biomasa

La reforma eléctrica puede acabar con la planta de Ence en Huelva

0
Junta de Andalucía, partidos políticos, sindicatos, sector maderero y responsables de Ence (Energía y Celulosa) alertan estos días sobre el impacto negativo que puede suponer la reforma del sistema retributivo de las renovables para la fábrica de celulosa de esta empresa en Huelva, que no descarta incluso el cierre. Desde la compañía indican que la eliminación de las primas a la cogeneración con licor negro (lignina procesada que ahora se considera biomasa) supondría el fin de la viabilidad de los cultivos energéticos en la provincia onubense.

La reforma eléctrica puede acabar con la planta de Ence en Huelva

De momento, ni los 77 MW de las dos centrales de biomasa de Navia (Asturias) ni los 35 MW de la de Pontevedra, menos dependientes de cultivos energéticos, corren peligro, pero sí el complejo de Ence en Huelva, que suma 91 MW de biomasa y 27 MW de cogeneración con licor negro, lignina procesada y derivada de la fabricación de papel que hasta ahora se consideraba biomasa. Hasta ahora porque el borrador de orden ministerial que propone modificar la retribución a la producción de electricidad con fuentes renovables pretende eliminar tal consideración.

El periódico digital Huelvaya.es publica que durante la presentación la pasada semana de la Estrategia Energética de Andalucía 2014-2020 en Huelva, el delegado de la Junta de Andalucía en la provincia, José Fiscal, recordó que, según la propia empresa y los trabajadores, “la planta de Ence en Huelva se puede cerrar”, ya que la reforma energética supone un “peligro real” para la misma. Tanto José Fiscal en nombre de la Junta de Andalucía, como las delegaciones provinciales de Izquierda Unida y el PSOE onubenses y los sindicatos han mostrado su respaldo a las acciones que Ence y el comité de empresa emprendan para impedir que la reforma se lleve a cabo en los términos que pretende el Gobierno central y que podría conllevar la pérdida de cientos de empleos, entre directos e indirectos.

Efectos devastadores
Sobre la repercusión que tendría esta reforma en la cadena de valor forestal al afectar a industrias como la papelera también se ha posicionado la Mesa Intersectorial de la Madera de Euskadi en un artículo de opinión en el portal Madera Sostenible. “Un sector como es el forestal –explican–, que genera empleo y con gran potencial de crecimiento, puede sufrir consecuencias devastadoras en caso de aprobarse la propuesta de regulación de energías renovables, cogeneración y residuos”. Para esta plataforma supone un “obstáculo insalvable para el desarrollo de nuevos proyectos de cogeneración, y amenaza incluso con cerrar los existentes, que aprovechan la valorización del licor negro de la producción de la pasta química y el aprovechamiento de biomasa forestal”.

Desde el sector de la madera de Euskadi critican especialmente que el borrador de orden considere que el licor negro no tiene ningún coste de obtención “No es un residuo –señalan–, no es un subproducto, es biomasa y por tanto una fuente de energía renovable que tiene un coste asociado de obtención para su uso como combustible”. Recuerdan que a partir de la madera empleada como materia prima se obtienen dos productos (fibra de celulosa y lignina, componente principal del licor negro) de forma inseparable e imprescindible para el funcionamiento del proceso. “Si el proceso de aprovechamiento energético de la lignina no es viable económicamente, tampoco lo será el de obtención de celulosa”, concluyen.

Ence: 26 millones de euros de pérdida con la reforma
A finales de febrero, Ence trasladó a cifras económicas y a su caso concreto las repercusiones que aventura la Mesa Intersectorial de la Madera de Euskadi. Recordaba que, a pesar de un buen ejercicio operativo del negocio de celulosa, podría cerrar 2013 en pérdidas. “El primer productor europeo de celulosa –proseguía–, con una cuota de mercado del 16% en el continente y unas exportaciones del 85%, cierra 2013 con un resultado de 3,7 millones de euros frente a los 43 millones del año anterior, tras registrar el 50% del impacto estimado del borrador de orden ministerial, además de los efectos de las diversas reformas desde diciembre de 2012. Este resultado incluye unos saneamientos de 33,2 millones de euros”.

Ence informó que ha atrasado la formulación de sus cuentas anuales de 2013 hasta final de marzo para conocer el resultado de sus alegaciones a dicho borrador, ya que si no tuvieran éxito estas ni las de otras asociaciones sectoriales en las que participa, “las pérdidas del ejercicio podrían elevarse a 26 millones de euros”. La compañía energético-papelera confía en que “se tengan en consideración dichas alegaciones para evitar que las cogeneraciones con gas (combustible fósil y de importación) reciban prima y no así las cogeneraciones con madera (combustible autóctono y renovable), que sí reciben prima en numerosos estados de la Unión Europea”.

De ratificarse el contenido del borrador, Ence insiste en que “la fábrica de celulosa en Huelva podría dejar de ser competitiva, lo que pondría en riesgo no solo el empleo industrial sino también todo el empleo rural que supone que Ence compre la casi totalidad de la madera de eucalipto producida en Andalucía oriental”. Como pronostican desde Euskadi, también Ence habla de “efecto devastador en el sector forestal español, y además provocaría el abandono y, por tanto, el deterioro del valor de las inversiones de Ence en cultivos energéticos en los últimos cinco años de 60,6 millones de euros”. La empresa es actualmente el principal productor de electricidad con biomasa en España. Su capacidad instalada supone casi un tercio del total existente.

Añadir un comentario