biogás

El biogás "cae en la lona" con el proyecto de reforma eléctrica

1
“Las tecnologías más perjudicadas en cuanto a disminución del porcentaje de retribución en 2014 son el biogás, la hidráulica, la cogeneración y la solar fotovoltaica”. Desde la Junta de Andalucía hacen este pronóstico e ingenierías, ganaderos y productores de biogás en general lo confirman en una cascada de declaraciones contrarias al proyecto de orden ministerial sobre modificación de la retribuciones para instalaciones de producción de electricidad. Óscar Bartomeu, de Biovec, ya lanzó un claro SOS con una carta “indignada”, y todos piensan que si no se modifica el contenido de la orden el biogás acabará KO sobre la lona.
El biogás "cae en la lona" con el proyecto de reforma eléctrica
Planta de Biovec en una granja porcina de Zaragoza

La semana pasada tuvo lugar en Sevilla la jornada La reforma energética y su impacto sobre la industria renovable andaluza, organizada por la Asociación de  Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean) y el bufete de abogados Garrigues y con la colaboración de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía. Como dato general, esta Administración destacó que “en torno a un 20% del recorte de 1.750 millones de euros en primas a las renovables, anunciado por el Gobierno central para 2014, afectará a proyectos andaluces, lo que hará peligrar más de 3.800 empleos”.

Según la información presentada por la Consejería de Economía, las tecnologías más perjudicadas en cuanto a disminución del porcentaje de retribución en 2014 son el biogás, la hidráulica, la cogeneración y la energía solar fotovoltaica. Por otro lado, “la que sufre una menor merma en sus ingresos es la eólica, mientras que la termosolar y la biomasa, de gran importancia en Andalucía por recurso y aporte de generación, experimentan una bajada del 8 y el 12% respectivamente”, concluye la Junta de Andalucía en un comunicado.

Cataluña se preocupa por el biogás del porcino
En Cataluña, donde el sector porcino cuenta con un importante parque tanto de cogeneración (mayor) como de biogás (menor) para el tratamiento de purines, ha habido durante los últimos días tanto ruedas de prensa como manifestaciones para denunciar el daño que supondría la aplicación de la orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. La Unió de Pagesos, Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), Asaja, la Federación de Cooperativas Agrarias de Catalunya, Porcat i Anprogapor y la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines (ADAP) han hecho piña contra la reforma eléctrico, que también ha conllevado una reunión con el consejero de Agricultura de Cataluña, Josep Maria Pelegrí.

Desde esta consejería reconocen que el sector porcino ha hecho una inversión notable en nuevas tecnologías con producción de biogás que suponen importantes reducciones de emisión de CO2 y de nitrógeno. El propio consejero afirmó que "por la significación social, económica y medioambiental que tienen estas plantas (tanto cogeneración como biogás), reclamamos que la retribución que reciban por la producción de la energía eléctrica permita su viabilidad". Pelegrí añadió que "la orden también debería contemplar mecanismos y períodos que permitan su evolución más allá de los 15 años, yendo hacia sistemas más sostenibles, con introducción de energías renovables (biogás) que contribuyan también a la lucha contra el cambio climático”.

34 euros/MW de costes en plantas que desaparecen
Tras la carta que publicó en el blog de su empresa (Biovec, dedicada a la instalación de plantas de biogás), Óscar Bartomeu insistió en el “camino a la banca rota” que supone para muchos inversores la orden de reforma eléctrica en un artículo firmado por Antonio Cerrillo en La Vanguardia. “Hasta ahora, el sector recibía una ayuda de 14 céntimos el kilowatio hora producido, pero el Gobierno, dentro de su polémica reforma eléctrica, ha anunciado su deseo de reducir las ayudas a unos 10 céntimos el kilowatio hora producido”, se menciona en el artículo.

Óscar Bartomeu recuerda que “nos prometieron un ‘rentabilidad razonable’ y teníamos incluso la esperanza de que nos subirían las tarifas percibidas hasta el momento, ya que según los propios datos del Ministerio y de Boston Consulting (una de las empresas encargadas de hacer el estudio de ‘rentabilidad razonable’) estábamos por debajo o justo en el umbral de los costes”. En esos datos se llegó a considerar que los costes de operación y de mantenimiento eran de 90 euros/MW, como mínimo. Sin embargo, como se explica en La Vanguardia, en el borrador de decreto, para una planta realizada en 2011, se considera que los costes son de unos 56 euros/MW. “Si se han equivocado solicitamos que corrijan rápidamente el error; les aseguro que hay gente que lo está pasando muy mal. Rectificar es de sabios. Tanto el Ministerio, como Boston Consulting solo tienen que aplicar sus propios datos”, concluye Bartomeu.

“El biogás sale a cobrar más sí o sí”
Por último, conviene traer aquí parte de la entrevista que Antonio Barrero realizó a Manuel García, presidente de la sección de Biomasa de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), en el número de octubre de 2013 de la revista Energías Renovables. En ella mostraba una convicción absoluta en la que la modificación de las tarifas con la corrección de la “rentabilidad razonable” sería beneficiosa para el biogás: “en el caso de la biomasa aún podría ser discutible, porque –insisto– puedes hacer muchas trampas, y decir que la inversión fue menor… porque al escalar hasta 50 megas se redujeron los costes… o que la eficiencia… o que la materia prima… pero es que… en lo que se refiere al biogás, con un 7,5, si tú calculas medianamente bien los costes, le sale a cobrar más sí o sí”.

Añadir un comentario
axyz bxyz
La explicación final no entiende de ninguna manera.