cop25

Apuntes de tres expertos en meteorología ante la COP25

0

Dentro de unos días arrancará la Cumbre del Clima 2019 en Madrid. Está previsto que acudan representantes de 200 países y activistas de renombre mundial. De allí tendrán salir las directrices para afrontar una crisis climática que se manifiesta en olas de calor, sequías o ciclones tropicales cada vez más extremos. Esto es lo que opinan tres expertos de Meteored sobre la Cumbre y el calentamiento global que ya estamos viviendo.
Apuntes de tres expertos en meteorología ante la COP25

Francisco Martín, coordinador de la revista RAM Meteorología
La COP25 se va a celebrar en Madrid en un ambiente con datos y estadísticas realistas sobre la crisis climática. Aparentemente los países firmantes del Acuerdo de París no están haciendo los deberes que debían, como muchos esperan. Aunque algunos países están haciendo sus tareas, otros no lo hacen e incluso abandonan los acuerdos que firmaron hace años.

La realidad tozuda y científica se impone: los niveles de CO2 siguen incrementándose, las temperaturas globales terrestres y de los océanos aumentan, la acidez de los mares también, el hielo y nieve de la criosfera disminuye, etc. Y el sistema de vida consumista programada de esta sociedad moderna no tiene límites.

El realismo actual nos hace ser pesimistas ante la crisis climática que está aquí para quedarse, con su inercia lógica. Aunque paremos hoy las emisiones de gases efecto invernadero, el sistema climático tendería a un calentamiento antropogénico. Andamos sobre un suelo fino bajo un volcán activo.



José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored
La preparación contrarreloj –en apenas un mes– de esta nueva cumbre del clima por parte de España no es el único condicionante que tendrá esa nueva cita internacional, cuyo principal objetivo debería de ser garantizar, de una vez por todas, que los compromisos adquiridos por los países firmantes del Acuerdo de París no queden en papel mojado, sino que sean vinculantes y se empiecen a materializar desde el día siguiente a terminar la cumbre, iniciando la humanidad una nueva forma de desarrollo basada en la sostenibilidad.

No será fácil. La COP25 llega en un momento particularmente delicado, una vez que EEUU (responsable del 15% de las emisiones de CO2 de origen antrópico a la atmósfera), formalizara recientemente su salida del Acuerdo, sumándose a Nicaragua y Siria como únicos países no firmantes. Además, este año batiremos el récord de emisiones globales del citado CO2 al aire (del orden de 40.000 millones de toneladas), lo que nos pone en la senda del peor de los escenarios climáticos que plantea el IPCC.

Si no cambiamos profundamente nuestro modo de vida y además de forma rápida, el cambio climático nos irá poniendo las cosas cada vez más difíciles. Ojalá la COP25 de Madrid marque un claro punto de inflexión en la manera en que los seres humanos afrontamos el mayor reto al que jamás nos hemos enfrentado.



José Antonio Maldonado, director de Meteorología de Meteored
La Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático establecida en mayo de 1992, en la Primera Cumbre del Clima de la Tierra (Río de Janeiro), entró en vigor en 1994. Allí se determinó que anualmente se celebrase la Cumbre del Clima de las Partes, comúnmente conocida como Cumbre Mundial del Clima. La primera COP se celebró en Berlín en 1995 y desde entonces ha tenido lugar sin interrupción.

Lejos queda aquel Protocolo de Kioto en el año 1997 en el que tantas esperanzas se pusieron, aunque no lo firmaron Estados Unidos ni China y lamentablemente no respondió a las expectativas puestas. En la COP21 (París 2015) se estableció como objetivo fundamental evitar que el incremento de la temperatura media global supere los 2 ºC, como mucho, respecto a los niveles preindustriales.

En la COP25 hay que desarrollar el reglamento y las normas establecidas en París. La OMS también jugará un papel decisivo en la Cumbre puesto que propondrá acciones tajantes para solucionar el problema de la calidad del aire que afecta a millones de habitantes del planeta.


Añadir un comentario