movilidad

Una empresa sevillana ultima su prototipo de taxi eléctrico no tripulado

0
La empresa sevillana Movand, promotora del Proyecto Ciudad de la Energía, acaba de anunciar que ya tiene listo el prototipo de su Eco-Taxi, un coche eléctrico no tripulado "creado para facilitar la movilidad ecológica dentro de los cascos históricos de las ciudades, así como para recintos cerrados donde haya que recorrer grandes distancias (aeropuertos, parques tecnológicos y/o empresariales, bases militares, villas olímpicas, etcétera".
Una empresa sevillana ultima su prototipo de taxi eléctrico no tripulado

El Eco-Taxi es un vehículo no tripulado totalmente eléctrico, dotado de un sistema electrónico comandado por un ordenador central. El Eco-Taxi cuenta con un juego de baterías ión-Litio que proporciona al vehículo toda la energía necesaria tanto para el traslado como para su sistema electrónico. El estado de las baterías y sus cargas estarán controlados por un sistema de monitorización. Según Movand, este, además de controlar parámetros como tensión, amperios–hora y temperatura, controla la cantidad de energía regenerativa emitida al grupo de baterías durante la frenada y la distancia en kilómetros hasta la siguiente recarga, monitorizando en cada momento todas las constante vitales del grupo de baterías y asegurando una correcta aplicación de la electricidad al grupo de motorización.

Entre las características del Eco-Taxi, Movand destaca, en primer lugar, que los motores de su vehículo son "altamente eficientes" (declara un 95% de eficiencia), con "bajo mantenimiento" y "alta durabilidad (200.000 kilómetros)”. Y, en segundo lugar, la empresa sevillana explica que el Eco-Taxi está dotado con un sistema de freno regenerativo "óptimo para el ahorro de energía", un sistema que, según la fima hispalense, convierte las ruedas motoras "en verdaderos generadores de energía eléctrica que inyectan esta al equipo de baterías consiguiendo con ello ahorros que van desde el 20% al 35% del consumo total eléctrico por trayecto". Además, ello permite "un menor gasto en pastillas de freno, ya que la energía cinética provocada en el momento de la frenada es de un 60% a un 80% inferior".

El Eco-Taxi cuenta con un "triple sistema de detección de obstáculos mediante ultrasonidos tanto en la parte posterior como en la anterior", con un sistema inalámbrico que conecta directamente con la central en caso de parada por avería, y con dos cámaras delanteras que miden la distancia respecto a otros vehículos y/o personas. Según Movand, "la coordinación entre los sistemas de seguridad propios del vehículo y el sistema de control en la central hace al sistema prácticamente infalible tanto para un hipotético caso de atropello como de choque". Por lo demás, y en cuanto al ordenador del propio vehículo, este controla, entre otras, la pantalla oled insertada en el parabrisas, desde la que se puede determinar tanto el tipo de música que se elija para el trayecto y el idioma, como la parada de bajada.

El ordenador del Eco-Taxi también dirige el variador electrónico, el sistema de frenada regenerativo y el sistema de monitorización de baterías y asimismo es el encargado de las comunicaciones con el exterior vía inalámbrica. Según Movand, todas estas características pasan por el cerebro de todo el sistema, un cerebro que la empresa sevillana ha llamado Ulises y que determina desde el cobro del transporte hasta la ubicación de cualquier vehículo del sistema: "Ulises se encarga de comprobar e informar del estado de la carga, la duración del trayecto, los kilómetros que quedan por realizar, los parámetros técnicos del vehículo y cuándo debe volver a conectarse el Eco-Taxi a la carga en la estación más próxima".  El Eco-Taxi es un boceto del prestigioso diseñador Petr Kubik (Premio Audi de diseño).

Más información
www.movand.com

Añadir un comentario