fotovoltaica

Powen obtiene la certificación para el mayor  sistema antivertido en autoconsumo sobre cubierta

2
Powen, en colaboración con Huawei, SumSol y Wattkraft, ha obtenido la certificación de CERE para la mayor instalación fotovoltaica de Europa con sistema antivertido (inyección cero) sobre cubierta.  La planta objeto de este sistema se encuentra en una fábrica de envases de vidrio de Villafranca de los Barros (Badajoz) y cuenta con una potencia instalada de 8 MWp.
Powen obtiene la certificación para el mayor  sistema antivertido en autoconsumo sobre cubierta

El sistema antivertido gestiona 44 inversores SUN2000-185KTL, agrupados en tres nuevos centros de transformación internos a la fábrica y conectados en un anillo de 15.000 voltios. Dicho sistema asegura el funcionamiento según el Anexo I del RD 244/19 donde se especifican los requerimientos de funcionamiento, que exigen tiempos de adaptación de la potencia inferiores a 2 segundos para acoplar la producción solar al consumo de la fábrica y no realizar el vertido de los excedentes a la red.

La evaluación de la conformidad ha sido realizada in-situ mediante ensayos específicos por CERE, laboratorio acreditado conforme ISO/IEC 17025 tal y como requiere el Real Decreto.

"Este nuevo hito de la compañía pone en valor el excelente trabajo que viene realizando Powen desde su creación y la posiciona a la vanguardia tecnológica en el sector solar fotovoltaico, y el autoconsumo, donde la innovación se ha convertido en un importante valor diferencial", señala la compañía en un comunicado.

Junto con Powen, en el proyecto han colaborado Huawei, proveedor en soluciones, productos y servicios TIC globales y en soluciones de energía para redes); Wattkraft. partner de Huawei desde 201; y SumSol, distribuidor de material fotovoltaico. CERE es un organismo independiente de pruebas, certificación e inspección, que presta múltiples servicios de certificación, entre otros, a plantas fotovoltaicas y turbinas eólicas.

La instalación se encuentra situada en la fábrica de envases de vidrio que tiene en la localidad pacense de Villafranca de los Barros el grupo portugués Barbosa&Almeida. Gracias a esta planta, que ocupa unos 85.000 metros cuadrados de superficie, la fábrica dejará de emitir a la atmósfera más de 5.000 toneladas de CO2 a la vez que ahorrará un 12% en su su factura energética. El proyecto ha sido diseñado por la consultora extremeña Arram.

Añadir un comentario
Carlos Domínguez
Que barbaridad no exigir el balance neto. Damos por buena una ley que obliga a tirar a la basura energía limpia, mientras importamos combustibles fósiles. Y eso con un gobierno de izquierdas. Con una vicepresidenta de transición energética. ¿Cuantas décadas nos llevará imponer el bien común a los negocios privados de las eléctricas?
Javier
Me extraña mucho que se cumplan los dos segundos con el envío de fibra óptica.... o el la laboratorio este certifica cualquier cosa, o han encontrado una gran fibra óptica.