eólica

El decretazo anti-autoconsumo condena a la minieólica al exilio

2
El sector minieólico español, con unos ocho megavatios (8 MW) instalados, ha realizado en los últimos años un importante esfuerzo de inversión en innovación y desarrollo. Frente a esa apuesta de futuro, "el bloqueo del Gobierno al desarrollo del autoconsumo y la generación distribuida está empujando a los empresarios minieólicos a una mudanza forzosa al extranjero". Lo dice la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), que denuncia una política energética -la que está desarrollando el Ejecutivo Rajoy- que está propiciando "la pérdida paulatina de presencia de la minieólica en el mercado nacional, compuesto sobre todo por pequeñas y medianas empresas". [Imagen: fragmento de la portada de la Guía sobre Tecnología Minieólica].
El decretazo anti-autoconsumo condena a la minieólica al exilio

"Son ganas de taponar el crecimiento de un sector que cuenta en España con fabricantes de primer nivel que son un referente tecnológico mundial". El discurso de la sección Minieólica de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) es contundente. El sector nacional minieólico -explican- es un referente tecnológico mundial que, además, presenta un "gran potencial para crear empleo cualificado por todo el territorio español". No en vano, a pesar de la situación complicada que encara en los últimos tiempos, la minieólica alcanzó en el año 2012 los 829 empleos, de los que 526 fueron directos, según el “Estudio del Impacto Macroecónomico de las Energías Renovables” (APPA, diciembre de 2013).

El peaje de respaldo
Todos los actores del sector coinciden no obstante en que es imprescindible un marco regulatorio específico que incentive el mercado. Según la sección Minieólica de APPA, "con el apoyo suficiente, los proyectos minieólicos se rentabilizarán en un tiempo razonable y la industria se desarrollará de manera definitiva, tal y como ha ocurrido en otros países y con otras tecnologías". Lamentablemente -continúa APPA-, el Ejecutivo está haciendo "todo lo contrario". Y es que, según la Asociación, "la irrupción del peaje de respaldo en el Real Decreto de autoconsumo obstruye de manera radical el desarrollo de esta nueva forma de consumo de energía, una senda de crecimiento frustrada que ha tumbado las esperanzas a corto plazo de la minieólica en España".

El objetivo es que la administración diferencie la mini de la gran eólica
Por esta razón -lamentan desde la sección Minieólica de esta asociación-, "a los distintos agentes del sector no les queda otra opción que apuntar hacia los mercados extranjeros donde sí existe un apoyo real a la tecnología minieólica (Portugal, Reino Unido, Italia, Holanda, Japón, Estados Unidos, Alemania, Latinoamérica, etcétera)". Entre tanto, APPA y otras organizaciones -como Greenpeace, la asociación conservacionista WWF o Ecologistas en Acción- continúan pidiendo que, a nivel nacional, se diferencie a la minieólica de la generación masiva y que se facilite su tramitación administrativa, así como su conexión a las redes de distribución.

Horizonte 300
En este sentido, el sector recuerda que el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020, "denostado desde la entrada del nuevo gobierno", incluye un diagnóstico de la tecnología en el que también se contemplan unas medidas específicas para su desarrollo (300 MW hasta 2020). Por eso, la Asociación de Productores de Energías Renovables solicita "que se preste atención a un sector incipiente, pero que se encuentra en una delicada situación, a través, por ejemplo, de un programa de ayudas directas a la inversión y de directrices que garanticen la calidad de las instalaciones, un hecho que sin duda beneficiaría al fabricante español" (el Ejecutivo sí tiene sin embargo incentivos a la inversión para las centrales de ciclo combinado que queman gas natural: el año pasado las inyectó en las empresas propietarias de esas instalaciones más de 450 millones de euros a fondo perdido).

No más de una decena de empresas
Según APPA, "hay que considerar a la minieólica como lo que es: tecnología de futuro para la expansión de la generación distribuida, mucho más avanzada en el plano internacional, que permite una magnífica implantación en entornos industriales, urbanos y rurales". En el capítulo dedicado a España que ha escrito la Asociación para el informe “2013 Small Wind World Report Update” de la Asociación Mundial de la Energía Eólica (World Wind Energy Association, WWEA), APPA explica que “la industria minieólica nacional se encuentra en un período de demostración tecnológica y las empresas españolas, no más de una decena en lo relativo a pequeña potencia, están bastante bien posicionadas para competir en el mercado, no sólo nacional sino también internacional”.

Rumbo a Husum
Así las cosas, APPA Minieólica explica que "sigue luchando contra viento y marea para conseguir que la tecnología minieólica tenga un marco regulatorio acorde a sus características y pueda, por tanto, desarrollar en España todo su potencial". En ese sentido, los agentes del sector reunidos en torno a esta sección de la Asociación han decidido "aunar fuerzas y asistir juntos" a la feria más importante sobre minieólica, que organiza WWEA en Husum (Alemania) todos los años. En este evento (que tendrá lugar entre los días 20 y 22 de marzo de 2014), el sector minieólico nacional se presentará bajo el lema “SmallWind Spain” con el fin de dar "visibilidad a los tecnólogos españoles que siguen trabajando en este complicado contexto en el que nos encontramos".

Añadir un comentario
Manuel Aguilera Aparicio
Nosotros nos estamos construyendo una vivienda completamete aislada de Iberdrola, con energia fotovoltaica, si hiciereamos todos lo mismo otro gallo cantaria. El sol es de todos y es gratis. ¡animo!
Toorwind
Buenas tardes a todos , Esto era una muerte anunciada , una vez más nuestro penoso gobierno ha hecho de las suyas , recomendamos a todos que os pongáis baterías en casa y un molino en el balcón o en el tejado , os deis de baja la corriente y que les den a todos . Si no luchamos ahora , ya no hace falta quejarse más .