biomasa

“La biomasa es una alternativa eficiente y sostenible para reorientar la producción hacia la bioeconomía”

0
En el marco de la jornada La aplicación de la bioeconomía circular para el desarrollo rural a través de la biomasa, celebrada hoy en Madrid en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Fernando Miranda, secretario general de Agricultura y Alimentación, ha expuesto el “bajo uso que se hace de la biomasa residual agroforestal" y "cómo su valorización energética puede ser una alternativa eficiente y sostenible para reorientar el modelo productivo hacia uno circular basado en la bioeconomía”. Miranda ha anunciado que se trabaja para aprobar definitivamente una estrategia al respecto apoyada en la nueva PAC.
“La biomasa es una alternativa eficiente y sostenible para reorientar la producción hacia la bioeconomía”
Un momento de la jornada celebrada hoy en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA)

No solo de bioenergía ha ido la jornada que ha tenido lugar esta mañana en la sede del MAPA, aunque ha tenido un protagonismo destacado. Entre otras cosas, estaba impulsado y colaboraban en la organización Asaja-Huesca y el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe) de la Universidad de Zaragoza a partir del proyecto Up-Running. Esta iniciativa, enmarcada en el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea (UE), se centra en aprovechar al máximo el potencial de los residuos leñosos agrícolas para obtener energía.

Fernando Miranda orientó enseguida su intervención hacia esos restos agrícolas leñosos, pero también herbáceos (30,5 millones de toneladas al año en total), que ahora no se aprovechan lo suficiente. Comparó este potencial sin aprovechar con “el modesto porcentaje que representan ahora mismo en el mix de generación de electricidad la biomasa y el biogás, que apenas suman en el dos por ciento del total”.

A continuación, el secretario general de Agricultura y Alimentación incidió en el “bajo uso que se hace de la biomasa residual agroforestal” y en “cómo su valorización energética puede ser una alternativa eficiente y sostenible para reorientar el modelo productivo hacia uno circular basado en la bioeconomía”.

¿Llega ya la estrategia española de bioeconomía?
Tanto Miranda como Isabel Bombal, directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal, destacaron la importancia de que se acabe concretando y poniendo en marcha la estrategia española de bioeconomía. Desde que presentó en 2015, aparte de ser muy criticada por el escaso papel que se le otorgaba a la bioenergía, aún no se ha desarrollado totalmente ni puesto en práctica.

“En septiembre de este año queremos darle un impulso definitivo y durante el primer semestre de 2020 se tiene que plasmar en medidas concretas con dotaciones económicas definidas para que comencemos a tener resultados en 2022”, aseguró Fernando Miranda.

Bombal afirmó que “ha llegado el momento de pasar de las musas al teatro”, en clara alusión a pasar a la acción con dicha estrategia, “sobre todo porque la bioeconomía va a tener un papel más destacado y una mayor inversión tanto a través de la reforma de la Política Agrícola Común como en las políticas de I+D+i de la UE”.  Y puso como ejemplo el impulso al uso energético de la biomasa en explotaciones agrícolas y de la industria agroalimentaria.

Biomasa del cultivo del olivar y de los bosques
El resto de ejemploa los pusieron otras intervenciones que se llevaron a cabo durante la jornada. Aparte del proyecto Up_Running, estuvieron muy presentes los desarrollados por los grupos operativos vinculados a la Asociación Europea de Innovación para la Productividad y Sostenibilidad Agrícolas (AEI-Agri) y a los programas de desarrollo rural nacional y autonómicos.

Circe participa también en alguno de ellos, aunque los que se presentaron más relacionados con la bioenergía fueron uno de promoción y dinamización del aprovechamiento de la biomasa del cultivo del olivar con fines energéticos en la provincia de Jaén, desarrollado por la Unión de Pequeños Agicultores; y una red social de aprovechamiento forestal sostenible para la producción de biomasa con fines térmicos, liderado por la Federació Catalana d’Associacions de Propietaris Forestals (Boscat).

Cambios en una transición que cuenta con el los sectores agroforestales
Bombal y Miranda citaron también, aparte de la estrategia de bieconomía, a la futura  ley de cambio climático, al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y a la Estrategia de Transición Justa, como pilares de un cambio en el que los sectores agrícola, ganadero y forestal tendrán mucho peso. Sin embargo, las primeras críticas que recibieron estas iniciativas desde alguno de estos sectores no fueron precisamente de halago.

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE) ya dijo en su día que en dicho marco legislativo “ni la biomasa ni los bosques como sumideros de CO2 ocupan el lugar que se merecen ni tienen reconocimiento como fuente de bioenergía”.

Añadir un comentario