biogás

Agencia Internacional de la Energía: biogás y biometano podrían cubrir el 20% de la demanda mundial de gas

0
El último informe de la Agencia Internacional de la Energía (Outlook for biogas and biomethane: Prospects for organic growth) concluye que si se aprovechara todo el potencial a partir de desechos orgánicos se cubriría “alrededor del veinte por ciento de la demanda mundial de gas actual”. La región Asia-Pacífico aparece con la mayor capacidad de desarrollo, seguidas de América del Norte y del Sur, Europa y África. En Europa, la producción de electricidad con biogás bajó por primera vez en 2018 y la de biometano se ralentiza.
Agencia Internacional de la Energía: biogás y biometano podrían cubrir el 20% de la demanda mundial de gas
Portada del último informe sobre el futuro del biogás y el biometano publicado por la AIE

Posiblemente el biogás sea uno de los campos en el que más tiempo se lleva hablando de su potencial de desarrollo, pero sin que se desarrollen. España presenta un buen ejemplo de ello. Contamos, desde hace más de una década, con un estudio detallado sobre su potencial (el proyecto singular y estratégico Probiogás), pero el último informe estadístico referido a 2018 de la Asociación Europea del Biogás (EBA en sus siglas en inglés) nos vuelve a dejar a la cola en la producción de biogás y biometano en el continente.

En general en ese año (2018 es el último con datos completos), a Europa no le fueron bien las cosas: por primera vez la producción de electricidad con biogás descendió con respecto al año anterior (906 GWh menos) y la producción de biometano creció por debajo de lo alcanzado en 2017 y 2016.

Con este panorama en Europa, que es muy desigual según los países, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó el pasado mes de marzo un informe que relata las potencialidades de la producción de energía con biogás y biometano. De entrada afirman que los recursos mundiales ambos gases renovables “podrían cubrir el veinte por ciento de la demanda mundial de gas y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Mucha materia prima residual sin aprovechar, incluida la forestal para gasificación
En un reportaje publicado en Euroactiv en septiembre de 2019 sobre el futuro del biogás en Europa se recordaba que la producción de biogás y biometano actual es de dos mil millones de metros cúbicos de gas (2 bcm), menos del 0,5 por ciento de la generación total anual de este combustible: 470 bcm.

Que el potencial es mayor de lo que se aprovecha también lo reflejó la Cumbre Mundial del Biogás celebrada en julio del pasado año en Birmingham (Reino Unido). Allí se presentó el informe Potencial mundial de biogás, elaborado por la Asociación Mundial de Biogás. En él se afirma que, a pesar de los cincuenta millones de microdigestores y 132.000 digestores de pequeña, mediana y gran tamaño que operan en todo el mundo, solo se aprovecha entre el 1.6 y el 2.2 por ciento del potencial total de biogás.

El informe de la AIE afirma que hay “un potencial enorme sin explotar en torno a materias primas como residuos de cultivos, estiércol animal, residuos sólidos municipales, aguas residuales y, para la producción directa de biometano mediante gasificación, residuos forestales”. “Esta evaluación considera solo aquellas materias primas que no compiten con los alimentos por las tierras agrícolas”, apostillan.

Más materias primas sostenibles de residuos en 2040
Aseguran también que “cada parte del mundo tiene un alcance significativo para producir biogás y/o biometano, y la disponibilidad de materias primas sostenibles para estos fines crecerá en un cuarenta por ciento hasta 2040”. Por regiones, las mayores oportunidades las centran en la región de Asia-Pacífico, debido al rápido aumento del consumo de gas y las importaciones en los últimos años. Otras regiones con posibilidades significativas son América del Norte y del Sur, Europa y África.

La AIE afirma que este potencial general crecerá rápidamente durante las próximas dos décadas, “debido a una mayor disponibilidad de las diversas materias primas en una economía global más grande, incluida la mejora en la gestión de residuos y de los sistemas de recogida de basura en muchas partes del mundo en desarrollo. Y no tan en desarrollo, ya que ciudades como Madrid no implantó el contendor marrón para la recogida selectiva de los residuos orgánicos hasta el pasado año.

Excepto el de vertedero, el biometano sigue siendo más caro que el gas fósil
Pero el informe constata igualmente que, todavía hoy, y especialmente en el caso del biometano, es más caro de producir, con excepción del procedente de vertederos, que el gas fósil, aunque auguran que “la brecha de costos se reducirá con el tiempo”. A parte de la mejora tecnológica, consideran que “el reconocimiento del valor de las emisiones evitadas de dióxido de carbono y metano contribuye en gran medida a mejorar la competitividad en costos del biometano”.

Con anterioridad al trabajo de la AIE, otros informes, como el del International Council on Clean Transportation, rebajaban el potencial del veinte por ciento que ahora presentan, otorgándole un doce por ciento de la demanda total de gas hasta 2050. En 2018, un estudio elaborado por la consultora Ecofys para Gas for Climate pronosticaba que con una producción de biometano de 1.072 TWh (98 bcm) en 2050 se cubriría el veintidós por ciento del consumo de gas actual.

Añadir un comentario