biomasa

“Los políticos no tienen ni idea de lo que significa el concepto de biomasa”

0
Francisco Javier Lacertales, director gerente de la Federación Española de Asociaciones de Empresas Forestales y del Medio Natural (FEEF), ha sido así de rotundo en la jornada de Probiomasa Biomasas: empleo, sostenibilidad y desarrollo rural que se ha celebrado esta mañana en la feria Genera 2012. Durante la misma se han expuesto los mismos lamentos (acrecentados por el parón ocasionado por el RDL 1/2012) sobre el escaso desarrollo de la biomasa y el biogás, incluido la falta de interés político, aunque el paso adelante que supone el renacer de Probiomasa hace confiar en otras medidas de impulso al sector.
“Los políticos no tienen ni idea de lo que significa el concepto de biomasa”

Sheila Rodríguez, secretaria general de la Asociación Española de Gestores de Biomasas de Maderas Recuperadas (Aserma), tras exponer un panorama post RDL 1/2012 que llevó a la “perplejidad, enfado, tristeza, dudas sobre seguir adelante con proyectos sin primas, la pérdida de ilusión…”, abogó por la necesaria y urgente unidad del sector y subrayó que Probiomasa supone un gran paso adelante. En esta unidad coincide todo el sector, aunque de momento no exista al 100% de facto. Este elemento de cohesión es básico para enfrentarse a una clase política que, según Lacertales, “no tiene ni idea del concepto de biomasa”. Varios de los asistentes corroboraron esta afirmación: “estamos ahora volviendo a explicar a muchos políticos que biogás no es lo mismo que gasificación”.

Estas intervenciones han tenido lugar esta mañana durante la primera jornada de este tipo que organiza Probiomasa, que bajo el título de Biomasas: empleo, sostenibilidad y desarrollo rural ha tenido lugar en la XV edición de Genera, Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente. La cita se ha repartido entre los diversos sectores que componen esta plataforma. En la primera sesión han participado responsables de organizaciones profesionales agrarias (la perspectiva agrícola). A continuación han intervenido miembros del sector forestal, seguidos de los productores de energía y culminando con la perspectiva autonómica. Entre estos dos últimos han participado también responsables de centros tecnológicos, como el CTAER de Andalucía, Cidaut y Cartif.

¿Se abrirá o no la puerta del 3.3?
El director gerente de la FEEF ha sido también muy explícito con uno de los temas estrella de todas las sesiones, la moratoria renovable: “el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha cerrado la puerta y ha tirado la llave al mar”. No obstante, el propio Lacertales, al igual que Jorge Tinas, vicepresidente de la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines, Josep Turmo, de APPA Biomasa, o Ana Sebastián, vocal del Colegio y Asociación de Ingenieros de Montes, siguen creyendo en que se abrirá la puerta del RDL 1!2012 a través del famoso artículo 3.3 que permite el desarrollo de regímenes económicos específicos para determinadas tecnologías, biomasas incluidas. Otros prefieren mirar hacia adelante sin estar condicionados por el 3.3, como es el caso de Manuel Buendía, director general del Instituto de Desarrollo Comunitario: “hay que olvidarse del 3.3, no hay ventana, tenemos que ser nosotros los que desarrollemos e impulsemos el sector”. A colación de esta intervención, desde el público se sugirió “dejar de hacer publicidad de nuestros problemas”.

En la difusión de las “multiventajas” de las biomasas reside para la gran mayoría la mejor propaganda que se puede hacer del sector: eliminación de residuos, contribución a la reducción de gases de efecto invernadero, fomento de empleos estables, desarrollo del medio rural, impulso a la economía agrícola y ganadera… La mayoría de estas ventajas fueron expuestas por los representantes de Asaja, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias de España, a las que Ana Sebastián añadió otra de gran calado ambiental. Habló de la falta de continuidad y estabilidad en las políticas y presupuestos de prevención de incendios y citó el proyecto europeo Firesmart, vinculado a países del sur del continente, “en el que ochenta expertos coinciden en que la solución a los incendios puede venir del aprovechamiento sostenible de la biomasa forestal, de hacer una gestión de carácter multifuncional del bosque”.

Un ejemplo gráfico que condensa muchas de las exposiciones estuvo en la intervención de Antonio Rosa, presidente del Clúster de la Energía de Extremadura. Por un lado, habló del error del Gobierno de esta Comunidad Autónoma que, amparándose en el mencionado artículo 3.3, “pidió una excepción para la biomasa en Extremadura, cuando esa petición debe ser para toda España”. Por otro lado, explicó los avances en la incorporación de la biomasa en procesos industriales de la región, como los secaderos de tabaco o la deshidratación de la alfalfa. Para el futuro queda el desarrollo y aprobación del plan de bioenergía de Extremadura, que “tiene que pasar del estadio de las direcciones generales para adquirir rango de propuesta de Gobierno”, y una futura planta de hibridación de solar termoeléctrica con biomasa. 

Añadir un comentario