biomasa

La Agencia Internacional de la Energía pronostica un importante crecimiento de la bioenergía

0
La bioenergía, sea para producir calor, electricidad o combustibles para el transporte, es la principal protagonista del último informe de la AIE sobre el presente y futuro de las renovables en el mundo: Renewables 2018. Analysis and forecasts to 2023. Apartado especial, incidencia en que es la renovable que más energía aporta pero sigue siendo “la giganta ignorada” y destacar su potencial de crecimiento son algunas líneas que marcan el informe a favor de la “bioenergía moderna”. En cuanto al futuro de las renovables en general, un pronóstico: “continuarán su expansión en los próximos cinco años, cubriendo el 40 por ciento del crecimiento del consumo de energía global”.
La Agencia Internacional de la Energía pronostica un importante crecimiento de la bioenergía

"La bioenergía moderna es la giganta ignorada en el campo de las energías renovables", según palabras de Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE. Tanto Birol como el informe Renewables 2018. Analysis and forecasts to 2023 ponen especial énfasis en diferenciar la bioenergía moderna de aquella que, principalmente en países en desarrollo, se utiliza para calentar y cocinar con escasas medidas de seguridad ambiental e higiénica.

Descontando esta parte, el director de la AIE asegura que “la participación de la bioenergía moderna en el consumo total de energías renovables en el mundo es de alrededor del 50 por ciento en la actualidad, es decir, tanto como la energía hidráulica, eólica, solar y todas las demás fuentes combinadas”.

Y enseguida Birol lanza un deseo: “Esperamos que la bioenergía moderna continúe liderando el campo, y mantenga grandes perspectivas de un mayor crecimiento. Las políticas adecuadas y las rigurosas regulaciones de sostenibilidad serán esenciales para alcanzar su máximo potencial".

El informe de la AIE contiene un apartado especial para la bioenergía del que se desprende que el deseo de Birol tiene visos de convertirse en realidad: “la bioenergía protagonizará el mayor crecimiento en el consumo de renovables durante el período de 2018 a 2023; como combustibles sólidos, líquidos o gaseosos, representará el 30 po ciento de ese crecimiento”.

Cemento, azúcar y etanol: potencial por explotar de la bioenergía moderna
El informe considera que “existe un potencial sin explotar de la bioenergía moderna y otras fuentes renovables para ecologizar la industria y los sectores del transporte”. El potencial de la bioenergía lo concretan en las industrias del cemento, el azúcar y el etanol.

Así como para el resto de renovables consideran que el nicho de crecimiento se concentra en la electricidad, para la bioenergía suma a esta el transporte y la industria. “Una proporción significativa de este potencial se basa en desechos y residuos que ofrecen bajas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y mitigan las preocupaciones sobre el cambio en el uso de la tierra. Además, el uso de estos recursos puede mejorar la gestión de residuos y la calidad del aire”, sostiene el informe.

China a la cabeza
En cuanto a las renovables en general, se afirma que continuará su expansión en los próximos cinco años, “cubriendo el 40 por ciento del crecimiento del consumo de energía global”. Concretan que aumentan más rápidamente en el sector eléctrico, y representará casi un tercio de la generación eléctrica mundial total en 2023. “Debido a un apoyo político más débil y las barreras adicionales a su despliegue, el uso de renovables se expande mucho más lentamente en los sectores de transporte y calefacción”, añaden.

China liderará ese crecimiento “como resultado de las políticas para descarbonizar todos los sectores y reducir la contaminación, y se convertirá en el mayor consumidor de energía renovable, superando a la Unión Europea en 2023”. Por otro lado, Brasil se destaca como el país con mayor proporción de renovables: casi el 45 por ciento del consumo total de energía final en 2023, impulsado por la significativa contribución de la bioenergía y la energía hidroeléctrica.

La solar fotovoltaica mantendrá el dominio eléctrico
En el campo de las tecnologías, la energía solar fotovoltaica mantendrá el dominio de la capacidad eléctrica renovable. “Los 178 gigavatios añadidos en 2017 rompieron otro récord, representando por primera vez más de dos tercios del crecimiento de la capacidad neta de electricidad global”, recuerdan, y pronostican que “la capacidad aumentará en casi 600 GW hasta 2023, más que todas las demás tecnologías de energía renovable combinadas”.

Por el contrario, el informe de la AIE asegura que “las adiciones eólicas en tierra disminuyeron globalmente por segundo año consecutivo y el crecimiento de la energía hidroeléctrica continuó desacelerándose”. Sin embargo, advierten de que “la hidroeléctrica seguirá siendo la mayor fuente de electricidad renovable para el año 2023”.

El pronóstico para la eólica que crezca hasta un 60 por ciento, gracias a que “los avances tecnológicos y unas significativos reducciones de costes harán que se triplique la eólica marina”. A nivel general y en el escenario más ambicioso, que conlleva que se apliquen más medidas gubernamentales de apoyo, “la expansión de las energías renovables en la electricidad y en el transporte podría ser un 25 por ciento mayor”.

Añadir un comentario