biomasa

Villarcayo, Puerto Lumbreras y Serra se conocerán también por su biomasa

0
Y Amurrio. La presente noticia podría ser la continuación de la que en marzo titulábamos como “Es más segura la biomasa forestal de Amurrio que el gas de Argelia”. Con la confirmación de la alcaldesa de este municipio alavés de la continuidad de un proyecto europeo para calefactar con biomasa varios edificios municipales se repasan las apuestas también por estos sistemas de los ayuntamientos de Villarcayo, en Burgos, Puerto Lumbreras, en Murcia, y Serra, en Valencia.
Villarcayo, Puerto Lumbreras y Serra se conocerán también por su biomasa

Udalsarea 21, la red vasca de municipios por la sostenibilidad, celebró el pasado mes de julio en Amurrio su décimo comité ejecutivo, según informó Radio Llodio. En él participó la alcaldesa de esta localidad alavesa, quién confirmó “el compromiso de reducir las emisiones de dióxido de carbono e implantar un sistema de biomasa para calefactar los edificios”. La iniciativa forma parte del proyecto Coopenergy (Cooperating in sustainable energy planning), financiado con fondos europeos dentro del programa Intelligent Energy Europe y con el que se conseguirá que se emplee biomasa forestal local en las instalaciones y edificios del ayuntamiento.

Por caminos similares transcurren las iniciativas de muchos municipios españoles que optan cada vez con mayor frecuencia por la biomasa. Un mes después de conocer la marcha adelante de Amurrio, EFE Verde daba a conocer la aprobación por parte del Ayuntamiento de Serra de un proyecto para “procesar los restos forestales y convertirlos en un combustible que se utilizará para la calefacción de los edificios públicos, una medida con la que se pretende ahorrar 70.000 euros anuales a las arcas municipales”.

El sistema de calefacción se ha instalado ya en la guardería infantil de Serra y está previsto que se extienda a otras dependencias, como las del propio ayuntamiento, el centro médico y el juzgado de paz. El proyecto incluye la creación de una empresa pública que se encargará de gestionar y comercializar los residuos vegetales procedentes de bosques y jardines y elaborar con ellos biocombustibles sólidos.

De redes de calor a biomasa por propano en piscinas climatizadas
Ya en septiembre, el Diario de Burgos informaba que el Ayuntamiento de Villarcayo emprendía la construcción de una red de calor alimentada con astilla forestal y que suministrará energía térmica al futuro polideportivo, un colegio, el centro de salud y especialidades y la residencia de mayores. Aquí también prima el ahorro económico, ya que el consistorio afirma que puede alcanzar el 50% una vez amortizadas las inversiones.

Según recoge el Diario de Burgos, el Ayuntamiento está a punto de firmar un acuerdo con la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), que se encargará de contratar y pagar inicialmente las obras y, una vez ejecutadas, mantener las nuevas instalaciones y hacerse cargo de la compra de la astilla durante un periodo de quince años hasta la completa amortización de la inversión.

Otro diario local, La Opinión de Murcia, también se hacía eco del emprendimiento energético de un ayuntamiento más, Puerto Lumbreras. En este caso se trata de la puesta en marcha de un acuerdo de colaboración firmado a principios de año entre el consistorio y la empresa Dalkia para reducir el gasto energético y las emisiones de CO2 procedentes de las instalaciones deportivas, que incluyen piscina climatizada, polideportivo, piscina de verano y campo de fútbol. Entre las medidas destaca la instalación de una caldera de biomasa en la piscina climatizada en sustitución de otra de gas propano.

Añadir un comentario