fotovoltaica

Makro, Alimerka, Lidl, Eroski y Ahorramás buscan soluciones de autoconsumo

0
La Unión Española Fotovoltaica organizó la semana pasada un Desayuno de Trabajo sobre Autoconsumo. Al evento asistieron, por una parte, empresas del sector fotovoltaico que ofertan soluciones de autoconsumo solar, como Powen, Opengy, Aros Solar Technology y EDF Solar. Y, por otra, potenciales clientes de esas empresas, como Ilunion, Makro, Decathlon, Alimerka, Borges, Lidl, Eroski y Ahorramás. [En la imagen, autoconsumo solar fotovoltaico sobre las cubiertas de las naves de una empresa catalana de áridos].
Makro, Alimerka, Lidl, Eroski y Ahorramás buscan soluciones de autoconsumo

El autoconsumo es legal y es rentable. Parece mentira que a estas alturas de la historia haya que empezar "aclarando" algo tan evidente como eso. El autoconsumo está regulado, desde octubre de 2015, por un real decreto (RD 900) que establece una serie de obligaciones para los autoconsumidores. La más famosa de ellas (y la más polémica) es el pago del denominado impuesto al Sol, una tasa que grava kilovatios que autogenero (con una instalación solar fotovoltaica que he colocado sobre el tejado de mi casa, por ejemplo) y autoconsumo (en mi frigorífico, el microondas o en la bombilla de mi cocina); kilovatios hora pues que jamás entran en la red pública de distribución de electricidad. Ese impuesto en todo caso solo afecta a las instalaciones de más de diez kilovatios (a las de menos -las domésticas- el RD 900 las exime de su pago). La tasa tampoco afecta a las instalaciones aisladas (no conectadas a red) y a las ubicadas en las islas Canarias.

El autoconsumo es en fin legal en España, y es rentable, en muchísimos casos
Según la mayoría de los actores del sector, el coloquialmente conocido como impuesto al Sol es una insensatez objetiva, porque grava un acto solidario para con la sociedad (véase) y objetivamente positivo para con el medio ambiente (kilovatio hora que generamos con el Sol, kilovatio hora que no necesitamos generar con carbón o gas, combustibles fósiles cuya quema se traduce en emisiones de de gases de efecto invernadero). En Bruselas ya lo saben y, por ello, el Parlamento Europeo acaba de rechazar esa tasa por una amplísima mayoría. Pero el denominado impuesto al Sol, que tiene sus días contados pues, sigue ralentizando el despliegue del autoconsumo en España, donde, dado el recurso -el Sol-, podría estar disparado. ¿Y cómo lo ralentiza? Con campañas de desinformación (fake news), que siembran la confunsión en una buena parte de la ciudadanía española, que cree que el autoconsumo es carísimo (por culpa de ese impuesto) y que cree que es, además, poco menos que delito (el Ejecutivo Rajoy amenaza en su RD con multas millonarias a los autoconsumidores que no inscriban sus instalaciones en el registro del Ministerio, por ejemplo. Léase sobre el particular Terrorismo regulatorio).

Y lo cierto es que eso no es así
Porque el denominado impuesto al Sol, que solo están obligadas a pagar las instalaciones de más de 10 kilovatios de potencia, efectivamente alarga el período de amortización de la instalación (en unos casos lo alarga más; en otros, menos), pero no ha sido capaz de disuadir a los miles de autoconsumidores que ya hay en España. Las cifras de 2017 son delatoras. Según el balance que acaba de hacer público la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), el año pasado fueron instalados en el país 135 megavatios de nueva potencia solar fotovoltaica (FV). Pues bien, de ese total -explican desde UNEF-, "estimamos que entre setenta y ochenta megavatios son de instalaciones de autoconsumo conectadas a red" (las instalaciones FV conectadas a red son las sujetas al pago de la tasa en cuestión). El caso es que esa cifra -70/80 MW repartidos en centenares de instalaciones distribuidas por toda España- está muy lejos de la que recoge el Registro administrativo de autoconsumo de energía eléctrica: 23 MW.

