biogás

Una historia de chumberas llenas de energía

0
Proyecta Energía es una empresa de ingeniería y consultoría que no le hace ascos a ninguna de las tecnologías renovables. Trabaja tanto con fotovoltaica como con solar térmica, eólica y bioenergía. De hecho, ya lleva diseñados y desarrollados más de 300 plantas de producción en España y varios países del mundo. Ahora está volcada de lleno en la generación de biogás a partir de las chumberas… Su último proyecto estrella.

Una historia de chumberas llenas de energía

Estamos desarrollando un proyecto de producción de biogás, biometano y electricidad a partir de la digestión anaerobia de las chumberas. Hemos iniciado ya los primeros desarrollos en Marruecos y en breve tenemos previsto comenzar en Sudáfrica, México y Chile”, explica a Energías Renovables Jesús Sanchidrián, ingeniero y cofundador de Proyecta Renovables.

La compañía lleva desde 2011 estudiando y modificando especies de chumberas para lograr los mejores resultados en cada tipo de tierra y clima, en especial los semidesérticos, que es donde ven mayores posibilidades. Este trabajo les ha permitido identificar a una variedad de la opuntia –chumbera de la familia de las cetáceas que consta de más de 300 especies– como una de las más adecuadas para ser empleada para generar bioenergía.

El proceso de investigación realizado por Proyecta les ha llevado, además, a acumular el conocimiento necesario para saber cuál es el procedimiento óptimo para llevar a cabo la digestión anaerobia en mono digestión y a maximizar la producción de metano sin depender de agentes externos, como el estiércol. También les ha permitido desarrollar aditivos específicos encaminados a la mejora del proceso de digestión y conocer las mejores variedades de la especie y condiciones necesarias para aprovechar el máximo potencial de este cactus. Con él van a generar biogás, para su consumo directo como combustible, o utilizarán el biogás en un motor térmico acoplado a un alternador para generar electricidad. Otra opción es usar el gas ecológico para obtener biometano y utilizarlo de forma similar al gas natural.

Un cactus con muchos nombres
A la opuntia se le conoce por varios nombres: nopal (México), tuna (Argentina, Chile) o chumbera (España), por citar algunos de ellos. Su origen está en el continente americano, pero se la puede ver en medio mundo, desde el norte de Estados Unidos o la Patagonia a Europa, donde fue introducida por los conquistadores, naturalizándose con gran facilidad en la región mediterránea. En México es tan popular que forma parte del escudo nacional; también de su mitología ya que se la considera como la planta de la vida porque, aparentemente, nunca muere, puesto que al secarse puede dar vida a una nueva planta.

Pero no son los aspectos mitológicos los que han llevado a la opuntia a ser considerada por Proyecta Energía una especie óptima para generar energía. Esta planta tiene muchas ventajas más terrenales. La primera de ellas es que puede crecer en terrenos que no son aptos para otros cultivos. Por tanto, no compite con la producción de alimentos ni resta terrenos para este fin. Y tiene una alta productividad en términos de biomasa. Además, para crecer le bastan entre 200 y 300 mm/m2 de lluvia al año. En el caso de que se recurra al riego, la eficiencia en el uso del agua es entre un 50 y un 75% superior. Y la opuntia se puede cultivar en cualquier época del año y en regiones marginales, ayudando al desarrollo socioeconómico de estas zonas.

Proyecta Renovables estima que con un área de cultivo de unas 400 hectáreas (ha) podría producir entre 800 y 900 tn por ha al año para abastecer una instalación de 5 MW de potencia. La compañía cifra la producción anual de electricidad en 42.486 MWh. En este proceso se generarán, además, otros productos: calor, que puede ser utilizado en invernaderos, secaderos y otros procesos industriales; biol, un efluente que se emplea como fertilizante en los cultivos y en el propio proceso de digestión anaeróbica; y fertilizantes sólidos, para la generación de compost ecológico.

Proyecta está ya en la fase industrial; es decir, en el diseño de digestores de bajo coste adaptados a cada zona. Ya está desarrollando en Marruecos un proyecto piloto de 1MW, y se prepara para replicar esta planta en Sudáfrica y posteriormente en México y Chile, a un tamaño cercano a los 5MW. Con ello, espera hacer posible la producción de energía a precios competitivos en cualquier lugar del mundo.

