biomasa

Quesos y panes al calor de los huesos de aceituna y los pellets

1
Un horno de pan en Segovia y una quesería en Hoyos (Cáceres) han cambiado sus sistemas convencionales de producción de calor y agua caliente por otros en los que utilizarán pellets y huesos de aceituna respectivamente.
Quesos y panes al calor de los huesos de aceituna y los pellets

“Me decidí tanto por la economía como por la tradición de calentar con biomasa el pan”. Juan Carlos Sanz es el responsable del obrador segoviano en el que se han instalado dos quemadores de pellets Eurofire de 100 kW en dos hornos de pan. Desde Grupo Nova Energía, compañía que distribuye este tipo de sistemas, afirman que “los hornos estaban diseñados para utilizar leña o quemadores de gasoil, y con una simple adaptación del cuadro de control y la boca del quemador se ha conseguido un eficiente horneado del pan”.

“Las mejoras han sido muy notables, tanto en el ahorro de coste en combustible como en el funcionamiento del horno –prosiguen en Nova Energía–, ya que la nueva instalación permite regular la temperatura de una forma óptima, seguir utilizando el control al que están acostumbrados y mantener un alto nivel de seguridad y fiabilidad”. Para facilitar la alimentación del quemador se ha montado un silo pequeño que se abastece automáticamente del principal exterior.

Agua caliente para limpieza y pasteurización de la leche
En cuanto a la quesería de Hoyos, todo empezó en 2009. Promociones Medioambientales Villafranquesa (PMV) realizó una auditoría energética de la quesería para el Centro Tecnológico Industrial de Extremadura (Cetiex), dentro del proyecto Eficien, cuya finalidad es esa: realizar auditorías de eficiencia energética a las PYMES con el objetivo de ofrecerles soluciones reales en optimización de recursos. El estudio proponía como mejora para disminuir el coste energético el uso de una caldera de biomasa en sustitución de la de gasóleo, para obtener agua caliente en los procesos de limpieza y pasteurización de la leche.

Según PMV, “el resultado es un ahorro de más de 5.000 euros al año con una inversión de poco más de 15.000 euros, que permite que la inversión se recupere en un periodo de 3 años, sin tener en cuenta las posibles subvenciones”. La nueva caldera de biomasa trabaja en paralelo a la de gasóleo, la cual queda en reserva de funcionamiento por seguridad.


Más información:
www.gruponovaenergia.com
http://www.pmv.com.es/ (último boletín)

Añadir un comentario
Francisco Marcos
En español es "pélet" no pellet. En plural "pelets", no pellets. Estamos en España, y no decimos "pellet", sino "pélet". Por favor. Muchas gracias.