biomasa

Biomasa forestal para energía: FAO y forestales, sí; ecologistas, no

0
A cuarenta y seis ONG ecologistas y de ayuda al desarrollo no les ha sentado nada bien que la FAO haya dedicado hoy el Día Internacional de los Bosques a la energía. Así lo han hecho saber en una carta dirigida a su director general, José Graziano da Silva. Mientras dichas ONG resaltan “los importantes impactos negativos para el medio ambiente, comunidades locales, salud humana, clima y bosques del uso creciente de la bioenergía”, la FAO la considera crucial para “alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible de asegurar una energía asequible, responsable, sostenible y moderna para todos en 2030”. En una línea similar se expresa el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales, al considerarla vital para potenciar la ordenación de nuestros montes.
Biomasa forestal para energía: FAO y forestales, sí; ecologistas, no

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha destacado repetidamente durante los últimos años tanto el papel importante que juega la energía en el mercado de los productos forestales, como la necesidad de impulsar y mejorar su desarrollo sin menoscabo del medio ambiente y la soberanía alimentaria. Que el lema para hoy, Día Internacional de los Bosques, sea “Bosques y Energía”, consolida esta posición.

Sin embargo, cuarenta y seis ONG de varias partes del mundo, incluida la española Ecologistas en Acción, discuten esta apuesta de la FAO. En una carta dirigida a su director general, José Graziano da Silva, entienden que este organismo “ignora los importantes impactos negativos para el medio ambiente, las comunidades locales, la salud humana, el clima y, por supuesto, nuestros bosques, del uso creciente de la bioenergía".

Biomasa forestal: vital para asegurar una energía asequible y sostenible
Mientras, la FAO manda el mensaje de que casi novecientos millones de personas, principalmente en los países en desarrollo, se dedican al sector de la energía de origen forestal a tiempo parcial o total, y que proporciona actualmente el cuarenta por ciento del suministro mundial de energía renovable, tanto como la solar, la hidroeléctrica y la eólica juntas.

“La energía de origen forestal es crucial para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible de asegurar una energía asequible, responsable, sostenible y moderna para todos en 2030”, es otro de los mensajes que está lanzando la FAO por redes sociales a lo largo del día.

“El uso de cocinas y estufas más eficientes facilita el acceso de millones de personas de los países en desarrollo a una energía barata, fiable y renovable”, subraya la FAO. No obstante, este acceso debe mejorar, porque, también según el mismo organismo, cada año 2,5 millones de personas mueren por la mala combustión en los hogares, sobre todo en países en desarrollo.

No hay biomasa forestal residual suficiente
Tanto la FAO, como las administraciones y empresas que promueven el aprovechamiento energético de los bosques, inciden en que este se deriva principalmente de residuos y/o del crecimiento anual de la biomasa forestal. En la carta remitida a Graziano da Silva por las ONG advierten que “la biomasa forestal residual es insuficiente para satisfacer la demanda creciente de biocombustibles sólidos, de forma que la industria cada vez es más dependiente de plantaciones y talas para su uso energético”.

Javier Andaluz, responsable de Cambio Climático de Ecologistas en Acción, denuncia también que "la FAO está dando por hecho que todos los usos energéticos de la biomasa tienen emisiones nulas, contradiciendo las indicaciones del IPCC. Muchos estudios científicos han demostrado la falsedad de esta afirmación".

Vital para la ordenación de los montes
Lo que piden las ONG es que “se abandone el fomento de los usos energéticos a gran escala de la biomasa; se deje de presentar de manera engañosa a toda la biomasa leñosa como neutra en carbono y sostenible; y se apueste por el uso eficiente de los recursos de la madera, a partir de una jerarquía que antecede los usos materiales a su combustión,  y por la conservación, regeneración y restauración de los ecosistemas forestales, contribuyendo a mitigar el cambio climático”.

En el ámbito español, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural (COITF) entiende que “apostar por la biomasa forestal como fuente energética limpia, renovable y generadora de empleo” puede solucionar los problemas de gestión forestal de nuestros bosques. Recuerdan que “solo el trece por ciento de los montes españoles cuentan con un plan de ordenación”.

Ecologistas en Acción: sí al uso energético sostenible de la biomasa forestal
“Los montes están desaprovechados”, afirman desde el COITF también en una declaración enmarcada en el Día Internacional de los Bosques. Consideran que “productos como la madera o la biomasa forestal con fines energéticos podrían general miles de puestos de trabajo, reducir la factura exterior energética española y producir energía limpia y renovable que nos ayudaría a cumplir con nuestros compromisos de Kyoto en la lucha contra el cambio climático”.

Ecologistas en Acción entiende que estos beneficios se pueden dar en algunas circunstancias y que hay que mejorar la ordenación forestal, por lo que apoya “los usos energéticos sostenibles de la biomasa forestal, pero teniendo en cuenta la necesidad de incrementar el carbono en los suelos, así como la correcta gestión de los bosques como puntos clave para frenar el calentamiento global”.

La misma organización ecologista recuerda que “algunas de estas prácticas han sido recogidas a modo de ejemplo en una recopilación de casos reales de buenas prácticas para el clima en el aprovechamiento de diferentes tipos de biomasa y que tienen en común la escala local o regional según la disponibilidad de recursos locales”.

Añadir un comentario