biogás

Biogás de Marruecos como mecanismo de desarrollo limpio

0
A mediados de este mes, la Autoridad Nacional Designada (AND) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aprobó dos nuevos programas de actividades de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) dentro de los mecanismos de desarrollo limpio contemplados en el Protocolo de Kioto. Uno de ellos, el primero que tiene lugar en Marruecos, consiste en el establecimiento de sistemas de captura y aprovechamiento del biogás generado en vertederos municipales de este país. El otro, en Vietnam, contempla la instalación de una central hidroeléctrica.
Biogás de Marruecos como mecanismo de desarrollo limpio

“El programa de actividades consiste en el establecimiento de sistemas de captura y aprovechamiento del biogás generado en vertederos municipales de Marruecos, además de sistemas para su quema o aprovechamiento para generación eléctrica o producción de calor. En aquellos casos en los que el gas de relleno sea empleado para generar electricidad, ésta será vertida a la red eléctrica nacional”. Esta es la presentación formal del programa aprobado por la AND española, aunque especifica que se centrará especialmente en el vertedero de Oum Azza, ubicado cerca de la ciudad de Rabat y con una entrada diaria de 1.400 toneladas de basura.

El vertedero, que tiene una tasa de crecimiento anual del 3%, comenzó su actividad en 2007 y está previsto que se clausure en 2027. El programa tiene un periodo de acreditación de siete años (2013 a 2020) y una opción para renovarlo como máximo 2 veces, con lo que cubriría la actividad hasta su cierre, en 2027. La AND estima que las reducciones anuales aproximadas alcanzarán las 138.377 toneladas de CO2 eq/año, lo que supondrán 968.639 toneladas al concluir el período inicialmente establecido.

Sistemas de recuperación, pretratamiento y aprovechamiento de biogás
En la memoria del programa se establece que la reducción de emisiones de GEI  se logrará al “reducir la liberación a la atmósfera del gas de relleno sanitario, práctica habitual en el país”. “En aquellos casos en los que se lleve a cabo la instalación de generadores eléctricos o térmicos –se añade–, se reducirán emisiones adicionales al incrementar el suministro a la red desde fuentes de energía renovable o reducir el consumo de combustibles fósiles para la aportación de calor, respectivamente”.

El programa permitirá instalar sistemas de recuperación, pretratamiento y aprovechamiento del biogás (metano) generado, cuyos componentes básicos son: sistema de colección y pretratamiento de gas, sistema de combustión (antorcha cerrada) e incorporación en determinados casos de unidades de generación eléctrica o térmica. En la iniciativa participan el Fonds d'Equipement Communal (FEC) de Marruecos, el Gobierno de Suecia a través de su agencia de la energía y el Banco Mundial como fideicomisario de la Carbon Partnership Facility (CPF).

18 MW de hidroelectricidad en Vietnam
El otro de los dos programas aprobados recientemente por la AND conlleva el “establecimiento de centrales hidroeléctricas de capacidad instalada igual o menor a 30 MW en Vietnam para la generación de energía eléctrica de origen renovable que será vertida a la red eléctrica nacional”. En concreto, el proyecto consiste en la construcción de una nueva central hidroeléctrica en el río Phin (provincia de Lao Cai, al norte del país) con una capacidad instalada exacta de 18MW y equipada con dos turbinas tipo Pelton de 9 MW. La electricidad generada, estimada en 53.246 MWh al año, será vertida a la red eléctrica nacional. La reducción de emisiones se estima en 30.116 toneladas de CO2 eq/año y las totales en 210.812 toneladas, equivalentes a siete años completos de explotación (2013-2019). Las entidades participantes son el Ministerio de Industria y Comercio de Vietnam y el Banco Mundial como fideicomisario de la CPF.


Añadir un comentario