fotovoltaica

Iberdrola da un volantazo y se acuerda de que la fotovoltaica existe… también en España

1
La multinacional presidida por José Ignacio Sánchez Galán, que ha apostado fuertemente -durante la última década- por la generación de electricidad en centrales de ciclo combinado (o sea, por el gas natural) y por la eólica, da un volantazo a su estrategia empresarial -claramente posicionada de espaldas a la energía solar durante todos estos años-, y apuesta ahora por el sector fotovoltaico (FV). Sánchez, muy crítico con la solar FV, de la que ha dicho en innumerables ocasiones que es una tecnología inmadura y cara, lanza ahora una batería de "servicios para los pequeños productores de energía solar fotovoltaica".
Iberdrola da un volantazo y se acuerda de que la fotovoltaica existe… también en España

El 14 de octubre de 2013 -inauguraba aquel día una instalación hidroeléctrica en presencia del entonces príncipe de Asturias-, el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, decía sin circunloquio alguno que “las termosolares y fotovoltaicas cuestan 5.000 millones en primas y solo suponen el 5% de la producción de energía”. Por querer mantener centrales ineficientes -añadía a la sazón-, "tenemos que cerrar otras que sí son eficientes” (Sánchez aludía así a las centrales térmicas de ciclo combinado que queman gas natural para producir electricidad, instalaciones que entonces y hoy languidecen por la caída de la demanda de energía eléctrica).

No era esa la primera vez que Sánchez arremetía contra la solar. Antes al contrario, la campaña de acoso venía y viene de largo. Así, por ejemplo, el 27 de abril de 2010, día de la presentación trimestral de resultados de Iberdrola, Galán espetaba otra de esas frases que habrán de pasar a la posteridad: "si no se quiere incrementar sustancialmente el precio de la electricidad, es necesario demorar el crecimiento de las tecnologías más inmaduras: la termosolar y la fotovoltaica, que, además, aportan poca energía". La demora de la que hablaba entonces Sánchez se convertiría, apenas unos meses después, en moratoria... y aquí paz y después gloria.

Un par de años después, de los despachos de Iberdrola salía -en abril de 2012- una propuesta de regulación del autoconsumo solar FV que contenía por primera vez el peaje de respaldo, hoy llamado "cargo", y que es conocido por todos como "impuesto al sol". La historia desde entonces es sabida: Alberto Nadal, el secretario de estado de Energía, presentaba en julio del 13 el primer proyecto de real decreto (RD) de regulación del autoconsumo, un proyecto de RD en el que aparecía recogido el peaje susodicho -el impuesto al sol- y que desataría las iras de todas las patronales del sector de las energías renovables, los sindicatos, casi todos los partidos políticos, las asociaciones de consumidores, los ecologistas y prácticamente cualquiera que tuviera un ápice de sensatez.

El impuesto en cuestión es un impuesto fantasma, pues no existe, pero sí asusta
Hasta el extremo de que todavía hay mucha gente que cree que colocar unas placas solares en el tejado de casa para producir con ellas unos kilovatios y ahorrarse así unos dineros es (o puede ser) poco menos que una ruina... Una ruina porque por lo visto hay un impuesto al sol que es una barbaridad y porque resulta que lo que te ahorras en electricidad al final lo vas a tener que pagar en impuestos... Y no, no es así. En España no hay ningún impuesto al sol. Y no lo hay, aunque está claro que tiempo ha tenido en estos dos años y medio el Partido Popular -mayoría absoluta aplastante- para aprobarlo.

