biomasa

Cómo saber el potencial de biorrefinación de subproductos del olivar y la horticultura

0
El desarrollo de un prototipo de plataforma ICT-Biochain permitirá conocer el potencial de biorrefinación de diferentes biomasas procedentes del olivar, la horticultura y las algas facilitara su posterior conversión en diferentes bioproductos, como combustibles, plásticos, cosméticos o aditivos alimentarios. Este es uno de los principales logros alcanzados con el proyecto que lleva el mismo nombre de la plataforma y que acaba de concluir. Su objetivo principal es digitalizar la cadena de suministro de la biomasa.
Cómo saber el potencial de biorrefinación de subproductos del olivar y la horticultura
Los subproductos del olivar es una de las cadenas de valor estudiadas en ICT-Biochain (FOTO)

Desde su inicio hace ahora dos años, uno de los principales avances de ICT-Biochain fue la creación de un nodo (hub) de innovación digital para que las empresas interesadas tuvieran acceso a conocimiento experto y tecnologías para promover la integración de soluciones basadas en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), internet de las cosas e industria 4.0 a las cadenas de suministro de la biomasa.

“Ahora que el proyecto ha finalizado, el Hub de Innovación Digital Andaluz ICT-Biochain espera dar continuidad a la plataforma que ha desarrollado y mantenerla actualizada”, informan desde Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), uno de los ocho socios europeos que han formado parte del consorcio financiado por la iniciativa conjunta BioBased Industries (BBI), en el marco del programa europeo Horizonte 2020.

Desde CTA explican que “el prototipo de plataforma ICT-Biochain incorpora un modelo de datos para analizar la biomasa proveniente del olivar, la horticultura y las algas”. Las dos primeras cadenas de valor escogidas obedecen a la gran extensión de cultivos existentes en Andalucía y los subproductos asociados a los mismos. En el caso de las algas se valoró el clima propicio para su cultivo que también ofrece la región.

Cien soluciones TIC a aplicar a las biomasas
El servicio que ofrece la plataforma es la “identificación de las fuentes de material por cada provincia andaluza y caracterizarlas por su potencial de biorrefinación, esto es, el proceso de conversión de biomasa en biocombustibles, energía y productos químicos”, aseguran en la nota de prensa del CTA.

Otras de las aportaciones de ICT-Biochain es la elaboración de un catálogo de más de cien soluciones TIC que podrían implementarse a la cadena de suministro de la biomasa. Dicho catálogo está colgado de la web del proyecto, y, aparte de referencias generales a las bases de datos de portales como los de Eurostat y Bioenergy Europe hay algunos más específicos referidos a desarrollos tecnológicos aplicados a la bioenergía.  

Entre estos desarrollos está un modelado de las características del rendimiento del transporte de biomasa en Irlanda para los mercados de bioenergía a través de GPS, SIG y herramientas de diagnóstico de combustible. Otro ejemplo lo aporta Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla con un sistema de sensores e imágenes para el monitoreo y la toma de decisiones sostenibles en cultivos de bioenergía, denominado ViewMass.

De Biomasstep a ICT-Biochain
En un campo similar, la Univesidad de Córdoba lidera un proyecto europeo Interreg-Poctep (Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza entre España y Portugal), Biomasstep, que gracias a la tecnología NIRS (siglas en inglés de espectroscopia del infrarrojo cercano) permite hacer una caracterización fisico-química y energética de las biomasas en el campo de forma rápida y económica.

Entre otros logros de ICT-Biochain dados a conocer tras su conclusión también se citan el desarrollo de una plataforma para conectar a distribuidores de biomasa con proveedores de soluciones TIC, la elaboración de una hoja de ruta y materiales de aprendizaje virtual para promover la implementación de centros de innovación digital en bioeconomía a nivel europeo.

Aparte de CTA, entre los ocho socios de cinco países (Alemania, España, Finlandia, Irlanda y Reino Unido) que conforman ITC-Biochain también están la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y la empresa Sustainable Innovations.

Añadir un comentario