biomasa

La producción de pélets en España no llega al 40% de la capacidad instalada

1
En 2015 la capacidad de producción de pélets en España, repartida entre 79 plantas, era de 1.250.000 toneladas, pero la producción no sobrepasó las 475.000, es decir, el 38%. Es uno de los datos obtenidos de la jornada ENplus: cinco años comprometidos con la calidad del pellet de madera, celebrada esta mañana por Avebiom en la sede madrileña de Aenor. También se destacó que España es el tercer país del mundo con más pélets certificados en el mercado (el 85% de la producción) y que, a pesar de la ratio capacidad/producción apuntada, desde 2011 se ha multiplicado por 2,71 el consumo y la producción se ha elevado un 120%.
La producción de pélets en España no llega al 40% de la capacidad instalada
Entrega de los últimos certificados ENplus

Si se cotejan los datos de 2015 presentados hoy por la Asociación Española para la Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) con los del último informe estadístico de su hermana europea (Aebiom) tenemos que España consume el 2% del pélet en la Unión Europea y produce el 3%. Exactamente, en 2015 nuestro país consumió 400.000 toneladas de las 20,3 millones europeas y produjo 475.000 de 14,1 millones. Alemania, Suecia, Letonia, Estonia y Austria en producción y Reino Unido, Italia, Alemania, Dinamarca y Suecia en consumo aparecen las primeras en ambas listas.

España sí despunta en la certificación de su producción. Durante la jornada organizada por Avebiom en la sede de Aenor en Madrid, enmarcada en una semana de plena actividad para la bioenergía en la capital encabezada por la exposición Biomasa en tu Casa, se afirmó que “en la actualidad, el 85% de la producción de pélets cuenta con la certificación ENplus, quince puntos por encima de la media europea”. Pablo Rodero, responsable de certificación ENplus de Avebiom, aseguró que ocupamos “el tercer puesto del ranking mundial de pélets de madera certificados, solamente por detrás de Alemania e Italia”.

Sesenta y seis certificados ENplus
Sobre la clasificación española con dicho sello, del que esta revista sacó un amplio reportaje en su número de octubre, el presidente de Avebiom, Javier Díaz, resaltó que se trata de “un dato muy relevante y pone de manifiesto claramente que el sector se preocupa por ofrecer calidad a los consumidores”. En la actualidad hay emitidos sesenta y seis certificados ENplus, cuarenta y seis a empresas de producción y veinte a las de distribución. En la jornada se hizo la entrega oficial del certificado a las dieciséis empresas que lo han obtenido en el último año.

Un último año, 2015, en el que se mantenido la ratio entre capacidad instalada y producción real que viene mostrando el sector desde hace años. A pesar de que crece el consumo (350.000 toneladas en 2014 y 400.000 en 2015), la producción (410.000 y 475.000) y sobre todo el número de plantas instaladas (45 a 79 entre 2014 y 2015), sale de las fábricas en torno a un tercio de su capacidad total. En 2015 fue exactamente, según los datos aportados por Avebiom, el 38% (475.000 de 1.250.000 toneladas).

La UE produce el 70% del pélet que consume
En las previsiones que hace Avebiom hasta 2020 las ratios mejoran (rozan el 50%), pero siempre muy alejadas de una producción acorde con la capacidad instalada. Para este año se prevé una capacidad de 1.372.000 toneladas, una producción de 550.000 y un consumo de 475.000; para 2020 las cifras son, respectivamente, 1.646.000, 792.000 y 665.000. En la jornada de esta mañana se precisó que el perfil de la fábrica media en España tiene una capacidad de producción de 17.500 toneladas, destinada fundamentalmente al mercado doméstico, y una producción media real de unas 8.200 toneladas/año.

Algo incontestable es que el consumo ha crecido (“en España se ha multiplicado por 2,7 desde 2012”, señalaban en la cita de Avebiom) y así lo constata el informe estadístico de Aebiom: “Entre 2014 y 2015, el consumo de pélets para calefacción aumentó en un 4,2%, a pesar de contar con inviernos suaves y bajos precios del petróleo”. El mismo informe destaca que la producción de la UE cubre el 70% de su demanda. El resto procede principalmente de Estados Unidos y Canadá.

Otro dato relevante del Aebiom Statistical Report 2016 es que la mayor parte del consumo de pélets se destinó a la producción de calor (63,9%), y dentro de este apartado térmico cubre principalmente al sector residencial (42,2%). El 36,1% restante del consumo de pélets de madera se utiliza para la producción de electricidad, donde el Reino Unido domina ampliamente debido a sus grandes centrales térmicas reconvertidas en biomasa.

Añadir un comentario
Josep Ribes Garcia
Imaginaros la de bosques bien gestionados cuando llegemos al 100%de aprovechamiento y la de empleos y la de CO2 fijado.