“Actualmente, las energías renovables son totalmente competitivas con el resto pero, en el caso de la gestionabilidad, nos encontramos que tecnologías como la fotovoltaica o la eólica no son gestionables, no se puede garantizar el suministro constante o sólo se puede generar energía cuando hay sol o viento”, indica Pablo Pérez, director de Marketing de la empresa. “Este hecho, a nuestro modo de ver, es el que provoca que éste tipo de tecnologías no puedan despegar al 100% ya que el usuario final demanda un mínimo de energía con un suministro sin cortes, es decir, una garantía en el suministro”.

La solución propuesta por Proyecta es combinar diversas tecnologías. “Los proyectos de biomasa por si solos, o en combinación con otras fuentes de energía renovables o convencionales, pueden ser la solución perfecta a la demanda del mercado en países como Marruecos, Sudáfrica, México o Chile, en los que el uso de las energías renovables se plantea como alternativa real al de las energías convencionales”, añade Pérez. De hecho, puntualiza, “es en ese momento, cuando nos dimos cuenta de esa realidad, cuando nuestro proyecto de generación de biogás y electricidad a partir chumberas empieza a tomar forma”.

Ante todo, multifacética
Esta es la última gran iniciativa de Proyecta, pero no la única, desde luego. La empresa inició su andadura hace algo más de una década centrada en otra tecnología de enorme potencial: la solar fotovoltaica, una energía que sigue muy presente en su línea de actuación, tanto para la venta a la red como para el autoconsumo o el bombeo. Gran parte de sus actuaciones se centran en Castilla y León con más de 20 MW de tecnología fotovoltaica de conexión a red desarrollada repartidas en instalaciones fijas, con seguidor, en suelo o en cubierta, entre las que cabe destacar un parque fotovoltaico de 7,8 MW en la localidad de Fontiveros (Ávila) u otro de 4MW en Langa (Ávila). Además de esto actuaciones por toda España, Marruecos, Guinea y otros países del mundo realizando instalaciones híbridas, aisladas, de conexión a red y las labores de mantenimiento y control de producción de dichas instalaciones completan el porfolio de Proyecta. En cuanto al mercado internacional, que comenzó a abordar hace varios años, tiene puesto el foco en la ejecución de proyectos de mediana y gran envergadura, abarcando todos los roles necesarios para su implantación: desarrollo e ingeniería, construcción llave en mano (EPC), operación y explotación bajo modalidad PPA y el posterior control de la producción y funcionamiento de las plantas.

Actualmente, Proyecta está presente en Marruecos, Sudáfrica, México y Chile. Asimismo, cuenta con su propio software y hardware “con objeto de cubrir nuestras propias necesidades en el cálculo y diseño de instalaciones de energías renovables y en su posterior mantenimiento y control”, indica Pablo Pérez. “Con los programas de cálculo y diseño desarrollados conseguimos minimizar costes y tiempos, además de facilitar las labores técnicas y comerciales de los profesionales, mientras que las herramientas de control nos permiten ser eficientes en el mantenimiento y apoyar el trabajo diario de los técnicos de O&M”. Proyecta engloba este software y los servicios relacionados en la plataforma de servicios ProjectingPLUS (www.projectingplus.com), desde la que ofrece servicios para la gestión de instalaciones fotovoltaicas (contador, control integral y facturación) y herramientas de cálculo y diseño para instalaciones de biogás, FV con conexión a red y aislada, y calefacción con renovables.

La formación es otra de sus líneas de negocio. “Hemos impartido cursos presenciales y on-line para distintas organizaciones públicas y privadas, y actualmente contamos con acuerdos con universidades y empresas del sector de las renovables”, indica Sanchidrián. El directivo de Proyecta añade que su oferta formativa es muy variada: “desde cursos de unas pocas horas hasta la impartición de máster especializados en las energías renovables o en áreas específicos. También desarrollamos cursos a la medida del cliente”.
Más información: www.proyectaenergia.com


Añadir un comentario