movilidad

El fabricante checo Škoda forma parte del Grupo Volkswagen

La Academia Škoda ya ha formado a 12.000 empleados en electromovilidad

0
Škoda ha puesto en marcha un programa de formación de tres niveles: el primero ha sido adaptado a los empleados que tratarán con componentes de alto voltaje en su futuro rol, como por ejemplo el personal de logística o producción; el segundo se dirige a grupos específicos de especialistas, como chapistas o pintores; el tercero tiene un enfoque principal en la electrónica que formará parte de los sistemas del vehículo e incluye, entre sus contenidos, la identificación y reparación de defectos en el juego de cables del coche eléctrico, así como en sus componentes de alto voltaje. Škoda Auto iniciará en otoño la producción en serie de los componentes para los vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen.
La Academia Škoda ya ha formado a 12.000 empleados en electromovilidad

Škoda acaba de anunciar que ya son más de 12.000 los empleados que han completado con éxito sus cursos especiales de electromovilidad. Además -explica el fabricante-, aproximadamente 1.450 miembros del personal de sus empresas proveedoras y cerca de 700 estudiantes también han completado esos cursos de formación, que ha desarrollado (y adaptado a cada uno de los grupos objetivo) el departamento de Desarrollo Técnico de Škoda Auto. Según reza el comunicado que ha difundido el fabricante checo, "en 2016, la Escuela Vocacional de Škoda empezó ofreciendo cursos especiales sobre movilidad eléctrica para ingenieros mecánicos o electrónicos de turismos, así como para electricistas; y, desde 2017, todos los estudiantes de la Escuela Vocacional de Škoda han recibido diferentes formaciones en materia de electromovilidad específicamente adaptadas a sus cursos pertinentes".

BohdanWojnar, responsable de Recursos Humanos de Škoda Auto: “la introducción de la electromovilidad está trayendo cambios a muchos departamentos de la compañía. Esto plantea demandas completamente nuevas en nuestros programas de formación y desarrollo. La Academia Škoda no sólo ofrece una amplia gama de nuevos formatos de formación al personal y a los proveedores de Škoda, sino que también todo su contenido ha sido optimizado y reorientado completamente. Gracias a nuestras tecnologías de vanguardia y a nuestro personal altamente cualificado y con ganas de aprender, estamos perfectamente equipados para las futuras demandas de electromovilidad”

Para el personal cualificado, Škoda Auto ha puesto en marcha un programa de calificación de tres niveles: el primer nivel tiene lugar exclusivamente en el aula y se adapta a los empleados que estarán tratando con componentes de alto voltaje en su futuro rol, como por ejemplo el personal de logística o producción.

El segundo nivel también puede llevarse a cabo sin una formación práctica en el vehículo y se dirige a grupos específicos de especialistas como chapistas o pintores que podrían trabajar con un coche eléctrico.

El tercer nivel tiene lugar en el laboratorio de electromovilidad y consiste en numerosas sesiones prácticas sobre un vehículo real. Este nivel de calificación está dirigido a estudiantes y a empleados de áreas especializadas con un enfoque principal en la electrónica que formará parte de en los sistemas del vehículo. El contenido de este curso incluye la identificación y reparación de defectos en el juego de cables del coche eléctrico, así como en sus componentes de alto voltaje.

Como extensión de este tercer nivel, Škoda Auto también está formando a especialistas en diagnóstico de problemas con las baterías de alto voltaje.

En otoño de 2019, Škoda Auto iniciará la producción en serie de los componentes para los vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen en su planta principal en Mladá Boleslav. Las baterías de alto voltaje fabricadas en Mladá Boleslav serán utilizadas en híbridos enchufables basados en la Plataforma Modular Transversal (MQB).

Añadir un comentario