movilidad

¿Cuánto cuestan los atascos en Madrid? 538 euros por usuario y año

0
Ese es uno de los muchos datos que incluye "Movilidad Sostenible", obra editada por la fundación Fenercom y la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid que analiza "la cultura del coche" y propone remedios a los mil desbarajustes que ocasiona el vehículo automóvil. A saber: pérdida de tiempo (atascos), pérdida de espacio (para aparcamiento, para infraestructuras), pérdida de calidad de vida (por lo susodicho y por el deterioro del medio: fragmentación de los territorios, contaminación atmosférica y acústica) y pérdida de dinero.
¿Cuánto cuestan los atascos en Madrid? 538 euros por usuario y año

Esos son algunos de los muchos impactos que propicia "la cultura del coche" en las sociedades modernas. Y "Movilidad Sostenible" es una publicación editada por el ejecutivo madrileño y Fenercom (Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid) que "ofrece información acerca de todos estos temas, con el objetivo de dar a conocer a los ciudadanos el modelo actual de movilidad y de presentar soluciones y propuestas de mejora que se están desarrollando dentro y fuera de nuestro territorio". Entre los muchos datos y soluciones que presenta "Movilidad Sostenible", valgan de muestra media docena de botones... para conocer lo uno (los impactos) y para conocer lo otro (los remedios).

1. En España, el sector que más energía consume es el del transporte y casi toda ella procede de derivados del petróleo, un recurso finito que al ritmo de extracción actual puede agotarse en pocas décadas. España no lo produce y debemos importarlo; es muy caro y está sujeto a continuas variaciones de precio. Una subida de solo un dólar en el precio del barril nos cuesta 600 millones de euros.

2. La creciente congestión del tráfico también nos afecta negativamente porque provoca un mayor gasto en combustibles y una gran pérdida de tiempo. Se calcula que en los accesos a Madrid el coste medio anual de la pérdida de horas productivas a causa de los atascos es de 538 euros por usuario.

3. Más del 75% de los desplazamientos urbanos se realizan en vehículos privados con un solo ocupante. Además, en la ciudad, el 50% de los viajes en coche son de menos de tres kilómetros y el 10% de menos de quinientos metros.

4. El transporte es el responsable del 30% de las emisiones totales y se prevé un aumento del 70% de aquí a 2030.

5. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía ofrece en su página una base de datos con la información de todos los modelos que se comercializan en España. Muchos fabricantes ya preentan una etiqueta, muy parecida a la de los electrodomésticos, que incluye la clasificación por consumo comparativo del coche, según una escala de siete clases energéticas: desde la A, que es la más eficiente, a la G.

6. Y, sobre el coche eléctrico
Mientras un coche convencional consume entre seis y nueve euros a los cien kilómetros, uno eléctrico solo gasta entre 1,5 y tres. Los coches eléctricos apenas requieren mantenimiento porque los elementos mecánicos se reducen y no necesitan aceite. Sus revisiones consisten en la sustitución de ruedas y frenos, y el chequeo de funcionamiento. Además, este tipo de vehículo disfruta de muchas ayudas económicas: por ejemplo, el impuesto de circulación tiene bonificaciones; la ITV cuesta la mitad y se ahorra hasta un 35% en el seguro; por eso resultan atractivos, a pesar de que su precio de venta es entre un 30 y un 50% más caro que uno convencional. Su principal inconvenientees que tienen una autonomía todavía limitada, de unos cien a doscientos kilómetros. Aunque esto no es un problema para utilizarlos en la ciudad, donde la mayoría de los trayectos no superan los treinta kilómetros.

¿Soluciones propuestas?
1. Desde 2003, en Londres, para acceder al centro y a sus inmediaciones en vehículo privado sedebe pagar alreedor de 12,50 euros. Esta tarifa, llamada de Congestión, se aplica de lunes a viernes de 0.700 a 18.00 horas. Los residentes tienen un descuento del 90% y los discapacitados están exentos de pago.

2. Coche compartido (car sharing) es una nueva fórmula de alquiler de vehículos por períodos cortos. Los automóviles, que en muchos casos son eléctricos, se encuentran aparcados en zonas céntricas de la ciudad. Es un servicio adecuado para empresas y personas que necesitan utilizar el coche ocasionalmente o para combinarlo con el uso del transporte público. Es rentable porque evita los gastos que implica el vehículo en propiedad: mantenimiento, seguro, etc. En Madrid, el precio oscila entre uno y veinte euros todo el día. Incluyen horas gratis de aparcamiento en zonas azules y descuentos mostrando la tarjeta de abono transporte. En Bremen, existen intercambiadores llamados Mobil.punkt que permiten combinar coche compartido, transporte público, bicicleta y taxi, de modo que se pueden realizar recorridos mixtos.

3. El sistema de transporte de Curitiba, en Brasil, basado en "metronizar" el autobús, ha servido de modelo a ciudades como Delhi, Bogotá, Estambul, Los Ángeles o Pekín. Consiste en un circuito de carriles exclusivos para autobuses biarticulados y un sistema de estaciones tubo donde se paga al entrar. La estación y el autobús están al mismo nivel, como en el emetro, lo que facilita el acceso y reduce el tiempo de parada. La frecuencia de paso es de treinta segundos. Su velocidad media es superior a la de los coches, se ahorra hasta un 30% de combustible respecto a otros sistemas y se reducen las emisiones de CO2.

4. La flota de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid está integrada por 2.068 autobuses. De ellos, 1.371 están propulsados por biodiésel; cinco, por bioetanol; veinte son eléctricos y 627 usan gas natural comprimido.

5. La súper manzana es una revolucionaria propuesta de convivencia de modos que une urbanismo y planificación de la movilidad. Con su implantación en los barrios del Born y de Gràcia en Barceloa, no solo se han obtenido importantes mejoras en las condiciones de tráfico, sino que se ha devuelto al peatón y a los transportes no motorizados hasta un 92% del espacio público antes ocupado por el coche. Es una nueva célula urbana de 400x400 metros que abarca varias manzanas de las tradicionales. El acceso de vehículos a su interior está limitado a los residentes, la carga y descarga, las emergencias y los servicios urbanos.

6. El fomento de los desplazamientos intermodales, es decir, los que combinan dos modos diferentes, como son el tranvía y la bicicleta, ha conseguido eliminar los atascos de las calles de Friburgo. Esto ha sido posible gracias a su visión de futuro, porque mientras muchas ciudades retiraron sus viejos tranvías para facilitar el tránsito de los vehículos motorizados, ellos no solo no lo hicieron, sino que ampliaron su red, y además, crearon más de 400 kilómetros de carril bici.

Más información
Cuaderno Movilidad Sostenible

Añadir un comentario