movilidad

El alcalde de Madrid se niega a mantener un debate público sobre los niveles de contaminación en la ciudad

0
Cinco representantes de la Plataforma en Defensa de Madrid Central (PDMC) se reunieron ayer a mediodía con el alcalde y la vicealcaldesa de la capital, José Luis Martínez Almeida y Begoña Villacís, con el fin de solicitarles que den marcha atrás cuanto antes en la moratoria de multas: "esta moratoria, de facto, ha dejado sin sentido ni funcionalidad a la zona de bajas emisiones que creó el anterior consistorio", pero el alcalde y la vicealcaldesa -lamentan desde la Plataforma- "siguen enrocados en un discurso ajeno a la realidad". La Plataforma ha propuesto a Almeida debatir este asunto públicamente, con los datos sobre la mesa, pero Almeida ha declinado hacerlo.
El alcalde de Madrid se niega a mantener un debate público sobre los niveles de contaminación en la ciudad

La Plataforma en Defensa de Madrid Central, a la que pertenece Ecologistas en Acción, mantuvo una reunión ayer con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante. El objetivo de la Plataforma era que el Ayuntamiento asumiera "compromisos concretos que permitan conseguir que mejore la calidad del aire en la ciudad, pero el alcalde y la vicealcaldesa -explican desde la Plataforma- siguen enrocados en un discurso ajeno a la realidad, afirmando que Madrid Central ha supuesto un aumento de la contaminación y de los atascos en el centro, negando toda evidencia fáctica".

"De hecho -informa Ecologistas-, no han aceptado el reto que la PDMC les ha puesto sobre la mesa: debatir este asunto públicamente, con los datos sobre la mesa". Según esta oenegé, que es miembro integrante de la Plataforma, "hasta ahora, los datos presentados por el Ayuntamiento siempre han tratado de disfrazar la realidad haciendo comparaciones forzadas, pero no soportan el más mínimo análisis científico ni técnico".

La vicealcaldesa, Begoña Villacís (Ciudadanos), ha asegurado que se trata de una moratoria y no de una reversión de Madrid Central, y que esta zona de bajas emisiones sigue vigente, y que lo único que se pretende es reformarla. Ante esto -informa Ecologistas-, las personas que representaban a la Plataforma han insistido en que, en realidad, se ha mandado un mensaje de “barra libre” para los coches, lo que ya está generando graves problemas de congestión y han añadido que, si hubiese problemas por resolver, deberían haberse abordado manteniendo las sanciones a quienes entren con su vehículo de forma indebida.

En todo caso, dado que la moratoria es solo de multas automáticas, la Plataforma ha instado a los responsables municipales a que ordenen a policía municipal y a agentes de movilidad que se coloquen en los accesos y multar a todo vehículo que infrinja la Ordenanza de Movilidad.

¿Y después de la moratoria?
Cuando desde la Plataforma se ha preguntado qué iba a ocurrir tras la moratoria, el 1 de octubre, tanto Martínez-Almeida como Villacís han dejado claro que se reinstaurará el sistema de multas, pero con las modificaciones que se planteen durante estos meses. "No hemos tenido respuesta de cuáles serían esas modificaciones, a pesar de nuestra insistencia", han lamentado los representantes de la Plataforma: "para más desconcierto -añaden desde la PDMC-, el delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, ha negado en declaraciones a un medio de comunicación que se haya llegado a ese compromiso".

La única noticia concreta y positiva para la Plataforma es que el alcalde se ha comprometido a no alterar el protocolo de actuación ante picos de contaminación por dióxido de nitrógeno: "lo demás ha sido ausencia de compromisos concretos y mucha incertidumbre: se habla de unas reuniones técnicas a las que previsiblemente nos invitarán, pero es claro que estamos en un periodo estival y no va a ser fácil que sean muy operativas".

Por otro lado, la Plataforma ha insistido en que lo razonable antes de adoptar ninguna moratoria a las multas habría sido reunir a los grupos de trabajo, como la Comisión de Calidad del Aire, su Ponencia Técnica o la Mesa de Seguimiento de Madrid Central, que son los órganos en los que se deberían debatir estas cuestiones. Sin embargo, ni siquiera han sido convocadas todavía.

Ante esta situación y "la poca credibilidad que ofrecen los compromisos expresados por Martínez-Almeida y Villacís", la Plataforma en Defensa de Madrid Central continuará su calendario de movilizaciones y de acciones de presión. Según la PDMC, "el fin último es preservar la salud de la ciudadanía madrileña, lo que implica que se mantenga Madrid Central como mínimo con la ambición que tenía hasta hace una semana y que medidas similares se extiendan a otros distritos".

Añadir un comentario