biomasa

Veinticuatro millones de euros para proyectos innovadores en bioenergía

0
España tiene la oportunidad de financiar algunos de sus proyectos más innovadores en el ámbito de la bioenergía a través de la segunda convocatoria de la iniciativa europea ERA-NET Plus Bioenergy Sustaining the Future 2 (BESTF2). La primera fase de la convocatoria concluye el 10 de febrero y optan a ella empresas y organismos de investigación de Alemania, Suecia, Países Bajos, Dinamarca, Reino Unido y España, que deben presentar proyectos referidos a una o más de las siete cadenas de valor identificadas como prioritarias en la European Industrial Bioenergy Initiative (EIBI). El presupuesto total disponible para BESTF2 es de 24,3 millones de euros.
Veinticuatro millones de euros para proyectos innovadores en bioenergía

Desde la Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa (Bioplat) impulsan y animan a las empresas y organismos de investigación españoles a aprovechar un tren que ya se perdió en la primera edición de BESTF, donde España declinó participar al alegar que no tenía fondos para invertir en el programa. En la presente convocatoria, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, sí participa como agencia financiadora española. El presupuesto total disponible para BESTF2 es de 24,3 millones de euros, que aportan los Estados Miembros y la Unión Europea. Desde el CDTI informan que disponen de 1,5 millones de euros como aportación en subvención equivalente.

La BESTF2 está formada por una red de agencias nacionales y regionales europeas dedicadas a la financiación de I+D+i de siete países: Alemania, España, Suecia, Países Bajos, Dinamarca y Reino Unido. Su principal objetivo es el lanzamiento de una convocatoria internacional conjunta de proyectos innovadores de bioenergía con alto componente demostrativo y liderados por la industria. “De esta manera –se explica en la convocatoria–, se pretende fomentar el desarrollo de proyectos en bioenergía, mejorando la confianza de los inversores privados en esta tecnología y aumentando la producción de energía renovable en la UE”.

Bioenergía a través de procesos termoquímicos y bioquímicos
Los proyectos tienen que centrarse en una o más de las siete cadenas de valor  identificadas como prioritarias en la EIBI del SET-Plan (European Strategic Energy Technology Plan). En los procesos termoquímicos hay tres procesos ligados a la gasificación (combustibles líquidos sintéticos y/o hidrocarburos, bometano y otros combustibles gaseosos sintéticos y generación de calor de alta eficiencia) y uno de producción de bioenergía a través de otros procesos (pirolisis, torrefacción…). Las tres cadenas restantes atañen a procesos bioquímicos: producción de etanol y otros alcoholes con materia prima lignocelulósica a través de la fermentación; hidrocarburos renovables vía síntesis biológica y/o química con biomasa rica en hidratos de carbono; y producción de bioenergía con microorganismos (microalgas) y mejora de combustibles y bioproductos de alto valor añadido.

El pasado 8 de enero Bioplat y el CDTI organizaron conjuntamente en Madrid un jornada para dar a conocer la convocatoria y animar a la industria y al sector tecnológico español a presentar proyectos. Bioplat recuerda que las iniciativas que surgen de las redes ERA-NET (European Research Area)  “constituyen, junto con Horizon 2020, uno de los instrumentos de financiación de proyectos I+D más relevantes que existen hoy en día y una oportunidad para las entidades españolas para participar y conseguir financiación para sus proyectos”.

Presentar iniciativas en forma y plazo
Para facilitar la presentación de proyectos, Bioplat destaca en su blog algunas cuestiones a tener en cuenta: se requieren consorcios formados por al menos dos entidades de dos países miembros de la ERA-NET, sin limitación en número máximo de socios; por parte de España debe haber al menos una empresa y por parte del otro país puede ser una entidad tecnológica si es elegible por su agencia financiadora; el CDTI financiará empresas españolas, y universidades, centros públicos de investigación y centros tecnológicos pueden participar como subcontratas dentro del presupuesto de la empresa; la cobertura financiable es de hasta el 75% (ampliable al 85%), con un 18% de tramo no reembolsable; el presupuesto mínimo financiable asciende a 175.000 euros y la duración de los proyectos debe ser de 12 a 36 meses.

Tanto el CDTI como Bioplat inciden en la importancia de someterse a los plazos de presentación de proyectos, establecidos en dos fases. El primer paso de relevancia es la presentación de solicitudes internacionales antes del 10 de febrero a través de la página web de la convocatoria. Bioplat también recuerda que Beatriz Torralba (beatriz.torralba@cdti.es), del CDTI, “es la persona encargada de evaluar las propuestas de proyectos que se presenten a esta convocatoria y seguro os ayudará en todo lo que pueda para mejorarla”. También recomiendan seguir el Grupo de BESTF 2 en Linkedin “como herramienta para la búsqueda de socios”.

Añadir un comentario