movilidad

Casi 700 empleados de Endesa ya se han pasado al coche eléctrico

0
Endesa acaba de cerrar la cuarta edición del Plan de Movilidad Eléctrica para empleados, que promueve la adquisición de vehículos eléctricos entre los miembros de su plantilla. 164 trabajadores de la compañía se han adherido a esta iniciativa en esta cuarta edición. Según la empresa, ya son un total de 663 los empleados que circulan "por las ciudades y carreteras de nuestro país con vehículos que suponen cero emisiones" (el 7,4% de la plantilla total de Endesa en España). El objetivo de la empresa es alcanzar el 10% en 2020. [Foto].
Casi 700 empleados de Endesa ya se han pasado al coche eléctrico

Madrid, Baleares, Cataluña y Canarias son las comunidades donde hay mayor penetración del coche eléctrico entre los empleados. El cuarto Plan de Movilidad para Empleados ha incrementado en 164 los trabajadores de Endesa que circulan con cero emisiones de manera particular. Según los datos publicados hoy por la compañía, "son ya 663 los empleados de la compañía que poseen un coche eléctrico para su uso particular gracias a la aplicación de este Plan. En los últimos cuatro años -añaden desde la empresa-, 5 de cada 100 turismos eléctricos vendidos en nuestro país están conducidos por empleados de Endesa" (el objetivo de la empresa es alcanzar el 10% de la plantilla total en 2020).

Endesa calcula que los trabajadores de la empresa que poseen coche eléctrico particular han recorrido en los últimos cuatro años más de 10 millones de kilómetros, "lo que ha evitado la emisión de 1.300 toneladas de CO2 cada año, contribuyendo de esta manera a la mejora de la calidad del aire en las ciudades". La iniciativa de la compañía eléctrica se enmarca en el Plan de Movilidad Sostenible de Endesa y forma parte de la estrategia de promover la descarbonización de la economía a través de diversas actuaciones, entre ellas, las de electrificación de la demanda.

Todo un plan
Según Endesa, esta cuarta edición del plan de movilidad ha vuelto a incluir acuerdos con diferentes fabricantes de coches eléctricos, facilitando la posibilidad de elegir entre 5 modelos, todos 100% eléctricos y con autonomías homologadas que llegan a alcanzar más de 300 kilómetros en algunos casos. Además, los participantes han podido optar de nuevo a un incentivo económico que otorga la empresa por la colaboración en la divulgación del plan y que da preferencia a los vehículos eléctricos en el aparcamiento de sus sedes corporativas. Los empleados cuentan también con el apoyo de una Oficina Técnica de Proyecto, creada desde la primera edición del Plan, para atender todas las solicitudes de información y acompañar al empleado durante el proceso. La compañía también ha ofrecido a sus empleados y al público en general diversas facilidades para la adquisición de un punto de recarga doméstico a través de la Solución Integral Vehículo Eléctrico, que permite su instalación, mantenimiento, garantía y financiación.

Asimismo, el Plan ha llevado asociado desde sus inicios la instalación de infraestructuras de recarga en las principales sedes de la compañía para las posibles urgencias que les puedan surgir a los empleados. En estos momento, hay 461 puntos de recarga en seis sedes de la empresa. En las sedes sociales de Madrid, Zaragoza y Sevilla existe, además, un estacionamiento exclusivo de vehículos eléctricos con acceso a cargadores semi-rápidos; y cuentan también con un punto de carga rápida, válido para cualquier modelo de vehículo, con el que el empleado puede cargar el 80% de la batería en menos de 20 minutos.

Proyecto Clima
El Plan de Movilidad Eléctrica para empleados ha sido seleccionado como Proyecto Clima desde 2016 por parte de la Oficina Española de Cambio Climático, como reconocimiento a su contribución a la reducción de emisiones de CO2. El objetivo de estas iniciativas es reducir emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) mediante la promoción del uso de vehículos 100% eléctricos.

Por otro lado, la compañía italiana (Endesa es una filial del grupo transalpino Enel) acaba de poner en marcha Endesa X, una nueva línea de negocio con la que la empresa eléctrica quiere convertirse en "un actor de primer nivel en la transformación energética" y con la que aspira a liderar "el cambio hacia la electrificación del parque español de vehículos y contribuir a democratizar la movilidad eléctrica, haciéndola más fácil y accesible". El principal compromiso de esta iniciativa es el Plan Endesa de Infraestructuras de Recarga, que supondrá el despliegue de más de 8.500 puntos de recarga pública en 2019-2023, con una inversión de 65 millones de euros, así como de unos 100.000 puntos privados.

El plan tendrá dos fases
Durante los dos primeros años (2019-2020), se establecerá una red de 2.000 puntos de recarga que conectarán las principales ciudades de más de 35.000 habitantes y las carreteras, cubriendo los 15.000 kilómetros de vías principales y áreas urbanas, y garantizando que el 75% de la población dispondrá de infraestructuras públicas de recarga en su municipio. Esto permitirá tener siempre un punto de recarga a menos de a 100 kilómetros.

En los dos siguientes años (2021- 2023), se instalarán más de 6.500 nuevos puntos de recarga de acceso público (en centros comerciales, estacionamientos, cadenas hoteleras, áreas de servicio, vía pública, etcétera) para acompañar el crecimiento del mercado del vehículo eléctrico, dotando de mayor cobertura de infraestructura las zonas urbanas y los principales nodos estratégicos de comunicación, incluyendo las islas.

Este cambio de cultura sobre la energía y el compromiso para modificar determinados hábitos de consumo hacia soluciones más sostenibles también se están viviendo dentro de la compañía. Desde 2010, Endesa ha multiplicado por 4 el número de vehículos eléctricos puros de su flota y, actualmente, cuenta en ella con 100 vehículos eléctricos puros y 529 vehículos híbridos que, en conjunto, suponen casi el 30% de la flota corporativa, un 6% más que en 2017.

Añadir un comentario