Efectivamente, la diferencia es abismal
Según el Registro del Ministerio de Energía, a día de hoy (14 de febrero de 2018) hay inscritos allí autoconsumos por valor de algo más de 23 megavatios de potencia acumulada. El Registro Administrativo de Autoconsumo de Energía Eléctrica está organizado en tres secciones: Sección 1 Tipo 1, en la que están las instalaciones de menos de diez kilovatios de potencia (-10 kW); Sección 2 Tipo 1, en la que están las instalaciones de más de 10 kW (ninguna de estas instalaciones puede vender la energía excedente, si la hubiere); y, por fin, Sección 2 Tipo 2 (la instalación no solo está inscrita en este registro, el de Autoconsumos, sino que también está inscrita en el registro de instalaciones Productoras de energía; así pueden vender a la red sus excedentes). Pues bien, en la Sección 1 Tipo 1 hay 314 instalaciones inscritas (1.133 kilovatios de potencia entre todas). En la Sección 2 Tipo 1, hay 268 instalaciones (7.957 kilovatios). Y en la Sección 2 Tipo 2 hay 199 instalaciones (13.999 kilovatios entre las 199).

¿Total? Algo más de 23 megavatios, acumulados a lo largo de los dos últimos años, desde el 2 de marzo del año 2016, fecha en que se produjo la primera inscripción. Frente a esa exigua cifra (23), UNEF habla de entre 70 y 80 megavatios de nueva potencia en autoconsumos instalados solo en el año 2017, es decir, que habría centenares de instalaciones (quizá más de mil) no inscritas en el registro del Ministerio. La cifra (entre 70 y 80 megas) "es una estimación que hacemos en base a la información y los datos que nos proporcionan nuestros asociados", explican fuentes de UNEF. La asociación calcula por otra parte que, de los 135 megas totales que estima han sido instalados a lo largo del año 2017, "entre seis y diez megavatios son de plantas de generación dadas de alta como productoras (es decir, plantas que no son de autoconsumo), por lo que los restantes megavatios -concluyen desde la asociación- se corresponden a instalaciones aisladas, para las que no existe registro oficial".

El dinamismo del sector pues es evidente, un dinamismo que contrasta fuertemente con la parálisis regulatoria: parálisis política
A saber: Ciudadanos decidió hurtarle al Congreso de los Diputados el debate sobre el autoconsumo, apoyando el veto que sobre el particular había impuesto el Partido Popular (marzo de 2017) en la Mesa del Congreso; el partido naranja declaró acto seguido que abriría una Mesa de Negociación bilateral (PP-Ciudadanos) para "desbloquear el autoconsumo"; y, casi un año después, el autoconsumo sigue anclado en esa Mesa, o en algún despacho del Ministerio, pues de la presunta negociación nada se sabe (no hay calendario). Entre tanto, en Estrasburgo, el Parlamento Europeo ha votado como decíamos mayoritariamente en contra del impuesto al Sol. El rechazo de la Eurocámara ha sido tal que hasta los diputados del Grupo Popular Europeo han votado en contra de la propuesta de sus compañeros del PP de España (la decisión del Parlamento Europeo -ese "no" al impuesto al Sol- debe ahora ser negociado a tres bandas -Consejo de Europa, Comisión Europea y Eurocámara-, que fijarán su postura de aquí a la próxima primavera).

Pues bien, en ese marco de parálisis política nacional (secuestro de facto del autoconsumo en una mesa de negociación sobre la que ni el Ministerio ni Ciudadanos informan) y de dinamismo europeo y sectorial, la Unión Española Fotovoltaica, que lleva años trabajando por el autoconsumo, convocó la semana pasada un Desayuno de Trabajo sobre esta solución de ahorro (de energía, ergo dinero), una mesa en torno a la cual sentó, por una parte, a un destacado grupo de representantes de empresas de la Asociación de Consumidores de Electricidad -empresas como Ilunion, Makro, Decathlon, Alimerka, Borges, Lidl, Eroski y Ahorramás- y, por otra, a destacadas firmas del sector fotovoltaico que ya están ofertando en toda España soluciones de autoconsumo solar. Entre ellas -y según ha podido saber Energías Renovables-, estuvieron Powen, Opengy, Aros Solar Technology y EDF Solar.

Artículos relacionados
• PP y Ciudadanos bloquean la negociación sobre el autoconsumo

• Preguntamos al Ministerio de Energía cómo van las negociaciones sobre el Real Decreto de Autoconsumo (enero de 2018)

• Preguntamos al Grupo Parlamentario de Ciudadanos cómo van las negociaciones sobre el Real Decreto de Autoconsumo (octubre de 2017)

• Volvemos a preguntar a Ciudadanos cómo van las negociaciones (enero de 2018)

Además
 Los beneficios del autoconsumo solar fotovoltaico

• Seis argumentos que demuestran que lo insolidario es ponerle un impuesto al Sol

• El decálogo del autoconsumo

Añadir un comentario