biomasa

La CE aprueba una ayuda de 40 millones de euros para una biorrefinería

0
Tras valorar cuestiones sobre competencia empresarial e investigación científica, la Comisión Europea ha aprobado una ayuda de 39,8 millones de euros para el desarrollo de una biorrefinería de “tercera generación” que producirá energía térmica y electricidad y calor, además de productos químicos destinados a varios fines, entre ellos el alimentario. El agraciado es SAS Pivert, un consorcio público-privado francés formado por seis empresas y diecisiete organismos de investigación. Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia, afirma que “el impacto científico y ambiental del proyecto Genesys es innegable”.
La CE aprueba una ayuda de 40 millones de euros para una biorrefinería

Genesys es el nombre de esta ambiciosa iniciativa que subvenciona la CE con uno de los presupuestos mayores que se conocen para este tipo de proyectos: 39,8 millones de euros. Por este motivo, en una primera instancia Bruselas denegó la ayuda a la espera de mejoras en el proyecto que evitarán la competencia desleal en la industria y agravios con las subvenciones a otros proyectos de I+D que gestiona la CE. El pasado 15 de mayo, el PIVERT (Picardie Innovation en Végétal Enseignement Recherche et Technologie), instituto francés de excelencia en energía des-carbonizada, recibía el visto bueno definitivo a la subvención.  

Desde Bruselas explican que el objetivo del proyecto Genesys es desarrollar biorrefinerías de tercera generación con el concepto de “cero desechos-energía positiva, utilizando semillas oleaginosas y biomasa lignocelulósica (residuos agrícolas y forestales y residuos urbanos) para producir energía limpia (electricidad, calor), así como productos alimentarios y de la industria química”. La CE considera que la iniciativa generará cien publicaciones científicas al año y la presentación de unas cuarenta patentes en el campo de las semillas oleaginosas y los lípidos en los próximos diez años.

Química verde para sustituir hidrocarburos y reducir emisiones de CO2
Joaquín Almunia, vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, afirmó que “el progreso orientado hacia la química verde constituye un ambicioso objetivo en el campo de la sustitución de hidrocarburos y la reducción de las emisiones de CO2”. Además, califica de “innegable” el impacto científico y ambiental de Genesys, mientras que considera “limitada” la distorsión que puede provocar en los ámbitos empresarial y científico.

El consorcio creado al efecto, SAS Pivert, está constituido a partes iguales por el sector público y privado. En este último están incluidos seis socios empresariales (Sofiprotéol, Solvay, PCAS, Maguin, SNC Lavalin e IAR) que representan a industrias de la alimentación, química e ingeniería. Además de contar también con inversión del Gobierno francés y locales, como el de la región de Picardie, participan diecisiete organismos de investigación, entre los que se encuentran las universidades de Picardie Jules Vernes, de Technologie de Compiègne y de Technologie de Troyes.

Todos los socios de Genesys tendrán acceso a las instalaciones experimentales especialmente diseñadas para este proyecto, denominadas Biogis. “Si los proyectos de I+D llevados a cabo demuestran ser exitosos –añaden desde la CE–, las licencias de patentes se venderán a las empresas interesadas bajo las condiciones del mercado”.

Añadir un comentario