasado (también último dato consolidado) 1.271 megavatios de potencia eólica instalada.

Añadir un comentario
Miguel
En 2009 un decreto del tripartito PSOE-ERC-ICV y otros, aprobaron un decreto que prácticamente imposibilitaba instalar parques eólicos y plantas fotovoltaicas en Cataluña. Todos esos partidos siempre se han declarado muy pro-renovables y no han parado de hacer propaganda reclamando 100% energías renovables. Está claro que una cosa es lo que dicen y otra lo que hacen. Eso sí, con echarle después la culpa a Rajoy ya estaba todo resuelto. Bien, llegaron las subastas de renovables en 2016 y 2017 y otras comunidades autónomas instalando y Cataluña.. nada de nada por un decreto firmado por los que piden energías renovables día sí y día también. Era algo que clamaba al cielo.