movilidad

Día Europeo sin Coches

0
El primer día sin coches tuvo lugar en 1999, impulsado desde varias ciudades francesas e italianas. Un total de 158 urbes de esos dos países participaron en aquel evento con el apoyo de la Comisión Europea. Al año siguiente, febrero del año 2000, la entonces comisaria europea para el Medio Ambiente, Margot Wallström, impulsó un proyecto europeo para la celebración anual del "día sin coches", proyecto que luego sería ratificado por todos los países miembros de la Unión Europea. [En la imagen, la populosa "Gran Vía" madrileña, vista por el pintor Antonio López].
Día Europeo sin Coches

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España (Magrama) es aquí el coordinador del proyecto desde la primera edición de "¡La ciudad, sin mi coche!", que tuvo lugar el 22 de septiembre del año 2000. El día sin coches se inscribe en la Semana Europea de la Movilidad (SEM), que concluye hoy. El Magrama define la SEM como "una campaña de concienciación dirigida a sensibilizar, tanto a los responsables políticos como a los ciudadanos, sobre las consecuencias negativas que tiene el uso irracional del coche en la ciudad, tanto para la salud pública como para el medio ambiente, y los beneficios del uso de modos de transporte más sostenibles como el transporte público, la bicicleta y los viajes a pie".

Mucha participación administrativa
Más de 1.700 municipios europeos se han sumado este año a la Semana Europea de la Movilidad (SEM), que es "una iniciativa voluntaria, que consiste -informa el Magrama- en la organización de diversos actos a lo largo de la semana, en los que la creatividad de cada ciudad o municipio se ponen a prueba". Los eventos más frecuentes son marchas en bicicleta, paseos, pruebas deportivas y la celebración del día sin coches, que tiene lugar hoy y cierra la SEM. Según el ministerio, "en el caso de España, las exigencias para las ciudades y municipios que quieren participar [en la SEM] son mayores: tienen que realizar medidas permanentes, es decir, que una vez termine la Semana de la Movilidad continúen existiendo".

Treinta mil medidas permanentes, según el Gobierno
Esta exigencia -introducida por el Ministerio en 2001- ya ha supuesto, entre otras, intervenciones "como la peatonalización de calles y barrios, la construcción de carriles-bici, y los programas formativos en los colegios". Así, y según datos del Magrama, "desde que comenzó esta iniciativa se han presentado más de 30.000 medidas permanentes relacionadas con modelos de transportes más respetuosos con el medio ambiente". Este año, han sido más de 450 ciudades y municipios (más de 22 millones de ciudadanos) los adscritos a esta iniciativa en España. Asimismo, se han comprometido 17 empresas, 29 organizaciones sociales y otras 14 instituciones públicas, como Diputaciones o Comunidades Autónomas.

Un día discutible
A pesar de las declaraciones de buenas intenciones, el día sin coches no ha calado en la ciudadanía. Y eso que, según Ecologistas en Acción, está claro que "reducir el uso abusivo del automóvil en nuestras ciudades tendría impactos sociales y ambientales beneficiosos y también efectos económicos positivos". Entre ellos, esta organización ecologista destaca la monumental fuente de ahorro que podría ser el reducir el uso del vehículo privado: "en 2013 -explica Ecologistas- se consumieron a nivel estatal más de 25 millones de toneladas de combustibles de automoción, lo que supuso un coste superior a los 40.000 millones de euros", enorme cantidad que paga materias primas que España además se ve obligada a importar.

Más coches, menos ciclistas
Según los ecologistas, "el excesivo uso del automóvil interfiere además negativamente en el resto de medios, disuadiendo a los no motorizados y creando dificultades económicas y de viabilidad al transporte público". Sobre el particular, esta oenegé esgrime "estudios de la Unión Internacional del Transporte Público que demuestran que el coste total por desplazarse en una ciudad es directamente proporcional al porcentaje de desplazamientos que se realizan en automóvil, o sea, que resulta más caro desplazarse cuantos más coches circulan".

Movilidad sostenible
Por ello, Ecologistas en Acción destaca la importancia de elaborar e implementar "planes de movilidad sostenible en nuestras ciudades y áreas metropolitanas, realizados con participación ciudadana, que actúen limitando el estacionamiento y circulación de automóviles, al tiempo que refuerzan y mejoran los transportes públicos y dan facilidades para desplazarse a pie y en bicicleta". Y desde luego -concluye esta oenegé-, "hace falta que el Día sin Coches sea de verdad un día sin automóviles, colofón de la puesta en marcha de medidas estructurales en el transcurso del año".

Estrategia Española de Movilidad Sostenible

Añadir un comentario