movilidad

Madrid adquiere 18 microbuses eléctricos y 460 de gas

0
La firma Car-Bus.net acaba de anunciar que suministrará 18 microbuses eléctricos a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid. Según el comunicado difundido por Car-Bus.net, las primeras entregas ya se han producido. Wolta presume de ser "el primer microbús 100% eléctrico desarrollado y diseñado para ser eléctrico de Europa y fabricado en España". La cantidad de microbuses eléctricos adquirida por el Ayuntamiento de Madrid contrasta fuertemente con la compra, anunciada el pasado mes de julio, de hasta 460 autobuses que usarán como combustible el gas. [Foto].
Madrid adquiere 18 microbuses eléctricos y 460 de gas

Los microbuses adquiridos por la empresa pública madrileña miden seis metros de longitud y están capacitados para transportar hasta 32 pasajeros. Todos ellos están dotados de plataformas para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida. Los vehículos cuentan con una única puerta y suelo bajo. El microbús Wolta -informa Car-Bus.net- usa tecnología de baterías de litio que le prestan una autonomía de 170 kilómetros. Según la empresa, "gracias a un eficiente software, las recargas de baterías se pueden llegar a realizar en 3,5 horas". Car-Bus.net presume de que su Wolta es "el primer microbús 100% eléctrico desarrollado y diseñado para ser eléctrico de Europa y fabricado en España".

La apuesta de la EMT por la movilidad eléctrica es relativa, no obstante
La empresa pública madrileña anunció el pasado mes de julio una inversión de 138 millones de euros en la adquisición de 460 autobuses, todos ellos propulsados por Gas Natural Comprimido. El gas natural es un gas de vida atmosférica corta, de aproximadamente 12 años, que está considerado como "gas de efecto invernadero potente, debido a que es 23 veces más eficaz para atrapar el calor dentro de la atmósfera que el CO2" (véase Globalmethane.org). Según el Ministerio para la Transición Ecológica, la quema de gas natural (que es un combustible fósil) produce 58 kilogramos de CO2 por gigajulio (unidad de energía) producido. Así mismo, produce óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y metano.

Óxidos de nitrógeno
Los óxidos de nitrógeno (NOx) son en general muy reactivos y, al inhalarse, afectan al tracto respiratorio. El NO2 afecta a los tramos más profundos de los pulmones, inhibiendo algunas funciones de los mismos, como la respuesta inmunológica, disminuyendo la resistencia a las infecciones. Según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (Gobierno de España), "la inhalación en elevadas concentraciones y durante un corto periodo, puede originar un edema pulmonar cuyos efectos no se observan hasta pasadas unas horas, agravándose con el esfuerzo físico. Una exposición prolongada puede afectar al sistema inmune y al pulmón, dando lugar a una menor resistencia frente a infecciones y causar cambios irreversibles en el tejido pulmonar" (el NOx también es precursor de lluvia ácida).

Del dióxido de azufre (SO2)
Según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (Gobierno de España), el SO2 "afecta sobre todo las mucosidades y los pulmones provocando ataques de tos. La exposición de altas concentraciones durante cortos períodos de tiempo -señala el Gobierno- puede irritar el tracto respiratorio, causar bronquitis, reacciones asmáticas, espasmos reflejos, parada respiratoria y congestionar los conductos bronquiales de los asmáticos". Cuando el dióxido de azufre se combina con partículas ó con la humedad del aire, se forma ácido sulfúrico, que produce la denominada lluvia ácida. Según la Organización Mundial de la Salud -«Calidad del aire ambiente (exterior) y salud», septiembre de 2016-, "los ingresos hospitalarios por cardiopatías y la mortalidad aumentan en los días en que los niveles de dióxido de azufre son más elevados".

La Agencia Europea de Medio Ambiente (Aema) acaba de publicar su último informe sobre la calidad del aire en Europa, Air Quality in Europe 2018 report. El estudio establece que el número anual de muertes prematuras por exposición a la contaminación del aire se eleva en Europa por encima del medio millón, casi 40.000 de ellas en España. Hasta el 98% de la población urbana de la Unión Europea (UE) respira aire que rebasa los límites de contaminación que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según el informe ahora publicado por la Aema, los contaminantes aéreos más problemáticos para la salud de la población europea siguen siendo las partículas en suspensión (especialmente las más finas, de menos de 2,5 micras, PM2,5), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono troposférico.

 

Artículos relacionados
Cuarenta mil muertos, cada año, en España

Añadir un comentario