biomasa

La papelera LC Paper 1881 culmina su paso del gas natural a la biomasa

0
El pasado viernes quedó inaugurada oficialmente la caldera de biomasa, con una capacidad de generación de vapor industrial de 4.000 kilogramos/hora, que sustituye a la antigua de gas en las instalaciones de LC Paper 1881 en Besalú (Barcelona). La propia empresa indicó en la presentación que el primer camión de astilla proviene de bosques de Lladó, situados a quince kilómetros de la fábrica. “Este es uno de los primeros conceptos que hemos querido dejar claro: la biomasa es kilómetro cero, proviene del territorio local y es certificada”, asegura Joan Vila, director general de LC Paper 1881. 
La papelera LC Paper 1881 culmina su paso del gas natural a la biomasa
Aspecto exterior de la planta de biomasa de LC Paper 1881

En el número de febrero de este año de la revista Energías Renovables se hacía un repaso a los cambios de calderas que pasaban de gas a biomasa, más de los supuestos y con buenos resultados. Allí anunciaba Imartec Energía, una de las empresas encargadas del desarrollo de la instalación, el futuro cambio que iba a llevar a cabo LC Paper 1881, en una línea de apuesta sostenible que incluye la ecoetiqueta europea para su papel tisú, la certificación forestal PEFC y FSC y un parque fotovoltaico de tres megavatios.

Ahora le ha tocado el turno a la caldera que, según Inypsa Eficiencia, que actúa como empresa de servicios energéticos dentro del proyecto, proveerá de vapor industrial (cuatro toneladas/hora) a las tres líneas de fabricación de papel de la planta. “Aparte de utilizar una energía limpia para el medio ambiente, proporcionará un 10 por ciento de ahorro en el consumo de combustible y reducirá las emisiones de CO2 en 6.800 toneladas anuales”, añaden desde Inypsa.

Biomasa de kilómetro cero
Los promotores también recuerdan que se aprovecharán principalmente recursos forestales de la zona. Desde LC Paper 1881 recordaban en la inauguración que “el primer camión de astilla ha provenido de bosques de Lladó, situados a quince kilómetros de la fábrica”. “Este es uno de los primeros conceptos que hemos querido dejar claro en la presentación: la biomasa es kilómetro cero, proviene del territorio local y es certificada”, afirma Joan Vila.

LC Paper resalta igualmente todas las innovaciones y proyectos (CDTI y Horizonte 2020) emprendidos para lograr una mayor eficiencia en el proceso de fabricación de papel tisú (higiénico, servilletas, pañuelos…). Según su director general, “una vez bajado drásticamente el consumo de energía ha sido muy fácil sustituir el gas que servía aún para generar vapor y comprar electricidad con certificación renovable a Bassols Energía”.

Desde Imartec, que cuenta con una amplia cartera de clientes con biomasa sobre todo en Cataluña, tanto industriales como de servicios, aseguran que el sistema implantado en LC Paper 1881 equivale a una caldera de unos tres megavatios térmicos. Además, adelantan a Energías Renovables que están detrás de un proyecto de 3.500 kg/hora de vapor para un matadero y de otro de 4.000 kg/hora en una fábrica de piensos.

 

 

 

Añadir un comentario