biomasa

La astilla que permite a algunos sorianos olvidarse de las subidas del gas y del gasóleo

1
“Los clientes de la red de calor de Soria no se verán afectados por las subidas del 27 por ciento del gasóleo y del 16 por ciento del gas, sino que continuarán con el precio estable que ofrece la energía térmica”. Recursos de la Biomasa, que gestiona la mencionada red de calor, hace esta afirmación con la entrada del otoño y a la espera de la bajada de las temperaturas. Esta instalación funciona con astillas del entorno, y es uno de los biocombustibles que refuerza el ahorro económico en los hogares frente a los combustibles fósiles.
La astilla que permite a algunos sorianos olvidarse de las subidas del gas y del gasóleo

Días antes de que Recursos de la Biomasa publicara el ahorro del que se beneficiarán los habitantes de la ciudad de Soria conectados a su red de calor, Expobiomasa volvía a mostrar la estabilidad de los precios de los biocombustibles sólidos frente a los combustibles fósiles, especialmente del gasóleo, que se ha elevado por encima de un 35 por ciento en los últimos años.

Expobiomasa recuerda que “la opción más económica es la astilla tratada para su uso energético, procedente de las podas, claras y residuos forestales”. Como ya apuntaron en mayo, recuerdan que “el coste de 2,35 kilogramos de astilla de madera suministrada a domicilio, equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción, supone un ahorro del 66 por ciento; es decir, se ahorra 0,52 euros por cada litro de gasóleo”.

Según el índice de precios de biocombustibles sólidos que elabora la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), el precio de la tonelada de astilla durante los dos primeros trimestres de este año (108 euros) ha estado por debajo de la media de 2017 (109 euros) y 2016 (110 euros). 

Más de 8.000 sorianas y sorianos esquivan la subida de los combustibles fósiles para calefacción
Para Recursos de la Biomasa, “el paisaje internacional petrolero, su incertidumbre en el precio y la especulación, choca con la imagen que deja la red de calor de Soria en su central térmica del Mirón, donde se producen descargas diarias de astilla de madera extraída de nuestros montes, libre de impuestos, limpia de especulación, renovable en su producción y que genera puestos de trabajo en una provincia demográficamente deprimida”.

Tras el refuerzo financiero que supuso la entrada de Suma Capital y AXIS en Recursos de la Biomasa el pasado año se consolidó una nueva ampliación del proyecto, que ahora dota de calefacción y agua caliente a 8.000 sorianas y sorianos y a una quincena de edificios de distintos usos, como hoteles, escuelas, hospitales o piscinas.

“De esta manera, los clientes de la red de calor, quienes ya están adheridos y quienes se conecten en las próximas semanas, no se verán afectados por las subidas del 27 por ciento del gasóleo y del 16 por ciento del gas, sino que continuarán con el precio estable que ofrece la energía térmica”, resumen desde Recursos de la Biomasa.

Ahorro del 50 por ciento del pélet servido en cisterna frente al gas
Por su parte, desde Expobiomasa recuerdan que los pélets refuerzan también su posición de ahorro económico frente a la subida de los combustibles fósiles: “En números absolutos, el litro de gasoil de calefacción costaba en julio del año pasado 0,59 euros y este año está a 0,78 euros, una subida de más del 30 por ciento. En el mismo periodo, dos kilogramos de pélets (equivalente energético de un litro de gasóleo) han pasado de costar 0,46€ a 0,48€”.

Y advierten que de poco sirve el refugio del gas como opción más barata entre los fósiles: “el precio se ha incrementado en el último año un 32 por ciento y las bombonas han subido más de un 25 por ciento en los últimos dos años hasta los 14,61euros”.

En Expobiomasa concluyen que “si se compara la opción de quemar gas o pélets para calefacción, el ahorro es superior al 50 por ciento. En junio de este año el coste energético era de 0,11 €/kWh de gas natural frente a 0,05 €/kWh de pélet entregado a domicilio en camión cisterna”.

Añadir un comentario
Miguel
Soria, una ciudad pequeña, en entorno rural, con mucha masa forestal en la provincia, la hacen un sitio idóneo para implantar una red de calor con biomasa. Y si encima produjesen también electricidad con ella,mucho mejor.