movilidad

La movilidad eléctrica es una oportunidad industrial, tecnológica y de servicios para la nueva automoción

0
Así se ha confirmado en el V Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico CEVE2019, celebrado en Madrid los días 23 y 24 de octubre y que reunió  a más de 450 personas entre asistentes y panelistas en torno a lo eléctrico como eje principal de la descarbonización del transporte. El comisario europeo de Energía y Clima, Arias Cañete, que clausuró el evento, anunció que para apoyar la implantación del vehículo eléctrico, el próximo año se va a revisar la directiva de infraestructuras para vehículos no convencionales.
La movilidad eléctrica es una oportunidad industrial, tecnológica y de servicios para la nueva automoción

El primer día del congreso fue inaugurado por el Secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Pedro Saura, quien destacó la necesidad de plantear un Pacto de Estado que desemboque en una Ley de Movilidad Sostenible que garantice el derecho a la movilidad; una movilidad segura, sostenible y conectada y un cambio de prioridades hacia aquellas que aportan mayor valor añadido social, tales como seguridad, conservación y mantenimiento, movilidad cotidiana, digitalización e intermodalidad.

Para Saura, el coche eléctrico representa en España una oportunidad medioambiental, capaz de disminuir entre el 40% y el 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero; energética, dada su eficiencia, clave en un país tan dependiente del petróleo; industrial, cuando España produce más de 3 millones de vehículos al año; y tecnológica, por el reto que supone en I+D+i para el desarrollo de baterías, y en las TIC por la conectividad y los sistemas de recarga inteligente.

Tras la intervención de Saura, la bienvenida del Congreso corrió a cargo de Lidia Carmona, una joven que habló en representación de la infancia y juventud españolas: “soy muy joven y no tengo todas las respuestas, ni tampoco las soluciones. Pero quiero que entiendan que ustedes tampoco las tienen. Por eso, debemos escucharnos los unos a los otros”, dijo al auditorio. y añadió: “ni yo, ni los niños y niñas de mi generación, podemos tomar hoy las decisiones que afectarán a nuestro futuro, pero ustedes sí. Ustedes pueden marcar la diferencia y hacer con cada decisión personal y en conjunto un mundo mejor, una economía sólida, una industria próspera, pero también un planeta respirable, verde, limpio y habitable. Confío en ustedes y les pido que en este Congreso que hoy arranca, tomen las mejores decisiones para que podamos crecer felices en su compañía y tener un futuro”.


Menos procrastinar y más actuar

El Director General de Aedive, Arturo Pérez de Lucia, dijo que el cuarto de los lamentos se ha cerrado y que este es el momento de dejar de hablar para empezar a actuar con firmeza, “ya que procrastinar durante décadas nos ha llevado a una situación de emergencia climática y de tener que actuar con rapidez y decisión”.

Pérez de Lucía destacó el papel del vehículo eléctrico no solo en las estrategias de descarbonización del transporte, sino también y sobre todo como eje de eficiencia energética en el impulso de las energías renovables, la generación distribuida, el almacenamiento energético y el autoconsumo, “siendo el único sistema de propulsión capaz de interactuar con el sistema eléctrico, en un mundo que cada vez reclama mayor consumo eléctrico”.

El director de Aedive recordó que el objetivo de implementación de vehículos eléctricos en España a 2030 es de 5 millones de unidades, “lo que equivale al 16% del parque total actual en 10 años, por lo que no es lógico que se genere una situación de estrés ni en la industria ni en la sociedad, ya que durante décadas van a tener que convivir los vehículos eléctricos con otras tecnologías de propulsión que, eso sí, deberán de ser más eficientes respecto a sus emisiones de CO2 y de partículas contaminantes”. 



Para Pérez de Lucía, los verdaderos retos del sector están en el objetivo de reducción de emisiones medias en Europa de 130 a 95 gCO2/km a partir de 2020, y que serán más duras en los años venideros. También tienen que ver con tres revoluciones:  la industrial, ligada a procesos de robotización en la producción y el despertar de mercados emergentes "dispuestos a comerse literalmente el mundo"; la tecnológica, con la llegada de los vehículos conectados y autónomos; y la revolución de servicios, con los nuevos modelos de movilidad compartida, donde el vehículo eléctrico es una herramienta más para ayudar al sector a lograr mantener su competitividad.


