javier garcía breva

Un big bang energético para reducir las emisiones

2

El pasado 22 de abril España firmó en la ONU la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, acordada en París hace cuatro meses, y se comprometió a reducir las emisiones un 40% en 2030. En julio se negociará en Bruselas cómo se concreta dicho compromiso para, a continuación, ratificar el nuevo tratado internacional.

España está muy alejada de la senda de reducción de sus emisiones. El PIB sigue conectado al aumento de CO2. Las emisiones han caído solo en los años de recesión, de 2008 a 2013, y se han incrementado con crecimiento del PIB, como ha sucedido hasta 2008, en 2014 y 2015. Los países que más han progresado en la reducción de emisiones lo han hecho con más renovables, ahorro de energía e impuestos al carbono. En España, por el contrario, la política energética ha contribuido a la carbonización de la economía incentivando el consumo de hidrocarburos en todos los usos de la energía, sin fiscalidad ambiental.

La reforma energética de los últimos gobiernos ha frenado las medidas contra el cambio climático. La retroactividad de 2010 y la moratoria ilimitada aprobada en 2012 han eliminado la inversión renovable. La estrategia de rehabilitación de 2014 prescinde de las renovables, del autoconsumo y del CO2 para promover el gas natural. La estrategia del vehículo alternativo de 2015 duplica los objetivos del autogás sobre los del vehículo eléctrico y la subida del término de potencia en el recibo de luz obstaculiza el ahorro de energía. El mayor esfuerzo se ha dirigido a rentabilizar la sobrecapacidad de infraestructuras gasistas innecesarias, mientras se continúa regalando los derechos de emisión a las empresas.

Un 40% de reducción de emisiones en 2030 significa un cambio de paradigma energético hacia la electrificación con renovables que obliga a triplicar la potencia renovable actual, cerrando las térmicas de carbón y de gas más contaminantes, a que toda la edificación sea de consumo de energía casi nulo y que el 100% de los vehículos sean eléctricos. La generación descentralizada y el almacenamiento representan el nuevo modelo energético para integrar la energía limpia de forma masiva, preferentemente en las ciudades.

La regulación española no permite este cambio de paradigma y lo ha demonizado ante la opinión pública. Esta tarea ha contado con el postureo climático de gobernantes y políticos. Desde Copenhague hasta París, cada vez que han acudido a las cumbres del clima y han defendido las renovables, a la vuelta han aprobado las cuotas y ayudas al carbón, la retroactividad y la moratoria renovable o la ley que incentiva la exploración de hidrocarburos y fracking. De tal manera que hasta en la actual legislatura ha sido más amplio y fácil el consenso parlamentario para subvencionar el carbón nacional que para derogar el decreto de autoconsumo. Infame.

La explicación es muy simple. La decisión sobre los límites a las emisiones está en manos de las compañías energéticas y aquí el regulador es el regulado, es decir, el que contamina. De esta manera, España ha pasado de ser líder mundial en renovables a ser de los primeros importadores mundiales de petróleo y gas, el primer importador de gas de Europa, el primer re-exportador de GNL del mundo y el primer importador de gas esquisto de EEUU.

No queda tiempo. La transición energética en España requiere también una transición política. Se necesita un “big bang” energético que lleve a cabo el gran cambio de supeditar la política económica al medio ambiente y expulse de la vida pública la actitud falsa con respecto al cambio climático.

Añadir un comentario
Vicente J Subiela
¡Felicidades! (al autor y a la revista). Este artículo ha de expandirse como su nombre indica. Debe ser un "Big Bang" en la red y citarse o replicarse en todos los medios. Los españoles han de abrir los ojos
internete
Un eufemismo es una frase o palabra que trata de ocultar el verdadero significado de lo que dice, transformándolo en algo que suene bien. Siempre está asociado a una "verdad pretendidamente oculta". La verdad pretendidamente oculta es que "liberalizar" es un eufemismo de "privatizar": Lo que es de todos no es de nadie, y por tanto me lo quedo yo... A partir de ahora soy su "legitimo propietario"... Así en las últimas décadas se ha "liberalizado" la red electrica que era de todos. Se ha "liberalizado" la red de correos que era de todos. Y lo mismo con la red telefónica, los aeropuertos, las carreteras, buena parte de la educación y parte de la sanidad publicas... Ahora tratan de "liberalizar" (lease privatizar) los tribunales mediante el TTIP... Ya solo queda "liberalizar" el servicio de bomberos y la policia... Todo se andará... AH! Y si alguien se queja y defiende lo público, lo que es de TODOS, entonces es un comunista... Parece un chiste, sino fuera verdaderamente tragico para la inmensa mayoria... Eso si: Los "liberalizadores" se van riendo todo el camino al banco...
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).