movilidad

¿El enchufe del garaje o una "unidad de recarga" específica?

0
Usar una "unidad de recarga" E.ON en el garaje doméstico es "mucho mejor" que utilizar las tomas de corriente tradicionales. Lo dice E.ON, que asegura que "los cables eléctricos no son capaces de soportar, especialmente en los edificios más antiguos, la tensión que se produce al recargar un coche eléctrico, por lo que pueden recalentarse". Además, la multinacional alemana ya tiene casi listo un sistema para recargar coches eléctricos... sin cable.
¿El enchufe del garaje o una "unidad de recarga" específica?

E.ON dice que ya está trabajando en las soluciones eléctricas para la movilidad del futuro. Pero no solo, porque la multinacional alemana asegura que ya tiene listas varias de ellas. De hecho, tiene previsto presentar, en el Salón Internacional del Automóvil que se inaugura mañana en Frankfurt, "una gama de soluciones a medida para la recarga de coches eléctricos, que va desde las unidades de carga domésticas para garajes, hasta Sistemas Todo Incluido para las flotas de las empresas".

La compañía lo tiene claro: "usar una unidad de recarga en el garaje doméstico es, definitivamente, mucho mejor que utilizar las tomas de corriente tradicionales, pues los cables eléctricos no son capaces de soportar, especialmente en los edificios más antiguos, la tensión que se produce al recargar un coche eléctrico y se pueden recalentar". Y, por eso, la eléctrica alemana no duda: "aconsejamos a los usuarios habituales de estos vehículos [los eléctricos] que usen dispositivos seguros y fáciles de usar, como nuestras unidades de recarga", un producto que la compañía, por cierto, oferta en forma de paquete en el que también integra "el suministro de energía procedente de las centrales hidroeléctricas de E.ON, contadores inteligentes y tarifas flexibles". O sea, Sistema Todo Incluido.

¿Cómo se recarga un coche eléctrico sin cable?
Además, E.ON también tiene previsto presentar en Frankfurt sus estaciones públicas de recarga rápida. En realidad, la compañía ya ha puesto en marcha la primera estación de recarga rápida en Alemania, concretamente en la autopista A8, entre Múnich y Salzburgo. En esta estación, la batería de un vehículo puede recargarse por completo en menos de media hora. En fin, que esas serían las soluciones para la electromovilidad del presente. Pero es que E.ON asegura que ya está desarrollando "la tecnología de recarga del mañana": la recarga sin cables, o recarga por inducción, en la que la electricidad se transmite sin contacto, a través del campo magnético de un transformador instalado en el suelo. La unidad receptora se ajustaría a la parte trasera del vehículo.

E.ON, junto a TÜV Süd, ha sometido a las estaciones de recarga sin cables a numerosas pruebas y análisis. Según la multinacional alemana, "el resultado de los estudios demuestra que dicho sistema es seguro en cualquier situación y que ya está listo para ser lanzado al mercado". La eléctrica ha anunciado además que tiene la intención de ofrecer esta tecnología como una solución avanzada para garajes domésticos y para las empresas, ya que algunos de los participantes en los proyectos piloto consideran menos cómoda la recarga a través de cables. [En la foto, Volker Blandow, TÜV Süd, Ruth Werhahn, E.ON AG, y Horst Schneider, TÜV Süd, presentando los sistemas avanzados de recarga rápida en la rueda de prens de presentación del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt].

Más información
www.eon.com

Añadir un comentario