biomasa

Menores costes en la gestión de residuos forestales y agrícolas para producir nuevos biocombustibles

0
“La valorización energética y el trabajo planteados por Biomasa-AP permiten la disminución de los costes de gestión de residuos de los sectores forestal y agrícola, la implantación de mejores sistemas para su recogida y la obtención y comercialización de nuevos biocombustibles”. Esta es la principal conclusión sobre Biomasa-AP extraída del seminario digital organizado ayer con motivo del cierre de un proyecto que además “ha mejorado las capacidades de los centros de I+D de Galicia y norte de Portugal que trabajan en la implantación de sistemas de recogida de biomasa y en la obtención y comercialización de nuevos biocombustibles en forma de pélets, briquetas o astillas”.
Menores costes en la gestión de residuos forestales y agrícolas para producir nuevos biocombustibles
Presentación de los resultados del proyecto Biomasa-AP del programa Interreg V-A España-Portugal

El futuro de los biocombustibles sólidos está en saber gestionar y rentabilizar una amplia gama de materias primas, principalmente residuales y que vayan más allá de las explotaciones forestales. Lo investigan así desde el Centro Nacional de Energías Renovables, lo estudian desde la Universidad de Groninga (Países Bajos) y lo acaba de corroborar la jornada final de presentación de resultados del proyecto Biomasa-AP.

Desde los comienzos del mismo, Energías Renovables ha recogido el interés de este proyecto en “mejorar las capacidades de los centros de I+D para optimizar la explotación y el uso de biomasa agroforestal no valorizada, pero de alto potencial económico y energético”. Es el caso de los restos de podas forestales y de cultivos de vides y kiwis. Según la nota de prensa emitida por el socio líder de Biomasa-AP, EnergyLab, el objetivo se ha cumplido.

En un seminario digital celebrado ayer, se concluyó que este proyecto, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Interreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020, “ha contribuido a mejorar las capacidades de los centros de I+D de las regiones de Galicia y Norte de Portugal que trabajan en la implantación de sistemas de recogida de biomasa, y en la obtención y comercialización de nuevos biocombustibles en forma de pélets, briquetas o astillas”.

Nuevos biocombustibles densificados
En la nota de prensa enumeran los resultados alcanzados, destacando el “incremento de la competitividad de las empresas agrícolas y forestales por la disminución de los costes en la gestión de residuos biomásicos gracias a la mejora en los sistemas de recogida y su valorización energética”. A la par mencionan la “obtención de nuevos biocombustibles a partir de residuos hasta ahora no densificables mediante su mezclado con otros residuos biomásicos”.

Se refieren principalmente a los citados procedentes de podas forestales, vides y kiwis. Ello también contribuye a la “generación de empleo como consecuencia de la creación de nuevas empresas y la consolidación de las existentes en la fabricación de biocombustibles y de tecnologías de combustión y valorización”.

Los resultados afectan a toda la cadena de valor, ya que también apuntan a la mejora en los rendimientos y emisiones en calderas y estufas con el uso de “nuevos biocombustibles, más eficientes en su combustión y con menor emisión de partículas que los existentes gracias a la incorporación de ciertos aditivos”.

En el mismo sentido de los avances en el aprovechamiento energético, añaden la “optimización de los gasificadores, derivada del desarrollo y optimización de las diferentes tecnologías de aprovechamiento energético” y el “uso de sistemas de microcogeneración para este tipo de biomasa aplicable al ámbito doméstico”.

Impulsar el empleo de más biomasas no valorizadas pero de alto potencial
Otro logro importante del proyecto es la creación de una red transfronteriza de biomasa entre España y Portugal y la trasferencia de resultados que conlleva la misma, “que abarca no sólo a los centros de I+D relacionados, sino a todos los agentes implicados a lo largo de toda la cadena”, señalan en la información de EnergyLab. En Biomasa-AP han participado nueves socios beneficiarios, cinco de Galicia y cuatro de Portugal.

Durante el seminario se insistió en la necesidad de “seguir impulsando el empleo de biomasas no valorizadas de alto potencial mediante la puesta en marcha de líneas de ayuda que promuevan la recogida, transporte y tratamiento de biomasas alternativas, la producción de combustibles derivados y el uso de equipos compatibles con estos combustibles, sentando así las bases de un nuevo modelo productivo: la bioeconomía”.

Añadir un comentario