biomasa

Expobiomasa: La biomasa térmica ha llegado para quedarse

0
Expobiomasa se presenta como la cita más importante del sector de la biomasa térmica del año. La feria, que toma el relevo a Expobioenergía, se celebra estos días en Valladolid (del 21 al 23 de octubre), mostrando la pujanza de una industria y un mercado que viene creciendo desde hace diez años en España, sin prisas, pero sin pausas. 546 marcas y expositores, un congreso internacional de bioenergía, jornadas con ejemplos de grandes consumidores de biocombustibles sólidos y visitas técnicas son parte de su poder.

Expobiomasa: La biomasa térmica ha llegado para quedarse

A mediados de septiembre Expobiomasa colgaba el cartel de “completo”. A seis semanas de la celebración de la feria, no quedaba ni un pequeño hueco para ningún expositor más. Algo de lo que no pueden alardear, desgraciadamente, otros eventos sobre renovables celebrados últimamente. Pero Expobioamasa es caso aparte. Los responsables del “llenazo”, como no duda en calificarlo María Castañeda, directora de Comunicación del evento, son 417 empresas y marcas expositoras, procedentes de 25 países, que se distribuirán en los 26.000 m2 del reciento ferial de Valladolid del 21 al 23 de octubre. Expobiomasa 2014 es la sucesora de las “expobioenergía” que se han venido celebrando a lo largo de los últimos ocho años, y que se han convertido en el principal escaparate y puerta de negocio de la biomasa en España. La salida de la fundación Cesefor, uno de los coorganizadores, de Expobioenergía ha propiciado la transformación y cambio de nombre, cuyo liderazgo ha asumido la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), que va a poner el acento en la biomasa térmica.

“El tema clave y más actual es la biomasa para uso térmico”, señala Jorge Herrero, director de Expobiomasa. Los socios de Avebiom apuestan por la profesionalización del sector y, por tanto, por una feria especializada para promocionar nuevos productos, tecnologías y servicios en el ámbito no sólo de España, sino también para Portugal e Iberoamérica. Una feria abierta a toda la bioenergía, como era Expobioenergía, o paralela a otra feria de otro sector, no tiene el sentido profesional que necesita el sector”.

Veni, vidi, vinci
De modo que la feria va a mostrar el buen estado de salud en que se encuentra este sector, que, de acuerdo con Herrero, “viene creciendo de manera constante desde hace diez años, poco a poco, sin sustos, demostrando año tras año que la biomasa para uso térmico ha llegado para quedarse”.

Los protagonistas serán las tecnologías para el aprovechamiento de biomasa agrícola y forestal; equipos para la trituración y astillado, para la fabricación de pellets y briquetas; producción y distribución de pellets y astillas, almacenaje, selección y secado; estufas y chimeneas; calderas de uso doméstico y equipos industriales; calefacciones de distrito y plantas de biomasa; conductos y equipamiento auxiliar…. También destacará, indican los organizadores del evento, la presencia de las empresas líderes en Europa en la fabricación y distribución de estos equipos y soluciones.

Pero, sin duda, el pellet será el producto por antonomasia de la feria, principalmente porque es un producto estrella en el mercado, no sólo España, sino una commodity en todo el mundo. Aproximadamente la mitad de las empresas y marcas que exponen en Expobiomasa ofrecen o pellet o tecnología y equipos para producirlo, transportarlo y acondicionarlo, y la otra mitad está compuesta por empresas que tienen en su gama de productos calderas industriales, colectivas, domésticas, estufas o chimeneas, preparadas para obtener el máximo rendimiento. El reto es responder a las expectativas de visitantes y expositores, con firmas procedentes de 25 países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Italia, Lituania, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rep. Checa, Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania.

Jornadas para grandes consumidores de energía como las industrias agroalimentarias y posteriores reuniones con empresas de equipos y servicios energéticos, así como la exposición de soluciones con biomasa para municipios, forman parte del amplio programa de actividades que se desarrollará en paralelo a la feria. Habrá, asimismo, visitas profesionales, talleres para conocer las claves sobre financiación climática y la nueva legislación sobre control de emisiones o los mejores modelos de negocio para empresas del sector maderero maderero y forestal. Además, el European Pellet Council (EPC) organiza su asamblea anual en Valladolid durante la celebración de Expobiomasa, y participa en el 9ª Congreso Internacional de Bioenergía en calidad de ponente y en representación de los principales traders y expertos en pellet de todo el mundo.

En claro ascenso
El acierto de centrar en los usos térmicos la feria viene avalado por cifras. Los datos de la potencia térmica de biomasa instalada en España crecen sin parar y en todos los sectores: residencial, agroganadero, alimentario… Ya superan los 6.000 MWt. Y el sector estima un crecimiento de 1.500 MWt nuevos cada año. Las plantas peletizadoras trufan todo el territorio. Y de los cinco centros logísticos de 2011 se ha pasado ya a 16.

“En nuestro país tenemos un potencial muy interesante en pellets”, señala Jorge Herrero. “Hemos pasado de un consumo per cápita en 2010 de 2,2 kg de pellets a 8,4 kg el año pasado. Las previsiones son que en el próximo año estaremos por encima de los 10kg per cápita y que en seis años, en 2020, tendremos un consumo de más de 25kg de pellets per cápita”. Unas cifras creciente, aunque “aún lejos de los 50kg de pellets que ya consume cada italiano de media al año, o los más de 160kg anuales que ya se consumen de media en Austria por persona”, añade.

Por el contrario, el consumo de biomasa con fines eléctricos se ha ralentizado debido a la nueva regulación y al hecho de cambiar la reglas del juego, una vez que habían empezado las inversiones privadas. “Esta estrategia, no ha permitido a los profesionales del sector forestal actuar en nuestros bosques de igual forma que se hace en el resto de Europa”, dice Herrero. Y aporta un dato que invita a la reflexión: “España, el tercer país europeo en superficie forestal arbolada y con un crecimiento anual del 2,19%, muy superior a la media Europea que es del 0,51 %, es uno de los países que mejor aprovecha los bosques, con una tasa de extracción de madera del 41% frente al 69%”.

La instalación de nuevas plantas de biogás para generación eléctrica está, igualmente, muy complicada en el actual mercado eléctrico. No obstante, hay iniciativas interesantes, como la de Santibáñez Energy. Esta empresa, explica Herrero, ha promovido y puesto en marcha una pequeña planta de biogás junto a una industria agroalimentaria que lo usa como biocombustible para sus calderas, es decir, con fines térmicos. La instalación se podrá visitar durante las rutas profesionales guiadas por técnicos que organiza Expobiomasa dentro del programa de actividades paralelas.

Las previsiones de Avebiom son que la feria será visitada por más de 16.000 profesionales procedentes de más de 40 países.

Más información: www.expobiomasa.com

Añadir un comentario