eólica

La eólica batirá todas sus marcas en 2015

1
La potencia eólica instalada en todo el mundo rondaba -a 30 de junio de 2015- los 400.000 megavatios, según el balance que acaba de publicar la Asociación Mundial de la Energía Eólica (World Wind Energy Association). En el primer semestre del año en curso (enero-junio), el mundo ha añadido a su parque eólico global 21.700 megavatios (21,7 gigavatios, GW). En el mismo período (enero-junio) del año pasado (2014), la nueva potencia instalada se quedó en 17 GW, es decir, que si ya el año pasado el crecimiento en esos seis primeros meses fue formidable, este año está siendo sencillamente extraordinario. La asociación de la industria eólica prevé un 2015... de récord. [Foto: Ben Barden Photography/Vattenfall].
La eólica batirá todas sus marcas en 2015

La Asociación Mundial de la Energía Eólica acaba de presentar su primer balance semestral del año. Según ese documento, el mundo tiene ya instalados 392.927 megavatios de potencia eólica (392,9 gigas); China rondaría ya los 125 gigas; y Brasil se estaría consolidando como el cuarto mercado de turbinas más importante del mundo (todos los datos están cerrados a treinta de junio de 2015). Durante el primer semestre del año, la World Wind Energy Association (WWEA) ha registrado 21.678 megavatios eólicos nuevos, lo que supone un incremento muy considerable con respecto a los datos registrados al final del primer semestre del año pasado (17.600 MW) y asimismo con respecto a los guarismos computados a finales del primer semestre de 2013 (13.900 MW). Según los cálculos de WWEA, todas la turbinas eólicas instaladas a día de hoy en el mundo podrían producir el 4% de la demanda de electricidad.

Más crecimiento
En porcentajes, la potencia eólica global instalada durante los seis primeros meses de 2015 ha experimentado un crecimiento del 5,8% (5,6% en idéntico período de 2014, y 4,9% en el primer semestre de 2013). Entre junio de 2014 y junio de 2015 -explica WWEA-, la potencia eólica global habría crecido un 16,8%. Según la asociación, las razones que explican "el relativamente positivo desarrollo de los mercados eólicos del mundo son ciertamente las ventajas económicas de la energía eólica, sobre todo, su creciente competitividad; la incertidumbre internacional a la que está sometido el suministro de gas y petróleo; y la necesidad de apostar por tecnologías de generación de energía que no produzcan emisiones de gases de efecto invernadero, promotores del cambio climático". Así las cosas, el secretario general de WWEA, Stefan Gsänger, ha dicho que "el mercado eólico mundial está eclosionando como nunca jamás".

Potencia eólica instalada a mediados de 2015. WWEA

La eólica batirá todas sus marcas
La Asociación Mundial de la Energía Eólica prevé por otro lado -para el balance final del año 2015- un registro histórico: "we expect new record installations for the total year 2015". En lo que se refiere en todo caso a este primer semestre de 2015, Gsänger ha concretado que "los principales mercados son ahora mismo China, con un crecimiento espectacular, de más de 10.000 MW en solo seis meses, Estados Unidos, Alemania e India". Eso sí -ha añadido-, Brasil ha mostrado en estos seis primeros meses el ratio de crecimiento mayor de todos los grandes mercados del mundo, hasta el punto de que ha incrementado su potencia eólica en un 14% desde principios de año". Por el contrario -matiza Gsänger-, varios mercados europeos presentan ahora crecimientos muy planos, e incluso para el principal actor del Viejo Continente, Alemania, se prevé una ralentización en los próximos dos o tres años, una vez los cambios regulatorios que se esperan allí entren en vigor. Según Gsänger, la industria eólica mundial está actualmente conformada por una gran variedad de actores: pequeñas y medianas empresas, grandes industrias, cooperativas de generadores-consumidores de electricidad, grupos ambientalistas. "Para el éxito futuro, será crucial continuar e incrementar incluso esta variedad", ha concluido el secretario general de WWEA.Potencia total instalada a finales de junio de 2015

Añadir un comentario
Pablo Ruiz
Es curioso como este crecimiento no ha afectado para nada ("0") a España. ¿Por qué será? Un saludo.