biomasa

Cataluña instala en 2020 una cifra record de biomasa térmica: 66 megavatios

0
Y en la cifra de 65.908 kilovatios no están incluidas las estufas, ya que solo hace referencia a las calderas de biomasa. Este es uno de los datos que se extrae del censo actualizado que acaba de publicar el Institut Català d'Energia y en el que colabora el Cluster Bioenergía Catalunya. Varias instalaciones en el sector industrial han provocado este récord de potencia en 2020 desde que en 2012 comenzó el censo. Entre ambos años se han instalado 3.911 calderas de biomasa en Cataluña, que suman 354 MW.
Cataluña instala en 2020 una cifra record de biomasa térmica: 66 megavatios
Gráfica con la evolución del número de calderas instaladas anualmente en Cataluña. Fuente: Icaen

Como en tantas otras estadísticas referidas a la biomasa, una cosa es el número de calderas instaladas, donde el sector residencial (71,5 de las instalaciones) gana por goleada al industrial (2,4 por ciento) en Cataluña, y otra la potencia, donde quien gana es este último (29 por ciento) al primero (28 por ciento).

Solo así se explica que siendo 2020 el peor año en nuevas de instalaciones (208) desde que el Icaen puso en funcionamiento el Observatori de Calderes de Biomassa de Catalunya (OCBC), es también el año en el que se instaló una mayor potencia: 65.907,50 kilovatios (65,9 MW). Desde 2013 no se habían vuelto a superar los 60 MW, y 2019 cerró incluso con una de las cifras más bajas de estos nueve años: 24,5 MW.

El total acumulado a diciembre de 2020 llega a las 3.911 instalaciones y los 354 MW. Las comarcas y provincias con un mayor número de instalaciones son, respectivamente, Osona en Barcelona (197) y Barcelona (1.167); y en cuanto a potencia: Gironés en Girona (47 MW) y Barcelona (121 MW). Desde el Icaen recalcan que en estas cifras no se incluyen las estufas.

Se incluyen generadores de aire caliente industrial y algunos quemadores
En cuanto al tipo de calderas, Laia Sarquella, de la Divisió de Gestió Energètica del Icaen, afirma que “también están incluidos generadores de aire caliente industrial y algunos quemadores, pero sólo de uno o dos suministradores, por lo que probablemente falten algunos. Añade Sarquella que “como partimos de la información de los principales suministradores de equipos en Cataluña, es posible que algunas instalaciones no las estemos detectando; intentamos que sean las mínimas, pero es complicado llegar al detalle de todo lo implementado”.

Aquí radica una de las diferencias entre este censo y el que elabora la Asociación Española de Biomasa (Avebiom) en su Observatorio de la Biomasa. En Cataluña y solo para 2019, último año del que Avebiom tiene datos, esta añade 402 instalaciones y 54 MW, mientras que el Icaen suma 270 instalaciones y 24 MW. Hay años donde la diferencia es más acusada, por ejemplo 2013, donde desde Cataluña añaden 960 instalaciones y desde Avebiom solo 357.  

Diferencias entre los censos del Icaen y Avebiom
En el censo de Avebiom, sin contar todavía 2020, es decir en el período 2012-2019, se llega a las 2.970 calderas y los 578 MW, y en el del Icaen, como se expone más arriba, a las 3.911 y los 354 MW.  Otra razón de esta diferencia puede ser que se contabilicen de forma distinta algunos equipos que podrían encajar tanto en el grupo de calderas como en el de estufas, como son las hidroestufas.

El censo total para Cataluña mostrado por Avebiom a finales de 2019, incluyendo estufas, es de 1.265,7 MW, que se corresponde con 32.987 instalaciones. A principios de febrero, la Generalitat presentó su nueva Estratègia per a l'Aprofitament de la Biomassa Forestal i Agrícola a Catalunya, entre cuyas metas está aumentar un 68 por ciento más el consumo de biomasa forestal para usos térmicos hasta 2027 e instalar 844 megavatios más de potencia con calderas y otros equipos, redes de calor incluidas.

Añadir un comentario