biomasa

Aragón declara de interés autonómico dos plantas de biomasa de Forestalia

0
El Boletín Oficial de Aragón publicó ayer las dos órdenes por las que se declaran como inversión de interés autonómico las plantas de biomasa eléctrica de Forestalia en Erla y Zuera, ambas localidades de Zaragoza. Se mantiene así el rumbo de la compañía en cuanto a centrales se refiere, con la próxima construcción de la de Monzón (Huesca) y otras tres en proyecto: La Vega Requena (Valencia), Lebrija (Sevilla) y El Bierzo (León). Las dos de Zaragoza tienen un perfil idéntico cada una: cien millones de euros de inversión, 50 MW, 8.000 horas de producción anuales y 200 puestos de trabajo durante la fase de construcción.
Aragón declara de interés autonómico dos plantas de biomasa de Forestalia

La declaración de “inversión de interés autonómico” parte del decreto ley 1/2008 del Gobierno de Aragón sobre medidas administrativas urgentes para facilitar la actividad económica en la región. Como ya ha ocurrido con otros proyectos vinculados a la biomasa (la planta de Teruel Pellets en Bea), supone que la inversión y los procedimientos administrativos asociados a las dos centrales de Forestalia gozarán de tramitación preferente y urgente, reduciéndose a la mitad los plazos ordinarios.

Tras el sobreseimiento de la querella interpuesta por Ecologistas en Acción Huesca contra las responsables técnicas del Ayuntamiento de Monzón y del Gobierno de Aragón que autorizaron la construcción de la planta de Monzón, Forestalia vuelve a recibir una buena noticia de las instituciones públicas en su camino de expansión dentro del sector de la biomasa eléctrica. Ser la principal beneficiaria de la subasta de biomasa también ayuda.

Plantas gemelas
En el caso concreto de las plantas de Erlay Zuera, el Boletín Oficial de Aragón se limita a dar publicidad al acuerdo de 27 de septiembre de 2016 del Gobierno de la comunidad autónoma, por el que se declaran como inversiones de interés autonómico los proyectos. Para ambos casos se manejan las mismas cifras de inversión (cien millones de euros), puestos de trabajo durante la construcción (doscientos) y la explotación (noventa directos y de 600 a 750 indirectos), potencia instalada (49,55 MW) y horas de producción de energía eléctrica anuales (8.000).

El informe previo de Forestalia se extiende en glosar los beneficios económicos, sociales y laborales que tendrán las instalaciones para los territorios en los que se ubiquen y los ambientales para la comunidad autónoma. Afirman que cada una “representa el 3,22% del total de la energía bruta producida en Aragón y más del 5% de la energía renovable contabilizadas todas las tecnologías, contribuyendo a alcanzar los objetivos de la comunidad en materia de sostenibilidad e independencia energética y del Estado español en aplicación de la Estrategia Europea H2020”.

Forestalia aprovecha para recordar que actualmente cuenta con cultivos energéticos en España, Francia e Italia, principalmente de “variedades selectas de chopo y eucalipto plantados en régimen agronómico intensivo en tierras de regadío por goteo”. Por último añade que construye la mayor fábrica de pélets y astilla de España (140.000 toneladas anuales de capacidad de producción), precisamente en Erla.

Añadir un comentario