movilidad

El Ejecutivo Rajoy seguirá subvencionando al sector del automóvil en 2016

0
El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la prórroga del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE) 8. La prórroga -informa Moncloa- "permite mantener la continuidad del programa PIVE 8 hasta el 31 de julio de 2016, o hasta el agotamiento de los fondos si esto sucediera con anterioridad". La partida que presupuestó el Ejecutivo Rajoy para el PIVE 8 -225 millones de euros, la más generosa hasta la fecha-, no se agotará -dado el ritmo de gasto- en el plazo previsto, que expira el 31 de diciembre del corriente. De ahí la prórroga.
El Ejecutivo Rajoy seguirá subvencionando al sector del automóvil en 2016

La lluvia de millones al sector del automóvil, ese que no tiene ni una sola marca española (Volkswagen compró Seat hace ya 25 años), sigue y sigue y sigue... Ni la peor de las crisis -esa que comenzara en 2008 con la bancarrota de Lehman Brothers- ha sido capaz de acabar con las subvenciones, ya tradicionales, que reciben en España como agua de mayo (todos los años) las multinacionales del sector: desde las asiáticas (Toyota, Nissan, Mitsubishi, Kia u Honda), a las americanas (Ford, Chrisler, General Motors...), pasando lógicamente por las alemanas (BMW, Mercedes, Volkswagen...), francesas (Renault, Citroën, Peugeot...), o italianas (Fiat, Lancia, Piaggio...). Todas, sin excepción, han sido beneficiarias de las multimillonarias subvenciones a fondo perdido que, desde hace décadas, renueva, una y otra y otra y otra vez, el gobierno de la nación.

La curva
En referencia a otro tipo de ayudas -las primas a las renovables-, el año pasado, el secretario de estado de Energía, Alberto Nadal, decía en el diario El País lo siguiente: "les hemos pagado al resto del mundo la curva de aprendizaje en renovables". El comentario venía a cuento de que muchas de las grandes huertas solares que estaban percibiendo una prima por kilovatio hora producido están integradas por paneles solares de origen foráneo. El señor Nadal nada parecido ha dicho jamás, sin embargo, sobre las ayudas al sector del automóvil, que ha percibido durante los últimos años miles de millones de euros en subvenciones a fondo perdido. Hay además otra diferencia entre uno y otro sector. El de las energías renovables exporta I+D made in Spain, mientras que el del automóvil solo exporta producto sujeto a patentes extranjeras.

Abengoa
La prórroga de las subvenciones a fondo perdido (PIVE 8) coincide en el tiempo con el preconcurso que acaba de solicitar Abengoa, antaño buque insignia de la termosolar made in Spain, hogaño sin posibilidad de ser ayudada por el Ejecutivo Rajoy, que dejó ayer claro -por boca del mismísimo ministro de Industria- que no tiene intención de rescatar esa firma: "esa es una cuestión que atañe a una empresa del sector privado", dijo Soria ayer en Televisión Española. En fin, que el Consejo de Ministros ha aprobado esta tarde un Real Decreto para modificar algunos aspectos del RD 380/2015, "por el que se regula la concesión directa de subvenciones del Programa de incentivos al vehículo eficiente (PIVE 8), con la finalidad de mantener la continuidad del programa hasta el 31 de julio de 2016 o hasta el agotamiento de los fondos si esto sucediera con anterioridad".

225 millones de euros
Según el comunicado que ha difundido esta tarde Moncloa, el programa PIVE 8 está dotado con 225 millones de euros, la mayor cuantía hasta la fecha en este tipo de convocatorias. Con el ritmo actual de constitución de reservas, se estima que habrá remanente de fondos a 31 de diciembre de 2015, fecha inicialmente prevista para el fin del programa. "En base a la positiva experiencia adquirida -explica Industria-, se considera conveniente ampliar el plazo de admisión de reservas hasta el 31 de julio del 2016, o hasta el agotamiento del presupuesto si ocurriera antes, con el objeto de aprovechar el remanente de fondos disponibles". El Ministerio considera que "la importancia que los sucesivos programas han tenido para el mercado, y las previsiones de comportamiento del mismo para estos próximos meses, hacen recomendable mantener este tipo de medidas".

Ocho convocatorias
El Ministerio explica en su comunicado que el plan PIVE, que ha tenido ya ocho convocatorias de ayudas entre los años 2012 y 2015, ha supuesto un desembolso de ayudas total por parte del Estado de 1.115 millones de euros. El resultado es que, una vez concluya la presente edición, se habrán sustituido 1.185.000 vehículos antiguos por las mismas unidades de vehículos nuevos. Según el ministerio, los efectos de los programas PIVE son "muy relevantes", en materia de producción, que ha aumentado hasta los 2,6 millones de unidades previstas para este año (situando a España como octavo productor mundial de turismos), desde los 1,9 millones en 2012; y en lo que se refiere a "la atracción de nuevas inversiones y la asignación de nuevos modelos a las plantas españolas (22 nuevos modelos asignados desde el año 2012)".

Artículos relacionados
Lluvia de millones para el sector del motor

Añadir un comentario