biomasa

Una tercera parte del pélet mundial certificado ENplus sale de Alemania y Austria

0
Los dos países centroeuropeos (especialmente Alemania, con 1,6 millones de toneladas) copan un mercado que se estima que llegue a las 9,2 millones de toneladas de pélets certificados como ENplus en 2017. Es uno de los datos extraídos por el Consejo Europeo del Pélet a partir del informe estadístico de 2017 que está a punto de publicar la Asociación Europea de la Biomasa (Aebiom). España ocupa el séptimo lugar en producción, pero el segundo en empresas productoras certificadas, con 40, detrás de las 48 de Alemania.
Una tercera parte del pélet mundial certificado ENplus sale de Alemania y Austria
Evolución de la producción de pélet certificado con ENplus

Como en tantas listas asociadas a las energías renovables, y en concreto a la bioenergía, Alemania aparece en el primer puesto. En este caso se trata de la producción de pélets certificados con el sello ENplus. De los 8,1 millones de toneladas certificadas en todo el mundo en 2016, 1,6 millones salieron de 48 plantas germanas. También encabeza la lista de empresas productoras, con España en segundo lugar con cuarenta plantas.

El Consejo Europeo del Pélet (EPC en sus siglas en inglés) adelanta así parte de los contenidos del informe estadístico anual que publicará Aebiom, de la que forma parte. Las estimaciones son llegar a finales de 2017 con 9,2 millones de toneladas certificadas (alrededor de un tercio de los 30 millones de la producción total), lo que haría que, desde que se implantó ENplus en 2010, el crecimiento haya sido del 67 por ciento.

En 2017 habrá 411 productores certificados, el diez por ciento en España
Tras Alemania, Austria (con cerca de un millón de toneladas), Francia, Rumanía y Rusia completan el quinteto de mayor producción certificada. Desde el EPC destacan que en 2016 ENplus certificó a 366 productores y 324 comercializadores en 41 países. Adelantan que las previsiones para 2017 son llegar hasta 411 productores y 359 comercializadores.

España, con 370.000 toneladas certificadas (sobre un total de 500.000), ocupa el séptimo puesto en producción, aunque, como se ha dicho, se encarama a la segunda posición en número de plantas, con cuarenta, y a la quinta en comercializadoras, con veinte, por debajo de las 37 de Austria y a mucha distancia de las 111 de Alemania.

Pujanza de Rusia y plantas en Vietnam y Malasia
La valoración del EPC también tiene muy en cuenta la demanda de Rusia de certificación ENplus, ya que en 2016 fue el primer país no perteneciente a la UE en términos de producción. Corroboran que esta tendencia se confirma en 2017 y añaden que, por primera vez, empresas de Australia y Nueva Zelanda solicitaron la implantación del sello.

El mapa de la certificación, aparte de ubicar plantas con certificación en Estados Unidos, Canadá y Brasil, ofrece la curiosidad de encontrar dos en Vietnam y una en Malasia.

En cuanto a las categorías de calidad, más del 90 por ciento de la producción certificada tiene ENplus A1, la calificación más alta; dejando un nueve por ciento para ENplus A2 y un uno por ciento para ENplus B. No obstante, el EPC no esconde que se mantiene el fraude en la certificación.

Continúa la “lista negra” y el fraude
La página oficial de ENplus tiene activa su “lista negra” de empresas que cometen fraude en la utilización del sello. Aparecen 86, de las cuales cuatro son españolas. Además, productores españoles siguen denunciando que existe suplantación de identidad en la venta de pélets certificados, algo que lleva denunciando el sector desde 2014.

Desde el EPC recuerdan que la certificación implica una atención específica a los controles de calidad y a la protección de la marca. Explican que “además de las inspecciones anuales, cualquier queja de calidad es seguida de cerca, lo que puede conducir a inspecciones extraordinarias. Esto permite un control de calidad constante durante todo el año”.

Por último, aseguran que “el fraude de marcas registradas también es monitoreado de cerca por la administración de ENplus, como lo atestiguan las 478 infracciones identificadas y resueltas positivamente en los últimos dos años”.

Añadir un comentario