biogás

Al biogás en España no lo salvan ni los vertederos

0
A la espera de un barómetro exclusivo sobre la evolución del biogás en la Unión Europea en 2012, es interesante fijarse en el general sobre energías renovables que acaba de publicar EurObserv’ER para comprobar, sobre todo, el descenso sufrido en España. Nuestro país pasó de una producción de energía primaria con biogás de 287.000 a 260.000 tep. Dentro de un ascenso generalizado de la producción en la UE (el 15,7% con respecto a 2011), España es el único país entre los principales que presenta este retroceso  y, aunque no son cifras definitivas, ni las referidas a vertederos, principales productores, salvan la caída.
Al biogás en España no lo salvan ni los vertederos

Las cifras pueden variar al alza porque cuando se publicó el barómetro de EurObserv’ER sobre 2011 con datos estimados la producción reflejada fueron 246.000 toneladas equivalentes de petróleo (tep). Son 40.000 tep menos de las finalmente recogidas ahora: 287.000. Sin embargo, por un lado la información se da meses después de la recogida para otros barómetros de biogás (diciembre de cada año) y, por otro, la entrada en vigor de la moratoria renovable y el incremento de las tasas a la producción eléctrica no parecen augurar una corrección muy positiva. Tampoco se vislumbra un futuro mejor, con la reforma eléctrica que modificará y en muchos casos bajará, como en el caso del biogás de vertedero, la retribución del kWh producido.

Al contrario que en España, la tendencia general presentada por EurObserv’ER sigue siendo positiva, ya que se incrementó tanto la producción como el consumo. En el primer caso se estima que la producción de energía primaria con biogás subió un 15,7% en 2012 con respecto a 2011, alcanzando los 12 millones de tep. A la inversa también que en España, el mayor porcentaje lo aportaron las plantas industriales, con el 66,5%, seguidas de las instaladas en vertederos (23,7%) y en depuradoras de aguas residuales (9,9%).

España, el único país entre los principales que baja
Los datos estimados para España otorgan la mayor participación en la producción a los vertederos, con 131.600 tep (145.000 en 2011); seguidos de las plantas industriales, con 100.000 tep (110.000 en 2011); y las depuradoras, con 28.800 tep (32.000 en 2011). España es el único país entre los quince principales productores que baja en sus números y entre los Veintisiete solo comparte este descenso con otros tres países, todos situados en la parte baja de la tabla: Irlanda, Eslovaquia y Estonia.

De nuevo Alemania comanda en solitario y a larga distancia dicha tabla, con más de la mitad de la producción europea: 6,4 millones de tep. La práctica totalidad (6 millones de tep) procede de plantas industriales. El segundo puesto es para el Reino Unido (1,8 millones de tep) y el tercero para Italia (1,2 millones). El resto de países están ya muy lejos de estas cifras. En general se constata un descenso paulatino del biogás de vertedero (solo crece de forma notoria en el Reino Unido, que depende casi al cien por cien de este suministro) debido a la finalización de la vida de algunos de ellos y a la priorización del reciclaje y la reutilización frente al vertido.

152 plantas en Europa inyectan ya biometano en la red de gas
En cuanto al consumo, la estima es de unos 46,3 TWh generados en 2012, un 22,2% mayor que el año anterior. En este caso el 65% provino de plantas de cogeneración y el resto de las que generan solo electricidad. En EurObserv’ER destacan el incremento paulatino de la inyección de biogás depurado (biometano) en las redes de gas, operación que ya realizan 152 plantas en la UE, con Alemania a la cabeza. Estiman que la capacidad de inyección alcance los 113.000 Nm3 (metros cúbicos normales) en 2.017, frente a los 80.390 Nm3 con los que se cerró 2012.

EurObser’ER hace también un balance del impacto socio-económico de la industria del biogás y calcula que el volumen económico generado por la inversión en nuevas plantas, la producción y el suministro de combustible a la agricultura fue de aproximadamente 5.700 millones de euros en 2012. Lógicamente, Alemania encabeza este apartado de negocio y facturación con 2.075 millones de euros, seguido muy de cerca por otra potencia, Italia, con 1.900 millones, y el Reino Unido con 600 millones. España ocupa el sexto puesto con 105 millones de euros, diez menos que en 2011.

Despegue considerable de Italia
El despegue de Italia ya lo confirmó la European Biogas Association (EBA) en un informe de finales del pasado año sobre el número de plantas industriales existentes en la UE. En ese momento se resaltó el ascenso de este país junto a Francia y Reino Unido, que con 1.264, 557 y 312 plantas respectivamente ocupan los puestos 2º, 4º y 7º del ranking. El primero, sobra decirlo, es para Alemania, con 8.700 instalaciones. El tercer lugar es para Suiza con 606 instalaciones, el quinto para la República Checa con 481 y el sexto es de Austria con 436. España ocupa el 22º puesto con 22 plantas y solo supera a Lituania, Chipre, Croacia, Rumania, Bulgaria y Estonia.

Por último, en 2012 el sector sumaba 68.895 empleos directos e indirectos, cifra algo mayor que los 67.525 de 2011. Sin embargo, esta variable es la más engañosa de todas, ya que Alemania, con la mitad de la producción y la inversión, concentra casi el 75% del empleo con 51.000 personas. Italia con similares cifras de negocio, se queda en 5.000 trabajadores, el Reino Unido en 3.500, Francia en 3.200 y España, octava, suma 520, treinta más que en 2011, con lo que se convierte en la única variable que, afortunadamente, crece.





Añadir un comentario