geotérmica

De mina de carbón a centro de investigación de la energía geotérmica


0
La Fundación Santa Bárbara ha añadido a la mina-escuela que tiene en Ribera de Folgoso (León) un nuevo cometido: convertirse centro demostrador para el desarrollo y la investigación de la energía geotérmica y para avanzar más en la formación de profesionales para el sector. El proyecto se enmarca en el plan de la Junta de Castilla y León para dinamizar económicamente los municipios mineros.
De mina de carbón a centro de investigación de la energía geotérmica


El nuevo centro pondrá al servicio de empresas instaladoras y fabricantes de equipos geotérmicos para que puedan llevar a cabo los ensayos correspondientes. La mina consta de nueve pozos de 120 metros de profundidad que se han rellenado con distintos tipos de mortero, con el objetivo de investigar las particularidades de cada uno, según informa la prensa local.

La Fundación Santa Bárbara también llevará a cabo en esta mina escuela labores de formación asociados a la geotérmica, a través de ciclos formativos que ayuden a disponer de profesionales aptos para trabajar en el sector.

“Creemos que la geotermia va a tener un importante desarrollo a futuro y va a aumentar el potencial investigador de la Fundación”, aseguró Manuel Álvarez, director de la Fundación, en el acto de inauguración del nuevo centro, que tuvo la semana pasada.

El proyecto está financiado por la Consejería de Economía y Hacienda con más de 200.000 euros y ha sido ejecutado durante los últimos 18 meses, añadió Álvarez, quien confía en que la mina escuela se convierta en una "instalación de referencia para investigar el potencial en energías renovables que ofrecen las minas de carbón”.



Las instalaciones experimentales participarán en el sistema de calefacción y refrigeración de los edificios de la fundación, que ya cuentan con un sistema de climatización con biomasa de 100 kW. Pero a partir de ahora, el sistema de biomasa será utilizado fundamentalmente como apoyo del geotérmico. Se espera que la integración de ambos modelos permita reducir casi a cero las emisiones de CO2. 



El sistema geotérmica también podrá usarse para el frío pasivo, que emplea la temperatura del subsuelo –más fría que el ambiente en verano–como foco de frío y absorbente del calor excedente del inmueble, a través del sistema de calefacción, o como elemento de disipación solar, para evitar el sobrecalentamiento de los captadores solares del edificio cuando no existe consumo de agua caliente sanitaria.


El proyecto forma parte de las iniciativas que se están desarrollando en el marco del Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros 2016-2020, dentro del objetivo de fomentar la investigación en técnicas relacionadas con la minería susceptibles de aplicación a otros sectores productivos.


Añadir un comentario