A pesar de ello (a pesar de esa mayoría absoluta), el Ejecutivo Rajoy (el PP de Soria y las puertas giratorias) no se ha atrevido hasta ahora a dar el sí quiero a ese impuesto. Y, entre tanto, el autoconsumo ha ido sumando megavatios aquí a la par que el miedo al peaje bajaba de intensidad. Por eso, probablemente, Industria ha reelaborado su proyecto de RD de autoconsumo, le ha cambiado cuatro comas al texto y ha redefinido su propuesta de impuesto al sol (en junio presentó un segundo borrador). Lo ha hecho seguramente porque el fantasma viejo -el borrador de julio del 13- ya no atemorizaba lo suficiente (ya eran demasiadas las instalaciones de autoconsumo en marcha) y había que reavivar la llama del miedo.

Recado
El caso es que la fantasmada de Soria y Nadal -el recadero de Iberdrola, que así le dicen las malas lenguas- ha vuelto a surtir efecto. España entera ha vuelto a hablar este verano -sigue haciéndolo- de un impuesto al sol que sigue muerto (pues no ha nacido), pero que sigue paralizando en gran medida un sector que, de otro modo, brillaría como ningún otro en el campo de las energías renovables, creando empleo y produciendo otros beneficios diversos. Y ahí estábamos, con un fantasma en el armario y una moratoria a la solar (y al resto de tecnologías renovables), cuando Iberdrola lanza una batería de "servicios para los pequeños productores de energía solar fotovoltaica".

En el camino -de moratorias y fantasmas-, han quedado centenares de empresas (miles de empleos) que no han resistido el estrangulamiento del mercado. ¿Han desaparecido ya suficientes competidores como para dar una señal clara (reconocer) que la FV ha llegado para quedarse y que al sol no hay quien lo grave? En fin, que Iberdrola -antaño en guerra contra la solar en todas sus formas- lanza hogaño un producto dirigido a los pequeños productores de fotovoltaica. El producto en cuestión consiste en lo siguiente: la compañía de Galán, por un lado, facilitará una cobertura financiera para que el cliente pueda asegurar su rentabilidad y, por otro, se hará cargo de las labores de mantenimiento de las instalaciones.

Cobertura personalizada
La cobertura financiera consiste -informa Iberdrola- en la fijación, "de manera personalizada", de un precio de venta garantizado por la energía generada, precio "gracias al cual el productor fotovoltaico dejará de depender de la incertidumbre del mercado, en el que dicho precio varía diariamente". Iberdrola asegura que así aporta a sus clientes "la tranquilidad de recibir un ingreso estable que permita recuperar paulatinamente su inversión". Además, el cliente podrá contratar un "servicio de mantenimiento integral de la planta solar": el cliente abona una cuota mensual e Iberdrola "mantiene la instalación en las mejores condiciones técnicas posibles para optimizar su rendimiento".

Iberdrola estima que esta novedosa propuesta podría interesar a alrededor de 62.000 generadores fotovoltaicos en España. Al cierre del primer semestre de 2015, la multinacional declaraba en nuestro país 15,6 millones de contratos, "un 3,5% más que en el mismo periodo del año anterior, con un suministro energético asociado de 29.833 gigavatios hora (GWh)". De dichos contratos -informa Iberdrola-, el 74% (más de 11,5 millones) estaba en el mercado libre, mientras que en el regulado quedaba el 26% restante (unos 4,1 millones). La multinacional cuenta actualmente con una red de 440 establecimientos en España y declaró el año pasado un beneficio neto de 2.327 millones de euros.

* Iberdrola, que no ha apostado por la solar fotovoltaica en España (antes al contrario), sí lo ha hecho y con fuerza puertas afuera. Uno de los ejemplos más significativos es Jasper PV, una formidable instalación solar fotovoltaica (96 megavatios, nada más y nada menos) que Ibedrola Ingeniería se adjudicó a mediados de 2013 en Suráfrica y cuyo valor estimado ronda los 150 millones de dólares. El contrato incluía -como ya informáramos en su momento- el "desarrollo de la planta, subestación transformadora y líneas de evacuación, además de su operación y mantenimiento los próximos 15 años".

Añadir un comentario
Pablo Ruiz
¿Quiere decir esto que se está ganando la batalla? Un saludo
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).