movilidad

Fundación Renovables exige a Pedro Sánchez que “por coherencia” no subvencione los vehículos a gas

3
La Fundación Renovables considera que el Ministerio de Industria está obstaculizando la política en favor de la descarbonización que propugna Teresa Ribera desde el Ministerio de Transición Ecológica y exige al presidente Pedro Sánchez coherencia en sus planteamientos. En este sentido, la Fundación considera inaceptable que el proyecto de Real Decreto del Ministerio de Industria, que regula las ayudas para la adquisición de vehículos de “energías alternativas” (Plan Movea), actualmente en proceso de consulta pública, incluya a aquellos que se mueven con gas.
Fundación Renovables exige a Pedro Sánchez que “por coherencia” no subvencione los vehículos a gas

Esta medida no se corresponde con la lucha contra el cambio climático a la que se ha comprometido el propio presidente del Gobierno en distintos escenarios internacionales como su reciente intervención en la sesión plenaria de la Cumbre del Clima de Katowice (Polonia) o el Foro de la Paz en París de noviembre. “El gas no es la solución. Es necesario eliminar cualquier tipo de incentivo para los combustibles fósiles, incluido el gas, especialmente en los casos en que haya una alternativa con electricidad, como ocurre con los vehículos, así como acelerar la transición del sector eléctrico hacia un sistema 100% renovable”, señalan desde la Fundación Renovables (FR).

“Rechazamos rotundamente que las ayudas para la adquisición de vehículos de ‘energías alternativas’ subvencionen la compra de motores de combustión con gas natural licuado (GNL), gas licuado del petróleo (GLP) y gas natural comprimido (GNC)”. Para la Fundación, “la sostenibilidad futura pasa por la implantación del vehículo eléctrico, mayoritariamente de uso compartido, como uno de los objetivos prioritarios”.

La FR apuesta por la conversión paulatina de un parque de vehículos compuesto hoy en día por automóviles con motores de combustión de combustibles fósiles (coches, autobuses, furgonetas, vehículos de servicios, motos, …) en otro de vehículos que funcionen al 100% con electricidad y tengan capacidad de intercambio activo con la red de suministro.

Se trata de llevar a cabo una electrificación paulatina, en paralelo a una mayor presencia de renovables en el mix de generación (de cara a alcanzar el 100% no más tarde de 2040). En su informe “Hacia una Transición Energética Sostenible” la FR propone los siguientes objetivos de implantación del vehículo eléctrico:

• 30% del parque y 60% de cuota de vehículo nuevo en 2030.
• 70% del parque y 100% de cuota de vehículo nuevo en 2040.
• 100% del parque en 2050.

“En cualquier caso, insistimos en que la transición en movilidad no solo debe versar en torno al cambio de modelo de vehículos, sino también en una concepción de la movilidad bajo un criterio compartido y de servicio público. Es necesario, por tanto, minimizar las necesidades de transporte por servicios de cercanía, con prácticas de mínimo consumo”.

Añadir un comentario
Alfonso
Miguel, las cuentas se han hecho en varias revistas ya. Aunque en España toda la electricidad se generase en centrales térmicas de carbón, los eléctricos seguirían siendo menos contaminantes. Esto se explica por cuestiones de eficiencia, un motor de combustión tiene una eficiencia de un 40%. Y Antonio, hay coches eléctricos por debajo del precio de uno de gas, no todo son Teslas. Y justo en este artículo se habla del plan MOVEA , para que se queden aún más baratos los eléctricos. Recordar también que los eléctricos tienen un mantenimiento muchísimo más barato.
Miguel
En el momento que se cierren en España las centrales térmicas de carbón, la mayor parte de la electricidad consumida por las noches en España va a proceder de las centrales térmicas de gas (y no digamos si encima cierran centrales nucleares). Hasta mínimo 2030, eso va a ser así. Si los ciudadanos se compran un coche eléctrico (mucho más caro que el coche a gas) y lo va a cargar por la noche, lo estarán cargando mayoritariamente con electricidad generada con gas. Si se hacen cuentas a nivel de país, no tiene sentido, de momento, un despliegue masivo del coche eléctrico. Para muchos ciudadanos saldrá más económico y práctico que los coches se muevan directamente a gas. Dentro de unos años, cuando el despliegue masivo fotovoltaico ya tenga instalada una gran cantidad de GW, y cuando las baterías se abaraten lo suficiente, ya empezará a tener más sentido despliegue masivo del coche eléctrico, pero para aquellos que puedan cargarlo durante horario solar o bien les valga sólo con una carga durante el fin de semana, también en horario solar. Hoy por hoy, no todos los ciudadanos pueden cargar un coche eléctrico, especialmente las clases medias-bajas. Ese es otro dato importante a tener en cuenta. En Noruega y China sí que se está realizando un despliegue masivo del coche eléctrico, pero en Noruega generan la electricidad por la noche mediante centrales hidraúlicas, y en China mediante centrales térmicas de carbón.
Antonio
Hoy por hoy el gnv es la única alternativa al diésel, el eléctrico no es la solución. Cuesta el doble de uno a gas, y para el ciudadano de a pie se le sale de presupuesto. Pues aunque la electricidad sea barata hay que pensar en su origen y también desarrollar un plan de amortización del coche para ver como te sale económicamente frente al gas. No todos disponemos de un garaje donde poder recargar ni de puntos de recarga por las calles. Hay también que valorar lo que se contamina para podrucir los dos tipos de vehículos. Una alternativa de la que se habla muy poco o casi nada es el Hidrógeno. Para mí eso sería lo mejor, pero hay que desarrollarlo como todas las tecnologías. Él día que un eléctrico cueste como un gasolina, las baterías de éstos aguanten más de 700 km, las recargas sean rápidas y exista una red de cargadores como. Las de las gasolineras, ese día será el momento de usar un eléctrico mientras se desarrolla definitivamente el coche a hidrógeno.