biogás

El biogás llegará a mercados mayoristas de Jordania y Túnez con el proyecto Ceomed

0
Un proyecto de cooperación europeo entre países del sur y del norte del Mediterráneo, Ceomed, tiene como objetivo principal el empleo de la economía circular para buscar soluciones para la gestión de residuos orgánicos sólidos urbanos. Su desarrollo está enfocado principalmente en dos mercados mayoristas de frutas y verduras de Sfax (Túnez) y Amman (Jordania), donde se trabajará esencialmente con la digestión anaerobia para producir biogás y biofertilizantes.

El biogás llegará a mercados mayoristas de Jordania y Túnez con el proyecto Ceomed
Ejemplo de la fracción orgánica de los residuos domésticos

El nombre de Ceomed parte del acrónimo de Employing Circular economy approach for organic fraction of municipal solid waste management within the mediterranean countries. Forma parte del programa de la Unión Europea ENI CBC Mediterranean Sea Basin Programme y echó andar el pasado mes de septiembre, como informan desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dos de cuyos centros forman parte de Ceomed.

El CSIC y el socio coordinador del proyecto, la empresa Optimización Orientada a la Sostenibilidad (Idener), lo presentaron recientemente en Sevilla explicando de partida su objetivo: “a través del empleo de la economía circular buscará soluciones para la gestión de residuos orgánicos sólidos urbanos en los países mediterráneos”.

Desde Idener concretan que Ceomed “conducirá hacia el diseño de nuevos planes de gestión de residuos en las ciudades de Amman y Sfax, que se centran y abordan la recogida selectiva de los desechos producidos en los mercados mayoristas de frutas y verduras de ambas ciudades”.

Es aquí donde se aplica “un enfoque circular para que la fracción orgánica de los desechos de ambos mercados se trate mediante un proceso biológico (digestión anaeróbica) convirtiendo el digestato resultante en un fertilizante orgánico para las granjas que proporcionan productos frescos a esos mercados”.

“Se evaluará la capacidad de absorción del mercado para el fertilizante y la energía”
Fernando G. Fermoso, científico titular del CSIC, explica que, además de la  recolección separada de la fracción orgánica, el proyecto trabajará también en “la sensibilización de la opinión pública sobre la importancia de la gestión racional de los desechos”. Por último, prosigue, “se evaluará la capacidad de absorción del mercado para el fertilizante y la energía generada para definir objetivos realistas para la difusión del proceso Ceomed”.

En España se han llevado a cabo varias líneas de investigación y proyectos piloto asociados a la producción de biogás a partir de residuos agroalimentarios, y más concretamente de mercados centrales. Hace poco, con motivo del acuerdo entre Enagás y SEaB Energy para desarrollar plantas modulares de este tipo repasamos, algunas de esas líneas, como Plantadac, Plamgas, Provalue y Biogas3.

Tanto Fermoso como Santiago Rodríguez, coordinador del proyecto, consideran que Ceomed “supondrá un refuerzo de las capacidades técnicas y operativas de los administradores públicos y las partes interesadas relevantes en términos de gestión y planificación de residuos municipales”.

Añaden ambos que “la implementación del proyecto y la generación de conocimiento en la gestión y valorización de residuos municipales tendrá un impacto positivo mediante la generación de puestos de trabajo técnico y científico en los cinco países socios”.

Involucramiento y empleo entre sectores locales
En Idener especifican que “el proyecto capacitará a sectores locales involucrados, como consumidores, vendedores, recolectores de desechos, académicos, agricultores y personal técnico y administrativo, para asegurarse de que tengan el conocimiento y las habilidades para contribuir a mejorar la gestión de los desechos”.

En concreto, Idener habla de dos gerentes de los mercados seleccionados, más de novecientas empresas que los utilizan diariamente para comprar y vender productos frescos, entre dos mil y tres mil clientes de los mismos, noventa personas asociadas a departamentos técnicos y administrativos de Amman y Sfax y los agricultores que usarán el fertilizante producido a partir de los desechos orgánicos.

Además del Idener y de los dos centros del CSIC (Instituto de la Grasa y Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura) también participan como socios de Ceomed las universidades de Nápoles Federico II (Italia), Demócrito de Tracia (Grecia) y de Jordania y el Centro de Biotecnología de Sfax. El proyecto tiene un duración de tres años y cuenta con una financiación de tres millones cien mil euros.

Añadir un comentario