Mente abierta
La Ministra de Transición Ecológica en funciones inauguró la segunda jornada del certamen,  resaltando que para avanzar hacia la descarbonización de la movilidad, es necesario tener la mente abierta y contemplar el vehículo eléctrico como una las principales palancas que nos va a permitir resolver el problema. Para Teresa Ribera es necesario abordar los retos inherentes a la movilidad como la salud, calidad del aire, cambio climático, ocupación del espacio, ordenación del territorio y en este escenario, el papel del ciudadano es crucial. Por tanto “hay que poner a su alcance servicios de movilidad en los que la respuesta eléctrica es una parte importante de la solución: vehículo eléctrico, carsharing, motosharing…”.

De acuerdo con la titular en funciones del MITECO, el Gobierno ha dado pasos claros y decididos empezando por emitir señales en el medio y en el largo plazo con el borrador de plan integrado Energía y Clima 2021-2030, que fija un objetivo de 5 millones de vehículos eléctricos (en torno al 15% de la flota), manteniendo la flota en cifras equivalentes a las actuales para el 2030. Es un objetivo que se apoya en medidas concretas y se prevé la generalización en las ciudades de más de habitantes de 50.000 habitantes de zonas de bajas emisiones. También subrayó que el programa MOVES ha tenido para este año 45 millones en ayudas para adquirir vehículos eléctricos e instalar infraestructuras de recarga. La intención del Gobierno, dijo, es ampliar en próximos ejercicios los 15 millones de euros con que ha nacido el Programa MOVES Proyectos Singulares, destinado a incentivar soluciones para entornos urbanos y proyectos de innovación en movilidad eléctrica.


Proyectos europeos
En esta segunda jornada se explicaron diversos proyectos europeos relacionados con las infraestructuras de recarga bidireccionales, que entregan electricidad al vehículo y también la toman de éste para la red y que ya son una realidad en localidades como Molins del Rei, en Barcelona.

Por su parte, el Consejero de Industria del Principado de Asturias, Enrique Fernández, y su directora de Energía, Belarmina Díaz, pusieron de relieve el impulso que esta comunidad autónoma está dando para descarbonizar el transporte, y también para situarla como referente industrial, citando diversos proyectos: el proyecto de corredor cantábrico de carga rápida que vertebre territorio y conecte con los corredores eléctricos diseñados en Europa; el desarrollo de un prototipo de coche para competición en carreras de montaña y de un kart eléctrico de competición, en colaboración con la Fundación Fernando Alonso; la implementación de paquetes turísticos cero emisiones; o el proyecto industrial para desarrollar vehículos eléctricos en Asturias.

Las conclusiones del proyecto NeMo para la interoperabilidad y servicios integrados en la recarga de vehículos eléctricos corrió a cargo del director de vehículo eléctrico de Barcelona, Ángel López, mientras que IK4-Tekniker desgranó las características del vehículo eléctrico ultraligero de proyecto WEEVIL. También se presentaron proyectos como Car-E-Service, de economía circular para la reutilización , reacondicionamiento y reciclaje de vehículos eléctricos; el T2UES para el transporte turístico Urbano Eléctrico a cargo de la Agencia Andaluza de la Energía o la electrificación por pantógrafo en autopistas para camiones pesados, que explicó el experto Gerrit Stumpe, de Siemens.

Cerró la edición del 2019 del CEVE el Comisionado europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, quien subrayó las "notables" oportunidades que se abren para el vehículo eléctrico en este contexto, pues para 2025 se necesitará que circulen 5 millones de vehículos de cero emisiones en Europa, frente al millón que hay en la actualidad.  El comisario dijo que para apoyar la implantación del vehículo eléctrico se va a revisar la directiva de infraestructuras para vehículos no convencionales y el próximo año se lanzará la primera convocatoria de un fondo de innovación, que se financiará con lo obtenido en las subastas de derechos de emisión de CO2 y que contará con más de 11.000 millones en los próximos años.

Añadir un comentario